Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 19 de septiembre de 2011

Acechados capítulo 12

Capítulo 12
            Unos días más tarde, las cosas estaban bastante tranquilas o al menos pensaban ellos...

Cristian y Kirian estaban preocupados pero tampoco habían notado nada raro, nadie esperando o vigilando. Todo era muy extraño…

-¿Crees que ya no nos acosa? –preguntó Kirian.

-No lo sé… Lo dudo mucho. Además estoy pensando que, de esto es de lo que trataba de avisarme la chica en los sueños.

-Pero ¿Y esa chica quién es? –preguntó su amigo desconcertado.

-Ni idea, pero estoy agradecido por su aviso.

-Bueno, en resumen ¿Qué vamos a hacer?

-Esperar a volver a ver al chico, que se delate o que haga algo que nos de ventaja. –explicó Cristian.

-Esperar es un fastidio… -protestó como si de un niño pequeño se tratase.

-Pareces un crío pequeño. –se burló su amigo con una amplia sonrisa mientras Kirian se ruborizaba por su comportamiento.

                                               ****

            Días más tarde, las cosas seguían en relativa tranquilidad en la casa. Los cuatro estaban muy felices, y Evelyn crecía cada día. Tanto Melinda como Delia se desvivían con ella. Y sobre todo desde la noticia del embarazo de Delia, que estaba más sensible que de costumbre.

            Tenía en brazos a Evelyn que se movía y hacía sonidos guturales como respuesta a las carantoñas de su tía. De repente, Delia se puso a llorar y su hermana se alarmó al ver las lágrimas que brotaban de sus ojos.

-Hermanita ¿Qué te pasa?

-Es que es tan bonita… -dijo entre balbuceos.

-¿Lloras porque tu sobrina es bonita? –preguntó medio riéndose.

-Es que estoy asustada, por si mi bebé no nace sano…

-Hermanita… -suspiró Melinda abrazando a su hermana. –No tienes que tener miedo. Tienes que pensar en positivo.

-Es que… no sé, algo me dice que mi bebé estará enfermo o le pasará algo.

-No tienes que pensar esas cosas. Pero aunque tuviera alguna enfermedad no pasa nada. Le cuidaremos y haremos todo lo que podamos para que se recupere. Pero como te acabo de decir, no tienes que pensar esas cosas.

-Vale… -dijo Delia secándose las lágrimas con una mano mientras que con la otra seguía sosteniendo a Evelyn.

-Chicas ¿Qué os pasa? –preguntó Kirian entrando a la estancia.

-Tu novia, que está muy sensible.  –dijo Melinda alegremente.

-¿Y eso?

-No sé, tengo una mala sensación por el bebé…

-Seguro que será un niño precioso. –dijo Kirian besándola en la mejilla y colocando la mano en su tripa todavía sin abultar.

-¿Niño? –preguntó su novia.

-Hombre, claro, para poder enseñarle a jugar al fútbol. –contestó orgulloso.

-No. Va a ser una niña para que pueda malcriarla y comprarle mucha ropa. –dijo Melinda sonriente.

-¿Cómo?

-Yo también quiero que sea niña. –dijo Delia.

-Dos contra uno. –añadió Melinda sacándole la lengua.

-¡Cómo se nota que sois hermanas!

-Oye, que me pierdo la diversión. –dijo Cristian entrando con mucho esfuerzo al escuchar tanta risa.

-No digas eso… -comentó su amigo.

-Me siento torpe e inútil… -protestó irritado.

-Mi amor, no eres torpe ni nada de eso. Solo que ahora estás convaleciente. –respondió su mujer acercándose a él.

            Evelyn se puso a llorar y Cristian fue a por ella que se encontraba en brazos de Delia. Kirian quiso ayudarle pero él apartó el brazo de forma brusca.

-¡No, yo puedo solo! ¡Quiero coger a mi hija sin ayuda! –gritó molesto.

-Vale, tranquilo.

            Cristian se sentó en una silla que le acercó su amigo y cogió en brazos a su hija. Y le hizo carantoñas para que ella sonriera. Pocos segundos después levantó la cabeza y miró a su familia.

-Lamento haberme puesto así, es que no me gusta sentirme torpe. –se disculpó de forma sincera.

-No pasa nada. –contestó su amigo.

-Además ya sabes que te queda poco tiempo de necesitar ayuda. –le recordó su mujer.

-Me va a dar mucha penita tener que estar lejos de mi hermana y mi sobrinita cuando te recuperes... –dijo Delia con gesto triste.

- Y a mi...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

Hadelqui dijo...

Está genial ^^
Sabes que me encanta y no te preocupes por tardar en subir otro, ya te lo dije por msn, lo importante es que tu sigas con las mismas ganas de escribir, nosotras esperaremos lo que haga falta.

Y por ideas, prefiero darte alguna por msn cuando te vea, se me ocurren mas que escribiendolo aqui jejejeje.

Un beso wapa.

Ana Carlisle

Cristina dijo...

ooohh!! me encantaa!!! esta genial =)

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.