Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 15 de agosto de 2011

Visiones capítulo 25

Capítulo 25º- Abriendo el corazón
-Así que ahora tienes algo que perder… -dijo con maldad.

-No te dejaré que te acerques a mi bebé. –juró ella.

            En cuanto Kirian escuchó esa frase de la boca de su prometida supo lo que ocurría, supo que Warren se encontraba allí aunque él no tuviera forma de verlo. Se colocó delante de ella a modo de escudo, tratando de encarar a Warren aunque no le viera.

-No te acercarás a ella, ¡Jamás te la llevarás! ¡Tendrás que pasar por encima de mi cadáver! –gritó enfurecido.

-Kirian es mejor que no te metas… -dijo Evelyn muy asustada.

-¡Estoy harto de que creas que porque no tengo tu don no pueda protegerte de tipejos como Warren!

-No quiero que te haga daño…

-¿Acaso crees que voy a quedarme quieto sabiendo lo que quiere? ¡No consentiré que me deje sin mi prometida y mi hijo!

-¿Te crees muy valiente? –preguntó Warren aunque sabía que Kirian no le escucharía. –Parece que tu prometido tiene demasiadas agallas, no sabe a lo que se enfrenta…

-Déjale, no le hagas nada. Y deja en paz a Verónica. –dijo tratando de controlar su miedo.

-Eres igual que tu madre… Siempre creía que podía solucionarlo todo, siempre encontraba la solución a todo. ¡Pero no le importó partirme el corazón!

-El amor no se puede controlar, no creo que mi madre quisiera hacerte daño. –dijo intentando razonar con él.

-Pagarás tú el daño que ella me hizo. –juró.

-¿Pero es que no te das cuenta de lo que estás haciendo? –preguntó a gritos mientras la desesperación podía con ella. –Si tanto dices que querías a mi madre, si tanto deseabas que yo fuera tu hija, deberías protegerme no tratar de matarme. Cuando realmente se ama a alguien se trata de buscar su felicidad, no de dañarla.

Warren se quedó callado, no esperaba una reacción así, ni tampoco las palabras y verdades que le acababa de decir Evelyn. No sabía cómo reaccionar…

-Así que o no quería tanto a mi madre como dices, o te estás equivocando mucho en la forma de actuar. –dijo ella.

-Yo…

            Evelyn no podía creerlo, parecía estar viendo remordimientos en el rostro de Warren. Quizás se daba cuenta de que llevaba razón, que no debía ni podía actuar así…

-Lo siento… -dijo Warren.

-¿Cómo?

-Yo amaba y amo a tu madre. Me gustaría que fueras mi hija, pero no lo eres… Pero me aterra estar solo…

-Allí no estarás solo. Si cruzas al otro lado serás feliz. –contestó ella.

-¿De verdad?

-Si.

-Lo siento…

-Ya da igual. –contestó con una sonrisa.

-Dime qué es lo que pasa. –dijo Kirian casi con exigencia.

-Warren se ha dado cuenta de que tengo razón y va a cruzar al otro lado.

-¡Qué se largue de una vez y nos deje vivir tranquilos! –gritó totalmente fuera de sí.

-No te pongas así…

-Él lleva razón… -contestó Warren abatido. –Pero me han faltado tantas cosas por hacer… Y nadie me recordará…

-Yo sí.  –respondió ella.

-¿Lo dices de verdad?

-Sí. De verdad. Pero debes cruzar.

-Eres como imaginé que podía haber sido mi hija si la hubiera tenido… -suspiró acercando la mano al rostro de Evelyn.

-Cruza al otro lado para poder ser feliz. Dentro de muchos años iré y también te veré allí. –contestó dedicándole una pequeña sonrisa.

-Tu bebé hará grandes cosas, como tú. Ten cuidado…

            Momentos después Warren desapareció de la estancia no sin antes dejar en Evelyn una sensación de paz, tranquilidad y felicidad que la inundó por dentro.

-¿Qué ha pasado? ¿Ya se fue? –preguntó Kirian.

-Por fin ha comprendido lo mal que actuaba. No era malo, solo estaba demasiado resentido. Además le aterraba estar solo…

-Prefiero que no esté.

-No seas cruel…

-¿Y Verónica? ¿También se fue?

-Está aquí todavía. –dijo girando la cabeza a la izquierda. -¿Estás bien? –preguntó mirándola.

-Ya no siento nada malo… -comentó con una sonrisa.

-¿Tienes las pruebas que necesitamos?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Cristina dijo...

me encantaa!! jolin como te lo curras ehh!! menos mal k warren se a ido para siempre aiiss k guay spero k vronica pueda cruzar y k evelyn kirian y el bebe sten bien bss guapa sigue asi =)

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.