Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

martes, 16 de agosto de 2011

Visiones Capítulo 26

Capítulo 26º- Recogiendo pruebas
-Sí, tengo fotos.

-¿Fotos sobre qué? –preguntó ella.

-Fotos mías desnuda, fotos de cuando estaba conmigo… -dijo con tristeza.

-Lo siento mucho… De verdad… Pero con esas fotos podré denunciarle para que se haga justicia.

-Gracias…

-Debes darme las fotos ¿Dónde están?

-En mi casa, en su escritorio del estudio.

-Tengo que ir a coger las fotos.

-¿Qué estas diciendo de ir a por unas fotos? –preguntó Kirian intuyendo lo que sucedía.

-Las pruebas para denunciar al padre de Verónica. –contestó ella.

-No, ni pienses que vas a ir estando embarazada.

-Pero hay que coger las fotos para poner la denuncia. –intentó razonar ella.

-¿Y no es más seguro y más fácil que ella coja las fotos?

-No quiero volver a esa casa… -contestó Verónica al escuchar la propuesta de Kirian.

-No tienes que volver.

-Tú no vas a ir. –contestó su prometido de forma autoritariamente.

-Hay que coger las fotos.

-Pues iré yo. –respondió él.

-¿Harías eso?

-Por ti… Haría cualquier cosa. Iría al infierno… -suspiró abrazándola.

            Estuvieron hablando con Verónica para saber cómo encontrar las fotografías y les estuvo contando las cosas que hacía y los horarios que tenía para así poder entrar en la casa sin ser visto.

            Tenían que calcular todo perfectamente pues temían que algo pudiera salir mal y que Kirian acabase entre rejas. Querían coger las fotos al día siguiente, no pensaban esperar más tiempo a que cambiase sus rutinas o a que se deshiciese de las fotos que tanta falta les hacían.

            Fueron por la tarde, pues el padre de Verónica solía marcharse a un bar cercano a tomarse varias cervezas hasta la hora de la cena. Era el momento idóneo para ir. Kirian debía entrar por una ventana trasera que estaba rota y no cerraba del todo.

-Ten mucho cuidado. –dijo Evelyn abrazándose a él.

-Tranquila. No va a pasar nada.

-No quiero que el bebé crezca sin padre…

-No me perderás. No estarás sola, y el bebé tampoco. –dijo apoyando su mano en el vientre todavía plano.

-Te quiero.

-Y yo, preciosa.

Se dieron un beso muy apasionado antes de que Kirian se pusiese en marcha. Debía estar concentrado y hacerlo muy rápido. Cuanto antes saliera de esa casa con las fotos, mucho mejor para todos.

Kirian se acercó con sigilo a la casa pero despacio, no quería levantar sospechas en las casas vecinas.  Fue hasta la parte trasera donde estaba la ventana que Verónica le había dicho. La levantó con cuidado y se abrió.

Se introdujo en la casa con cuidado para evitar romper nada o mover ningún objeto, no debía dejar rastro de su presencia allí. Una vez que estuvo dentro caminó por la estancia observando el desorden y la suciedad.

Por lo que le había dicho Evelyn, Verónica había explicado que las fotos estaban en el escritorio del estudio, así que debía llegar hasta esa habitación, abrir el cajón, coger las fotos y marcharse lo antes posible.

Caminó por el pasillo en busca del estudio, abrió un par de puertas que resultaron ser dormitorios. Al fin dio con el estudio y se introdujo en la estancia. Encendió una pequeña linterna que llevaba en el bolsillo.

Llegó hasta el escritorio y se puso a abrir los cajones. En el segundo cajón en el que curioseó encontró un gran montón de fotografías. Reconoció a Verónica porque Evelyn se le había descrito.

Recogió todas las que encontró dentro del cajón y las metió en una pequeña bolsa que llevaba en el otro bolsillo del pantalón. Después volvió a cerrar el cajón y salió de la estancia con sigilo.

Caminó por el pasillo con rapidez pero tratando de no hacer ruido. Entonces escuchó cómo la puerta de la entrada se abría, tuvo que salir corriendo hacia la ventana para salir de allí.

Corrió todo lo que pudo y se escondió tras los arbustos de la parte trasera. Se quedó quieto unos segundos para asegurarse de que no le había visto nadie. Cuando vio que nada parecía raro y no había nadie alrededor, salió de allí lo más rápido que pudo.

A dos calles se encontraba Evelyn junto al coche. Al ver llegar a su prometido se lanzó contra él y cayeron al suelo por la fuerza con que se apretó contra él.

-¿Estás bien?

-Tranquila. Estoy bien. –dijo sonriendo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Cristina dijo...

aiiss k corto se me a echo pero sta geniaaal me ha encantado guapa! k bien k ya tenga las pruebs a ver si todo sale bien =) bss

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.