Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 31 de marzo de 2011

Entrevista en el Club de las escritoras

hola a tod@s!
bueno ya sabéis que hace unos días... (no recuerdo cuántos....) colgué una entrada hablando del blog El club de las escritoras del que soy socia :) y Dulce cautiva nos ha querido hacer una entrada con una entrevista para que la gente nos conozca más. así que os pongo las prenguntas y mis respuestas irán debajo con el número correspondiente, espero que os guste y que os sirva para conocerme un poquito mejor :)

1. ¿De donde eres y que edad tienes?.
2. ¿A que edad descubriste tu pasión por la lectura?.
3. ¿Y por la escritura?.
4. ¿Alguna vez has intentado que alguna editorial te publicara?, y en ese caso... ¿Cúal fue el resultado?.
5. ¿Cuantas historias tienes ya terminadas y cuantas en proceso?.
6. En el pasado... ¿habías pensado alguna vez en llegar a compartir tus escritos con los demás, o jamás llegaste a esa conclusión hasta que por medio de la existencia de los blogs, decidiste hacerlo?.
7. ¿Que genero te gusta más a la hora de escribir, lo sobrenatural, histórico, erótico, de todo un poco...?.
8. ¿Que criatura nocturna te gusta más, los vampiros, demonios, licántropo... o ninguna?.
9. ¿Con que frecuencia sueles escribir, una vez a la semana, todos los días...?.
10. ¿Te ha parecido interesante esta iniciativa de Dulce Cautiva, o simplemente te es indiferente?.
.................................................................................................................................
1- Soy de Leganés (Madrid) y tengo 24 años
2- Mi pasión fue desde bien temprana edad, pero tuve unos 5 años que cogí distancias con los libros a causa de una profesora odiosa. Pero hará 3 años que recuperé mi pasión
3-Siempre me gustó hacer redacciones y de todo, pero no me lancé a escribir relatos hasta hace un año y medio
4-Si que lo intenté. Pues la primera trató de timarme y casi dejé de escribir por ello. Ahora estoy esperando la respuesta de la Editorial Planeta con uno de mis relatos
5-Terminadas como 20, en proceso ahora mismo tengo 5
6-No lo había pensado por el hecho de que no me parecía lo suficientemente bueno, fue gracias a tres amigas que me convencieron :)
7-Me gusta lo realista con escenas de cama, pero ahora estoy probando con el género fantástico y me gusta bastante :)
8-Vampiros por supuesto!!
9-Todos los días a no ser que por trabajo u otra razón no tenga tiempo
10-Me ha parecido muy interesante, y me he divertido mucho!!!

La verdad es que me gustó mucho la iniciativa de Dulce, me diverti mucho y espero que os gusten mis respuestas jeje. Si alguien quiere preguntar algo más sabe que puede hacerlo a través de formspring o si tiene blog pues con su blog o como prefiera :)

un beso
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo 36

36º-Declaración sincera


Melinda le hizo tumbarse, y empezó a darle un masaje en la pierna que le alivió bastante. Realmente había hecho demasiado esfuerzo con la pierna y ese masaje le estaba viniendo muy bien.

Pero tanto relax y estimulación, empezaron a hacer que Cristian empezara a excitarse con el contacto de las suaves manos de Melinda. Acarició el cuerpo de Melinda y ella suspiró.

A los pocos segundos el miembro de Cristian se puso erecto, con lo que Melinda esbozó una sonrisa. Se colocó encima de su novio y empezaron a besarse de forma apasionada.

Se acariciaban a la par que se besaban de forma intensa, haciendo que sus respiraciones se agitasen poco a poco. A los pocos minutos comenzaron a quitarse la ropa hasta que estuvieron desnudos frente a frente.

Cristian estaba feliz de volver a tener a su novia entre sus brazos, disfrutaba de su suave tacto como el terciopelo. Las caricias aumentaron, los besos también… Sus zonas íntimas se rozaban de forma sutil…

Cristian estaba tan excitado que no pudo aguantar más, se movió para poder entrar en Melinda. Ambos suspiraron de placer cuando hizo eso. Comenzaron a moverse de forma acompasada pero lenta, necesitaban disfrutar de aquel momento al máximo.

Se movían lentamente pero sintiendo las caricias que se proporcionaban de forma mutua. Llegaron pronto al clímax pues ambos estaban muy excitados. Fue un momento de entrega mutua y de expresión de sentimientos, no era necesario decir nada más pues ya lo habían dicho todo con hechos.

Pasado un rato en el que se quedaron abrazados, Melinda suspiró recordando lo mal que lo había pasado cuando Javier le había secuestrado, no pudo evitar acordarse de lo que le había obligado a hacer y sus ojos se pusieron lacrimosos.

-Ey, ¿Qué ocurre, preciosa? –preguntó Cristian al ver las lágrimas de sus ojos.

-Es que… Me acordé de cuando me secuestró Javier y… -dijo abrazándose a él con fuerza.

-No me llegaste a decir lo que te hizo ese canalla… -contestó él tratando de mantener la compostura.

Melinda dudaba sobre si decírselo o no, para ella ya había sido bastante humillación lo que tuvo que pasar. Pero finalmente cogió aire y le relató lo sucedido con Javier.

Cuando acabó de relatar todo lo ocurrido, Cristian estaba intentando controlar su genio para no enfadarse y ponerse furioso, pero lo cierto es que le estaba costando mucho. Melinda para intentar calmarle, le besaba tratando de tranquilizarle.

-¿Estás enfadado conmigo? –preguntó con miedo.

-¿Cómo crees que podría enfadarme contigo por eso? –preguntó él. –Ese mal nacido se aprovechó de ti y yo no pude impedirlo…

-Ya no lo pensemos más, por favor… -pidió ella. –Solo quiero olvidarlo todo.

-Está bien. –contestó él. –Además tenemos al bebé en camino. –dijo alegremente.

Ella sonrió ante el comentario. Por fin volvía a estar ilusionada con el embarazo, ya que había arreglado las cosas con Cristian. Pero su novio se levantó dejando a la vista su escultural cuerpo.

-¿Dónde vas así? –preguntó ella incorporándose en la cama y tapándose con la sábana.

Cristian no respondió, tan solo fue junto a la mesilla y abrió el primer cajón para buscar algo. Melinda no veía lo que buscaba, ni tampoco vio lo que sacó del cajón antes de cerrarlo.

Se giró, volviendo a la cama con una de las manos escondidas tras la espalda y con una sonrisa en el rostro.

-¿Qué me ocultas? –preguntó ella.

-Ponte de pie. –pidió él.
Ella cogió la sábana, se tapó y se levantó de la cama. Después él la besó cariñosamente antes de arrodillarse en el suelo.

-Melinda, desde aquel día que te conocí has sido mi razón para vivir, tú y esa niñita adorable que para mi es mi hija. –dijo mirándola a los ojos. –Sé que sin vosotras no puedo vivir.

-Cariño, ya me has pedido perdón antes. –comentó ella.

-Lo sé. Y por eso… -no terminó. Pues sacó la mano de la espalda, mostrando una cajita de terciopelo azul, la abrió y mostró un anilló con un pequeño diamante. –Melinda, quiero amarte durante el resto de mi vida y formar una familia. ¿Querrás hacerme el hombre más afortunado del mundo casándote conmigo?

Para Melinda era una situación extraña, no solo porque no se esperase algo así por parte de Cristian, si no por el hecho de estar desnudos y tras todo lo ocurrido. De la emoción empezó a llorar.

-Sí. –fue lo único que pudo decir.

Él se levantó del suelo, abrazándola con pasión se fundieron en un gran beso, como los de las películas románticas, que parecía no acabar nunca. Quiso salir de la habitación pues estaba tan eufórico que necesitaba decírselo a sus amigos, pero Melinda le detuvo por el brazo.

-¿No crees que deberías vestirte antes de salir a decírselo? –preguntó Melinda riéndose.

-Uy… -dijo sonrojándose.

Se vistieron, dedicándose miradas cómplices el uno al otro. Después se dieron otro beso, no sin que antes Cristian le pusiera el anillo en el dedo anular a Melinda. Cuando hizo eso, salieron directos a decirles a sus amigos la buena noticia.

Delia lo supo nada más ver el anillo y se abrazó a su amiga con gran ímpetu. Kirian les dio la enhorabuena.

-Me alegra que por fin deis el paso. –dijo abrazando a su amigo.

-Todo lo que ha pasado solo me ha servido para darme cuenta de que debí hacerlo hace mucho. –contestó él.

-Bueno, lo importante es que ya por fin te decidiste. –dijo él alegremente.

-Gracias por estar a mi lado siempre, apoyándome. –respondió Cristian mirando a su amigo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 30 de marzo de 2011

Noticias y novedades

hola!
os quiero contar alguna que otra cosilla. Así que aprovecho una entrada para asi ahorrar tiempo y eso. Os paso una nota de prensa de Atlantis

NOTA DE PRENSA
Ediciones Atlantis presenta “El secreto de Dalí”, una novela de amor e intriga que conduce al lector hasta el misterio más celosamente guardado del genial pintor Salvador Dalí.

Argumento
Andrés Ramírez, tras un desengaño amoroso, queda sumido en una profunda depresión que cambia por completo su vida. El hombre de éxito al que sonríe la fortuna, se convierte en un ser huraño, resentido y completamente alcoholizado. En este contexto, comienza a tener unos sueños repetitivos en los que la figura de un hombre se le aparece pidiéndole ayuda y que vaya a Cadaqués. Solamente él puede ayudarle. Andrés irá a este pueblecito del Alt Ampordá donde encontrará su auténtico destino.

La autora
Mercedes del Castillo
(Barcelona, 1967)
Desde su adolescencia pasó por varios trabajos, como camarera y empresas de servicios. En 1999, después de separarse, empezó a trabajar como tarotista en una empresa de Barcelona. A partir de ahí, aumentó su interés por ayudar a las personas y en 2008 se titula como coach o entrenadora personal.

Su interés por los libros desde niña le lleva a descubrir su gran pasión, escribir.
Actualmente reside en Sitges.

..............................................................................................................................................................

Más cosas.!!

Supongo que algun@s ya vísteis el video en el canal, pero lo pongo por aqui. jeje ya sabéis que hago mucho el tonto y además estaba bastante espesita.


"Cadena de Premiados"´


Aquí la maravillosa y enigmática Divinum eximia me ha otorgado este premio que además es una cadena que otorgaré a otros blogs, con lo que será tarea difícil. Gracias a la enigmática y misteriosa Divinum. (Estaré esprando tu visita a Madrid eh?)
Aparte, tengo que contar tres verdades y tres mentiras sobre mí. Uy cosilla complicada...
Verdades:
Soy muy perfeccionista con los relatos
Mi vicio son los conguitos y lacasitos
Mi color favorito es el azul

Mentiras:
Me gusta el café
Odio el cine
hago deporte todos los días

tengo que nominar a los blogs, tarea muy muiy difícil.

pero aprovechando que me concedieron otro pemio en el que también hay que nominar a 10 blogs, pues sigo con el premio y abajo estarán todos los blogs nominados :)
Le quería dar las gracias a Beita por darme este premio tan bonito porque me gustó mucho y porque veo que a diario comenta y eso es precioso :) sabes que te adoro



Tengo que poner también verdades y mentiras y nominar a 10 blogs.

Las verdades y mentiras pues pongo otras más jeje

verdades:
Me gusta ponerme faldas
Mi estación favorita es el verano
Odio las verduras

Mentiras
Se me da bien el inglés
Cuido bien de las plantas
Me gusta en invierno

Ahora sí, los 10 blogs nominados.

Ligeia de Incendio de nieve http://incendiodenieve.blogspot.com/
Josu de Libros por leer http://librosporleer.blogspot.com/
Alezeia de Memorias de Alezeia http://alezeiawriter.blogspot.com/
Arantxa de Ciudad fantasía http://ciudadfantasia.blogspot.com/
Verónica de Dragonfly http://vptdragonfly.blogspot.com/
Niva de Equinoccio http://www.equinoccioblog.com/
Mandarina de Libros con alma http://www.librosconalma.com/
Patry de El blog de patry http://patry8828.blogspot.com/
Elefil de Leer y mucho más http://elrincondeelefill.blogspot.com/
Natalia de Arte literario http://arte-literario.blogspot.com/
Como véis, muchas muchas cositas que os tenía que contar y la verdad, la entrada la subí un poco tarde, pero los miércoles que tengo extraescolares y mis clases de la oposición, salgo muy tarde y entre la cena y todo pues no me da tiempo a más jeje.

un beso
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo 35

35º- Valentía


-Papi, papi ayúdame. –dijo mirando a Cristian.

Esas palabras de la niña, hicieron que Cristian sintiera como un golpe en su corazón. Apartó a uno de los policías y se abalanzó sobre el atracador, empujándolo. Él se desestabilizó.

En ese momento, la niña sintió que los brazos que la atrapaban, se aflojaban y se soltó con bastante esfuerzo, cayendo al suelo. Se dio un gran golpe en una de las piernas y lloró de forma intensa.

-¡Imbécil! –gritó Cristian.

Intentó forcejear con él, estaba furioso, fuera de sí como nunca lo había estado. Había pasado los peores días de su vida sabiendo que la niña y Melinda ni se querían acercar a él, así que no permitiría que nadie las hiciera daño.

Pero los policías se acercaron para separarles, es cierto que les costó bastante pues Cristian estaba excesivamente enfadado.

-¡Tranquilícese! –gritó uno de los policías mientras otros dos le sujetaban.

Cristian se zafó de los policías para ir junto a Evelyn que estaba llorando en el suelo abrazada a Melinda. Las miró a los ojos y no hizo falta decir nada, las abrazó con fuerza y ellas recibieron a Cristian con mucho ímpetu.

-Lo siento mucho mis chicas… Perdonadme por lo estúpido que fui con vosotras. –dijo suspirando.

-Papi… -dijo Evelyn haciendo pucheros.

-Mi niña… ¿Me perdonas? –preguntó levantando su cabecita con suavidad.

-Si. –contestó alegremente. –Te quiero mucho papi.

-¿Te hizo daño ese hombre malo? –preguntó observando si la niña tenía alguna herida en el cuerpo.

-Si. –dijo haciendo más pucheros.

-Sshh… Tranquila, ya pasó. –contestó él abrazándola con más fuerza.

La policía detuvo al atracador que puso bastante resistencia. Mientras, estuvieron tomándoles declaración a Delia y a Melinda para poder poner la denuncia y hacer los papeles.

-¿Podemos irnos a casa ya? –preguntó Kirian abrazando a su mujer.

-Si, aunque si les necesitamos les volveremos a llamar. –dijo el policía. – ¿La niña necesita atención médica?

-Ha sido un golpe sin importancia. –contestó Melinda. –Prefiero llevármela a casa para que descanse.

-De acuerdo.

No esperaron más, se marcharon pues necesitaban descansar y olvidar todo el tema. Melinda y Evelyn no soltaron a Cristian en todo el tiempo. Él sentía dolor en la pierna pero no le importaba, su único afán era estar con sus dos tesoros.

Se sentaron en el sofá los cinco sin poder creer todo lo que había pasado en escasas horas, parecía para una película. Para tratar de desconectar, pusieron un rato la televisión.

Pusieron una película para que Evelyn pudiera verla, pero habían sido tantas emociones que se durmió en los brazos de su madre. Ella la miró con preocupación, pues se notaba la señal de la navaja en el cuello, y tenía un moratón en la pierna a causa de la caída.

-Me asusté tanto cuando ese hombre la cogió… -dijo suspirando.

-Cuando le escuché hablar casi me vuelvo loco. –contestó Cristian apretando los puños.

La niña se movió agitada, pero no llegó a despertarse. Eso hizo que ambos sonrieran de forma desmesurada. Cristian sabía que habían arreglado las cosas, pero ya sabía lo que debía hacer.

-Mel, lamento lo que dije aquel día. –dijo. –Fui un estúpido por insinuar algo tan horrible y me siento fatal por ello. Espero que me perdones.

-Me enfadé mucho… Pero te quiero. –contestó con seguridad.

-No sé lo que podré hacer para compensarte lo idiota que he sido. –respondió.

-Me basta con que no vuelvas a insinuar algo así. –dijo acariciando su rostro.

-Eso no tienes ni qué decirlo. –contestó con seguridad. –Pero algo haré para compensarte todo lo malo que hice.

Se besaron de forma apasionada, urgente, pues se habían necesitado mutuamente. Suspiraron ante el esperado beso... Miraron a sus dos amigos que estaban también dormidos en el sofá, abrazados de forma muy tierna.

-Mejor vamos a echar un rato a la niña y así podemos estar a solas, y les dejamos descansar. –propuso Melinda entre susurros.

Cristian se levantó siseando de dolor, pues la pierna le molestaba un poco de haber hecho tanto esfuerzo. Melinda se percató de su gesto y se preocupó por él.

-¿Te duele mucho? –preguntó cogiendo su mano, pues con la otra Cristian sujetaba a la niña.

-No te apures, no es nada. –dijo él intentando tranquilizarla.

-Se me está ocurriendo algo… -contestó con una pequeña sonrisa.

Dejaron a la niña en su habitación, dormida plácidamente en la cama como si de un pequeño angelito se tratase. Ellos se fueron a su habitación. Cristian hacía varios días que no dormía allí por la discusión que habían tenido…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 29 de marzo de 2011

Varios avisos

hola a tod@s!
¿Qué tal estáis? yo como sabéis estuve en el fin de semana en Londres, que más abajo tenéis la crónica y que espero que os gustase. Se me hizo corto pero luego en Agosto iré unos días más con mi novio jeje. Así que en verano tendré más tiempo para ver las cosas y para hacer una crónica más larga :P

En fin que os quería contar unas cuantas cosillas y casi mejor que las hago todas en la misma entrada para ahorrar tiempo y entradas :)

Una amiga mía, tiene una perrita de acogida, pero no puede tenerla más tiempo, necesita que la adopten ya. Así que si alguien quiere una perrita, que aproveche la oportunidad de acoger a ésta, porque es una preciosidad.
Si alguien está interesado en adoptarla, me dejáis un e-mail en misuenoenpapel@gmail.com y ya os pongo en contacto con mi amiga para concretar las cosas y demás.

¡Más cositas!

Algunas ya lo habéis visto porque lo tengo puesto en el blog, pero quedé en tercer lugar en el concurso de relatos de Karol. Estoy muy contenta porque fue gracias a vuestros votos. Aquí tenéis la portada tan maravillosa que Karol me hizo
Tenéis un gadget en el sidebar izquierdo arriba del todo, y si pincháis en esa imagen os podéis descargar el PDF de mi texto. La verdad es que me gustaría dar las gracia a Karol por el magnífico concurso y darle las gracias por la portada y el PDF:

Ya sabéis que he dicho que voy a activar un sorteo. Me faltan un par de libros más y luego activaré el sorteo, la verdad es que estoy deseando activarlo y sobre todo que os guste y que os gusten los premios.

Además, hoy está siendo un dia... digamos completo. Un buen día, con grandes cosas, y con posibles buenas noticias. Digo posibles porque todavía no sé nada, no tengo nada claro y no hay nada de nada. Pero la verdad es que podrían ser cosas buenas. Por el momento, solo os digo que al menos estoy haciendo todo lo que está en mi mano porque pasen cosas buenas, pero lo que es seguro es que os diré todas las cosas buenas que vaya sabiendo.

Por cierto, ya para acabar, me gustaría daros las GRACIAS por esas más de 52.200 visitas, sin vosotros y vosotras este blog no serìa nada. Muchas gracias de todo corazón.

un beso
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo

34º- Impulso del corazón


Durante las siguientes semanas, las cosas fueron a peor. Melinda no se hablaba con Cristian, intentaba no estar con él en la misma habitación, hacía todo lo posible por estar lejos de él. Incluso se había ido a dormir a la habitación de Evelyn ya que no quería estar con él.

Todo eso solo hacía que Cristian se sintiera terriblemente mal, cada día estaba más deprimido y para colmo, llevaba unos días que no había mejorado nada con la pierna, si no que le molestaba más.

Kirian y Delia se sentían en medio de un campo de batalla, como si estuvieran en medio y sin protección. Habían intentado que Melinda entrara en razón, pero no había manera. Para colmo de males, Evelyn no quería acercarse tampoco a Cristian.

Cuando estaba en la misma habitación, la niña se camuflaba tras Kirian o en brazos de Delia. Eso le partía el corazón a Cristian pues para él, Evelyn era su hija aunque no existiera vínculo de sangre.

Aprovechaba para desahogarse cuando Melinda y Delia salían un rato para que Evelyn jugara con otros niños. Ambas tenían sus embarazos en camino, pero Melinda no estaba para nada ilusionada.

Kirian se quedó con su amigo, tratando de animarlo, pero lo cierto es que no encontraba las palabras oportunas para que Cristian levantara cabeza.

-Vamos, seguro que lo acabareis arreglando. –comentó intentando animarle.

-No quieren ni verme… -contestó abatido.

-Bueno… Es normal, te pasaste mucho con ellas. –dijo su amigo siendo sincero.

-No sé lo que me pasó. –respondió. –Yo las quiero con toda mi alma…

-No es por nada, pero es que fuiste un bocazas. –contestó. –Delia está de su parte y yo en parte también.

-Gracias ¿Eh? –contestó Cristian.

-No es para que te enfades. Te lo digo para que entiendas que es comprensible que estén así contigo. –explicó su amigo.

-¿Y qué hago para que me perdonen? –preguntó Cristian con desesperación en la voz.

Su amigo se quedó pensativo pues tampoco sabía muy bien lo que decirle a su amigo. Entonces sonó el móvil de Cristian, era Melinda la que llamaba.

-Mel ¿Ocurre algo? –preguntó extrañado de que le llamase sabiendo de su enfado.

-Quiero que me deis el dinero ahora mismo o le rajo el cuello a la mocosa esta. –dijo la voz de un hombre.
Esas palabras hicieron que Cristian abriera los ojos como platos haciendo que Kirian se pusiera alerta.

-¿Qué pasa? –preguntó.

-Escucha. –dijo poniendo el manos libres.

Ambos escuchaban como un hombre amenazaba a Delia y a Melinda para que le diesen el dinero o si no haría daño a la niña. Mientras Kirian cogió su móvil para llamar a la policía.

Cristian no se lo pensó, se levantó con esfuerzo del sofá, y se dispuso a salir a buscar a sus chicas. Kirian como estaba hablando por teléfono, le vio ya cruzando la puerta de la calle.

-¿Dónde se supone que vas? –preguntó Kirian sujetándole del brazo.

-A buscarlas. –contestó con decisión.

-¿Te volviste loco? –preguntó su amigo.

-No voy a permitir que les ocurra nada. –dijo zafándose del agarre.

-Si ni siquiera sabemos dónde están. –comentó su amigo.

-Pues donde siempre, a Melinda le gusta ponerse en el mismo banco porque cerca están los columpios para que Evelyn juegue. –explicó saliendo de la casa.

-Espera al menos que te lleve para llegar antes. –dijo Kirian. –Aunque la policía está en camino.

Cristian asintió con la cabeza y ambos se dirigieron al coche de Kirian. Cristian caminaba con cierta dificultad, pero en esos momentos tenía otras cosas más importantes en las que pensar.

El parque estaba cerca de casa así que tardaron poco en llegar. Vieron un coche de policía parado unos metros más adelante. Se bajaron del coche y vieron que en el lugar que había dicho Cristian estaban ellas, con un hombre que tenía cogida a la niña. Estaban rodeados de policías.

-¡Mel, Mel! –gritó acercándose a la zona.

Un policía le cortó el paso, pero Cristian se escabulló para poder acercarse más. Los policías intentaban dispararle, pero al tener a la niña de escudo, temían disparar y herir a la niña.

-Señor, no se acerque más. –dijo el policía al que había burlado antes.

-Mire, esas personas son mi familia, así que de aquí no me mueve nadie. –contestó mirándole enfadado.

-Es peligroso. –contestó.

-Por eso no me voy a ir. –dijo él con seguridad. –Y si puedo salvarlas yo mismo, lo haré.

Melinda vio a Cristian que trataba de acercarse todo lo posible y Kirian intentaba hacer lo mismo. Ella estaba abrazada a Delia, y el atracador estaba delante de ellas con la niña en brazos mientras que apuntaba a su cuello con una navaja.

Evelyn lloraba de forma desconsolada, tratando de removerse para soltarse de las manos de aquel hombre. Al girar un poco la cabecita vio a Cristian que intentaba seguir avanzando sin éxito pues los policías se lo impedían.

-¡Que nadie avance más o me cargo a la mocosa! –gritó el atracador con voz profunda mientras los pelos despeinados le caían sobre los ojos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4ºparte concurso en Ciudad fantasía

hola!!
bueno aqui os traigo la entrada con la entrada con la última parte del concurso de Arantxa, que se merece esos 200 seguidores porque es estupenda!!!
en fin que es muy fácil y los lotes están genial! tenéis hasta el 8 de abril :P

os dejo el link y el banner

http://ciudadfantasia.blogspot.com/2011/03/4-parte-del-concurso-200-seguidores.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3º parte concurso en Ciudad fantasía

hola!
bueno Arantxa nos ofrece otra parte de su concurso por esos 200 seguidores, que se los merece. así que yo no me lo pienso y participo!!
teneis hasta el 8 de abril,
os dejo el banner y el link
http://ciudadfantasia.blogspot.com/2011/03/3-parte-del-concurso-200-seguidores.html


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2º parte concurso en Ciudad fantasía

hola a tod@s!
bueno después de este fin de semana tan intenso, vuelvo para apuntarme a concursitos y para seguir con mis entradas como siempre.
os traigo la segunda parte del concurso de Arantxa, que trae también fantásticos premios y es muy sencillo participar.

Acaba el 8 de abril, así que hay tiempo!
os dejo el link y el banner

http://ciudadfantasia.blogspot.com/2011/03/2-parte-concurso-200-seguidores.html#more

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 28 de marzo de 2011

Crónica de mi mini-viaje a Londres

hola a tod@s!
lo primero pediros disculpas porque no hubo capítulo ayer. Lo había dejado también programado pero no sé por qué no se subió. Lo lamento mucho. si consigo acabar luego un par pues subiré otro más.

Bueno y ahora sí. Os quiero hacer una pequeña crónica de mi mini-viaje a Londres. El vuelo salió a mediodía, llegué allí a las 6:30 de España pero claro, eran las 5:30 de Londres. Con un cielo un tanto encapotado, bastante fresquito, y muchísima gente.



Después de un trayecto de 1h y media en metro y tren, llegamos al centro, donde nos esperaba mi hermano.

Fuimos a su piso y dejamos la maleta y demás. Después nos fuimos a cenar a un italiano donde nos pusieron una pizza de un metro de larga. (La foto la tiene todavía mi tio, pero ya os la subiré). En fin, que estaba buenísima como os habréis imaginado.

Al día siguiente madrugamos mucho mucho para poder ver muchas cosas. Como casi es más bonito verlo en foto os pongo algunas fotos de los sitios emblemáticos y luego os pondré si eso el nombre.






Vimos un parque al lado del palacio de  buckingham, el big ben, el londo eye, las casas del parlamento, etc.
Como veís, el cielo un poco encapotado y bastante frío, pero no al que están acostumbrados los londinenses, con lo que la gente iba en chanclas, las chicas sin medias, los chicos en magas de camisa o pantalón corto.... Vamos que entraba frío solo de verlos...
Eso sí, nos pilló una pedazo de manifestación de pleno, cortaron un montón de estaciones de metro y eso nos hizo andar más y dar más vueltas a lo tonto pero bueno, no estuvo mal.
Al día siguiente solo pudimos ver un par de cosillas pero estuvo muy bien,hasta salió un poco el sol jeje, Y dio poco tiempo a más.
Y bueno vimos un par de cosillas del Museo británico, que me gustó mucho. Para quienes no lo sepáis, casi todos los museos de Londres son gratuitos.
Nada, a mediodia a volver para el aeropuerto, que con el cambio de hora del finde además de la diferencia horaria con Londres, se nos hicieron la 1 de la madrugada, con lo que estoy bastante molida, pero bueno, ha sido un gran  fin de semana.

(Como véis no subí deseo semanal, tal vez lo suba esta noche pero no lo sé con seguridad, porque tengo muchas cosas atrasadas por hacer)

un beso
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo 33

33º- Mal carácter

Los días siguientes no fueron muy alegres para Cristian que se veía ligeramente impedido por el disparo en la pierna. Melinda y la niña, intentaban animarle y distraerle para que la rutina no fuera tan aburrida.

-Papi, ¿vemos una peli de dibujos? –preguntó la niña una de las tardes.

-Pero si todas las tardes pones una… -dijo a modo de protesta.

-Vamos, no seas quejita. –contestó Melinda. –Si luego te ríes tú más que ella.

-A ver, ¡si no puedo hacer otra cosa! Parece que volví a la niñez, pidiendo ayuda para todo. –se quejó molesto.

-¿Por qué te pones así? –preguntó Melinda enfadándose.

-Porque estoy harto de ir cojo, como un lisiado a todas partes. –contestó él. –Bueno pero ¿Qué digo? ¡Si no he salido más que para la dichosa rehabilitación!

-¿Acaso me estás echando la culpa? –preguntó Melinda cada vez más enfadada.

-¡Esto pasó por el estúpido de Walter y su dichoso empleado! –gritó molesto tratando de levantarse del sofá.

-¿Cómo puedes tener la cara dura de echarme la culpa de que mi marido me violara cada noche? –preguntó mientras

-Todo ha sido a causa de eso. –contestó Cristian levantando cada vez más la voz.

-¡Eres un cerdo! –gritó Melinda histérica. –Él me violaba pero al menos no trataba de ocultar lo horrible que era…

-¿Qué insinúas? –preguntó Cristian con la mirada totalmente seria.

-¡Qué eres un imbécil y un idiota! –gritó ella. –Nosotras solo tratamos de animarte ¡y encima tienes el descaro de decir que esto es culpa mía!

Tras decir eso, salió del comedor, encerrándose en la habitación dando un sonoro portazo que hizo que retumbara la casa. Evelyn nunca los había visto discutir así y se puso a llorar.

Cristian estaba tan molesto y con la furia recorriendo sus venas, que escupió la respuesta que le dio a la niña.

-¿Y tú por qué narices lloras? –preguntó. –Ya eres mayorcita.

La niña se sintió tan herida que sus lágrimas se desbordaron con más rapidez, y Cristian al verla así se arrepintió de sus palabras.

-Princesa, yo… Lo siento mucho… -intentó disculparse.

-¡Déjame! Eres malo como lo era mi otro papá al principio. –gritó alejándose de él.

-No digas eso. Sabes que te quiero mucho. –contestó intentando abrazarla.

-¡No, déjame! –intentó zafarse de los brazos de Cristian.

En ese momento, entraron Delia y Kirian. Al escuchar el alboroto se asomaron al comedor y cuando vieron la escena se preocuparon mucho.

-¿Qué es lo que os pasa? –preguntó Delia con curiosidad.

-Este papá también es malo. Gritó a mamá y ahora a mí. –dijo la niña terminando de apartarse de Cristian para esconderse detrás de Kirian.

-Princesa, no te pongas así, sabes que sois mis tesoros. –respondió Cristian tratando de acercarse a la niña que se escondía más detrás de Kirian.

-Ya no te quiero, eres malo... –dijo entre pucheros.

-Pero… -no terminó la frase.

Su rostro se agachó, no quería que le vieran llorar. Lo herido que se sentía al ver que la que para él era su hija le rechazaba de esa forma. Él se había comportado muy mal y estaba pagando las consecuencias.

-¿Y con Melinda qué ha pasado? –preguntó Delia cogiendo a la niña en brazos que se sujetó fuerte a su cuello sin parar de llorar.

-Le gritó mucho y mamá llora en la habitación. –explicó la niña en voz baja.

-Los dos gritamos porque… Bueno estábamos discutiendo. –dijo con la voz temblorosa.

Mientras que hablaba se daba cuenta de la metedura de pata tan grande que había cometido. Se había pasado de la raya insinuando que ella había tenido la culpa de su lesión.

No respondió a nada más, se fue por el pasillo hasta su habitación y llamó suavemente a la puerta.

-Mel, soy yo. Ábreme, por favor… -pidió con suavidad.

-No, márchate. –contestó muy seca.

-Lamento lo que dije. –dijo él apoyado en la puerta que permanecía cerrada.

-No.

-Vamos, por favor, ya es bastante con ver cómo me mira la niña que ni se quiere acercar después de lo que le dije. Por favor, no te alejes tú también… -pidió con la voz temblorosa.

La puerta se abrió de golpe. Melinda apareció con el rostro cubierto de lágrimas pero una expresión de furia.

-¿Te has atrevido a decirle algo malo a mi hija? –preguntó ofendida.

-Yo… Estaba enfadado pero… -trató de justificarse.

-¡Me da igual! –gritó Melinda muy nerviosa. – No vuelvas ni tan siquiera a darle una mala contestación a mi hija porque no respondo de mi.

-Mel, por favor… -intentó disculparse.

-No. No quiero verte ni hablar contigo. –contestó cerrando de nuevo la puerta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 26 de marzo de 2011

Escondite de amor capítulo 32

32º- Un poco de normalidad…

Los metieron en la ambulancia y pusieron rumbo al hospital. Pero Cristian y Melinda se olvidaron del mundo. Se olvidaron de que estaban en una ambulancia, se olvidaron de lo ocurrido con Javier…

Nada importaba en esos momentos, solo se preocupaban de observarse, de memorizar cada centímetro del rostro del otro. Cristian iba con la pierna vendada, y a Melinda la habían cubierto con una manta.

-Mel… mi linda y preciosa Mel… -repetía él sin cesar.

-Tenía mucho miedo… -confesó ella con lágrimas en los ojos.

-Pensé que te perdía… -dijo Cristian acariciando con dulzura el rostro de su amada.

-¿Y la niña? –preguntó Melinda intentando regresar a la realidad.

-Con Kirian y Delia en casa. –contestó. –Aunque estaba preocupada.

-Mi niñita… -dijo ella suspirando.

-Mel… Ese depravado… ¿Se propasó contigo? –preguntó con miedo y un ligero brillo de furia en los ojos.

-No. –dijo Melinda ocultando parte de la verdad.

-Mel, te conozco. –respondió él cogiendo su rostro. –Sé que me ocultas algo. ¿Qué te hizo?

-Nada grave. Pero te puedo asegurar que no me violó. –contestó con seguridad.

-Maldito cabrón… -dijo crispado.

No tuvieron más tiempo de hablar porque llegaron al hospital y se los llevaron para examinarlos y curarlos. Además a Melinda querían hacerle varias pruebas para comprobar las secuelas del secuestro y el estado de su embarazo.

Cuando terminaron de hacer todas las pruebas, los reunieron en una habitación donde ya estaban Kirian y Delia con la pequeña Evelyn. Ella estaba en brazos de Kirian y cuando los vio llegar se puso de los nervios.

-¡Mami, papi! –gritó emocionada y llorando.

-Mi niña… -dijo Melinda abrazando a su hija.

-Princesa, te dije que la traería de vuelta. –contestó Cristian mirando a la niña. –Me tienes que devolver algo ¿No?

-¡Es verdad, papi! –dijo con alegría.
-¿De qué estáis hablando? –preguntó Melinda muy extrañada.

Evelyn enseñó el reloj que estaba en su muñeca apretado al máximo y aún así le quedaba bastante grande. Melinda estaba muy sorprendida de ver el reloj en posesión de su hija.

-¿Cómo es que lo tienes tú? –preguntó Melinda que seguía sin entenderlo.

-Se lo presté hasta que regresara contigo a casa. –dijo Cristian con una pequeña sonrisa dibujada en su rostro.

Melinda lo entendió enseguida, pues sabía el significado que tenía para su novio aquel reloj, y no pudo evitar sonreír.

-¿Y el bebé? –preguntó Evelyn mirando a su madre y cambiando de tema.

-Pues sigue en su sitio. –dijo Melinda.

-Pero la barriga está igual… -contestó mirando fijamente la tripa plana de su madre.

-Porque la barriguita tarda bastante tiempo en crecer. –contestó Melinda.

-A Delia le ha empezado a crecer ya... –dijo Evelyn señalando la ligera curva que ya empezaba a asomar de forma muy sutil.

-Bueno, la suya ya crecerá. –contestó Cristian acariciando la cabecita de la niña.

Las siguientes horas fueron más relajadas para todos. Habían sido momentos muy duros para todos. Evelyn no se apartó de sus padres en todo el tiempo. Necesitaba sentirles cerca ya que había tenido mucho miedo de quedarse sola como había ocurrido con su otro padre.

Pero como se había quedado tan callada durante tanto rato y eso no era normal en ella, Cristian se percató de que algo sucedía.

-Princesa ¿Te pasa algo? –preguntó cariñosamente.

-Es que pensé que me quedaría sola. Como papá Walter se fue al cielo… -contestó haciendo pucheritos.

-Papá Walter se fue porque tenía que irse. Pero nosotros no te dejaremos sola nunca, nunca. –contestó Melinda.

-Claro que no. Porque eres nuestra princesita. –dijo Cristian abrazando a la niña.

-¿Y el bebé también se quedará en casa? –preguntó con curiosidad.

-Claro. –respondió su madre.

-Además como serás la hermana mayor, tendrás que cuidar bien al bebé. –contestó Cristian acariciando el rostro de la pequeña.

-Vale. –respondió alegremente.

Cristian y Melinda tuvieron que quedarse en el hospital un par de días. Aunque la recuperación de la pierna de Cristian llevaría algo más de tiempo y debería hacer rehabilitación para poder recuperar la fuerza y la agilidad, cosa que no le sentó demasiado bien a Cristian.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 25 de marzo de 2011

Escondite de amor capítulo 31 + 1 aviso

31º-Sustos


Cristian llegó un poco antes de la hora prevista a la calle acordada, pues los policías debían situarse y no querían que nada fallase. No podían arriesgarse a cometer algún error, pues la vida de Melinda dependía de ello.

Unos minutos más tarde, a la hora en la que había quedado con Javier, le vio llegar, arrastrando a Melinda que caminaba a trompicones por los empujones que le propinaba su captor.

Su pobre Melinda tenía malísimo aspecto, en rostro enfermizo, la ropa sucia y mal colocada lo que hizo que se le desencajara la mandíbula. Tal vez el muy cerdo se había aprovechado de ella.

-¿Dónde está el dinero? –preguntó Javier situándose delante de él.

-En esta bolsa. –contestó sin quitarle los ojos de encima a Melinda.

-Tírala hacia aquí. Ella lo recogerá. –ordenó con autoridad.

-¿Cómo sé que la vas a soltar? –preguntó Cristian desconfiando por completo de él.

-No lo sabes… -contestó riéndose.

Cristian apretó los puños por la ira. Sabía que era cierto que no podía fiarse, pero entonces recordó las palabras de Delia, debía tener esperanza. La esperanza de que todo saldría bien en escasos minutos…

Así que lanzó la bolsa del dinero que se quedó muy cerca de ellos. Javier empujó a Melinda para que cogiera la bolsa.

-Sin trucos. –susurró enfadado. –Cuando lo compruebe podrás irte.

Melinda no dijo nada, sabía que con semejante seriedad Javier hablaba totalmente en serio. Caminó dos o tres pasos, suficientes como para quedarse al lado de la bolsa, se agachó lentamente sin dejar de observar a Cristian, la cogió y regresó junto a Javier entregándole la bolsa.

Éste empezó a mirar el contenido de la bolsa de deporte que Melinda le acababa de entregar. Ella no paraba de mirar a Cristian con los ojos lacrimosos mientras él se debatía entre quedarse quieto o lanzarse a por ella para tratar de salvarla.

-¿Qué es esto? –preguntó Javier lleno de ira.

-El dinero que pediste. –contestó Cristian un tanto desconcertado.

-¿Y este aparatito? –preguntó mostrando el localizador.

-Pues… -él no sabía lo que decir.

-¡Alto policía! –gritó uno de los policías a pocos metros de ellos.

-¡Maldito imbécil! –gritó Javier al ver que estaba rodeado. - ¡Acabas de firmar su sentencia de muerte!

Javier agarró a Melinda fuertemente por el cabello, atrayéndola hacia él y consiguiendo que Melinda gritara a causa de los tirones.

-Suelte a la chica o abriremos fuego. –gritó el policía.

Eso solo hizo que Javier se pegara más a Melinda, tratando de usarla como escudo humano. Se puso a mirar a Cristian que estaba desesperado, la situación lo estaba superando…

-¡Mel, Mel! –gritó dejándose llevar por sus emociones.

Salió corriendo tratando de llegar hasta ella, aún viendo que Javier la usaba de escudo humano. Mientras Cristian corría, veía cómo los policías apuntaban con sus armas a Javier, sin llegar a disparar porque no tenían un blanco claro.

-¡Cristian! –gritó Melinda al verle.

Javier se puso nervioso ante la presión de verse acorralado sacó un arma apuntando a la sien de Melinda. Eso hizo que todos se tensaran mucho más. Cristian se puso histérico, abalanzándose sobre Javier.

Los tres cayeron al suelo por el impulso de Cristian. Melinda rodó unos metros, mientras que Cristian y Javier empezaron a forcejear por el arma. Los policías acudieron a su encuentro, pues habían estado a una distancia prudencial.

Todo era confuso, Cristian y Javier se revolvían, moviéndose por el suelo. Primero uno estaba encima y luego era el otro el que cogía ventaja. Los policías pensaron en disparar pero temían alcanzar a Cristian.

Antes de ni siquiera pensar en lo que hacer, escucharon que el arma se disparó. Durante unos segundos todo fue caos y gran incertidumbre porque no estaba claro lo ocurrido.

Melinda se acercó a Cristian que estaba bajo Javier. Ella temía por la vida de su amado, pues no estaba claro quién había recibido el disparo. Javier tosió, tratando de forcejear de nuevo. Cristian intentó mover el arma para arrebatársela, volviéndose a disparar de nuevo.

-¡NO, NO! –gritó Melinda aterrorizada por lo que veía.

Cristian gritó de forma desgarradora. Los policías al fin se acercaron, pues vieron cómo del costado de Javier salía sangre y a Cristian había comenzado a sangrarle una pierna.

Apartaron a Javier a quien se le acababa la vida por momentos, mientras que Cristian se retorcía de dolor en el suelo por el disparo en la pierna. Melinda se acercó a él llorando y con desesperación le abrazó.

-Cristian… -susurró sin soltarle.

-Mel, mi preciosa Mel… -dijo él cerrando los ojos, olvidando por unos instantes el tremendo dolor.

-Eras mía… -dijo Javier casi sin aliento.

Tras esas palabras la vida se le extinguió, cerró los ojos para no volver a abrirlos jamás.

-Les llevaremos al hospital, y llamaremos al forense para que podamos levantar el cadáver. –dijo el policía.

-De acuerdo. –contestó Cristian aliviado por ver que todo había terminado.


------------------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que os guste el capítulo. Bueno como sabéis algunos, y como veréis en el video de mi canal. Me voy a Londres en escasas dos horas, con lo que al no estar, voy a dejar programada la entrada de al menos un capítulo. No sé si podré dejar dos porque uno de ellos lo tengo a medias y todavia tengo que comer y terminar la maleta, pero al menos lo intentaré.
Dejaré la entrada (ya sea una o dos) programada para la mediodía más o menos :)
A la vuelta os contaré y haré una mini crónica del viajecito con alguna foto :)

gracias por el apoyo y lo ánimos, Me voy con 321 seguidores (os llevaré en el pensamiento), a todas las personas de otras redes sociales que me siguen y también estaré pensando en esas más de 51.500 visitas del blog. GRACIAS
                                                       Marru


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 24 de marzo de 2011

Novedad Now Evolution


Tres profecías, primer volumen de una saga de dos números: Íroas, Los hijos de los Dioses. La segunda entrega llamada Éter verá la luz en unos meses. La combinación de la Historia más documentada, con las costumbres de la antigua Grecia, los juegos olímpicos como nunca te lo han contado desde el punto de vista de los atletas, la colonización griega y unido a la guerra de los dioses mitológicos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo 30

30º- Planificando el rescate


Melinda tuvo que soportar alguna que otra vejación por parte de Javier, pero no la había violado. Era extraño, pues sabía lo mucho que había dicho que la quería hacer de todo. Tal vez con lo del embarazo era más reacio a mantener relaciones por alguna razón que ella desconocía.

Lo cierto que es nunca se confiaba, cada vez que Javier entraba para vejarla o llevar alimentos, ella se ponía a la defensiva sin intentar confiar en él, porque sabía que no tramaba nada bueno…

-¿Cuándo podré irme? –preguntó con miedo.

-Tú novio debe llevar esta tarde el dinero a un lugar donde haré el intercambio. –dijo de forma seca. –Voy a llamarle para acordar el lugar.

Melinda se quedó sorprendida por la cantidad de información que Javier había compartido con ella, serían remordimientos, la conciencia que le atormentaba…. Ella no lo sabía. Pero lo único que le importaba era que Javier no la hiciera nada más.

Solo pensaba en el momento de ver a Cristian y a su hija, a su niñita que tan triste se estaría sintiendo. Pero en parte estaba tranquila porque Cristian cuidaba muy bien de ella y la quería con todo su corazón.

Los minutos le parecían horas, las horas parecían días… Ni siquiera era capaz de percibir cuánto llevaba ahí encerrada, maniatada, como si fuera un animalillo abandonado a su suerte…

No fue hasta bastantes horas después que Javier entró en la habitación. Desató la cuerda de la cama y se la llevó a rastras del lugar, mientras ella estaba muerta de miedo y no sabía si tratar de huir o quedarse quieta por miedo a su reacción.

Salió por un pasillo y vio que prácticamente no tenía muebles, como si estuviera abandonado, como si nadie estuviera alojándose en aquel lugar. Tras el largo pasillo llegaron al a puerta de entrada de la casa. Javier la abrió y Melinda trató de averiguar dónde estaba o lo que iba a suceder a continuación.

-Vamos, no quiero perder más tiempo. –ordenó enfadado.

Llegaron hasta el coche, Javier la empujó dentro de muy mala manera y ella cayó de costado sobre el asiento trasero. Después se montó él y puso el coche en marcha con bastante prisa.
…………………………………………………………………………………………….

Cuando Cristian empezaba a desesperarse, escuchó el sonido de su móvil y eso hizo que su corazón se acelerara de forma increíble. Lo cogió tras haber respirado profundamente.

-¿Diga? –preguntó.

-¿Ya tienes el dinero? –preguntó Javier autoritariamente.

-Sí, lo tengo. Aunque me ha costado bastante. –contestó.

-No me importa. Llévalo a la parte de atrás del Hotel Córdoba Center. Por la parte de atrás llamaremos menos la atención. –explicó Javier con seriedad. –Dentro de media hora nos vemos allí.

Después colgó dejando a Cristian con la palabra en la boca. Él se levantó de forma nerviosa y acelerada para tratar de reaccionar, pues sabía que pronto todo acabaría y volvería a reunirse con su amada…

Estuvieron organizándolo todo para poder tender una emboscada a Javier y así evitar algún engaño por su parte. Pero debían asegurarse primero de poner a salvo a Melinda.

Evelyn al ver tanto movimiento en la casa se preocupó mucho y se acercó a Cristian.

-¿Qué pasa? –preguntó. -¿Mamá ya va a volver?

-Sí, princesa. –dijo abrazándola. –Voy a ir a buscarla.

-¿Y sigue teniendo el bebé en la barriga? –preguntó con curiosidad.
-Sí, -dijo con la esperanza de convencerse a sí mismo más que a la niña.

La policía lo preparó todo, mientras que Kirian y Delia se quedarían en la casa esperando ese final feliz junto a Evelyn, que se había quedado muy triste ante la idea de que Cristian se fuera con la policía.

-No te pongas triste, si mamá volverá dentro de muy poco. –dijo Cristian antes de irse al verla así.

-Es que a lo mejor tú tampoco vuelves y entonces me quedó sin mi mamá y sin mi otro papá. –explicó ella haciendo un puchero.

-Eh, mírame. –dijo Cristian sujetando su rostro con dulzura y delicadeza. –Voy a ir a buscar a mamá. Los dos volveremos sanos y salvos y seremos una familia por fin.

-¿No me mientes? –preguntó ella.

-Mira, quédate con esto hasta que regresemos. –dijo entregándole su reloj.

-Este es el reloj que te regaló mamá porque te gustó mucho al verlo en la tienda. –contestó sorprendida con el reloj en su manita.

-Pues te lo dejo hasta que volvamos. –dijo él. –Ya sabes que no salgo a ningún sitio sin ese reloj.

-Te quiero mucho, papá. –respondió ella abrazando al que consideraba su padre.

-Y yo a ti, mi niñita. –añadió Cristian.

…………………………………………………………………………………………….

-¿Dónde vamos? –preguntó Melinda.

-¡Cállate! –gritó mirándola por el retrovisor.
Tras un rato de camino, llegaron a un hotel. Melinda observó el exterior que era muy bonito y llamativo. No entendía lo que hacían junto a un hotel, era algo muy extraño.

Javier se bajó del coche para ir a sacar a Melinda de la parte de atrás, tapó su boca, la maniató a la espalda y la obligó a caminar hasta la parte de atrás del hotel, a la espera de que Cristian estuviera ya listo con el dinero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Concurso en Ciudad Fantasía 1ªparte

hola a tod@s!
bueno aprovechando que tengo un rato tras haber vuelto del médico, pues en lugar de hacer otra cosa voy a hacer unas entradas pendientes, entre ellas la entrada anunciando el sorteo de Arantxa.

Ais nena lo bien que lo pasamos en la presentación y lo lejos que estás.... Bueno como otra vez nos veremos (¿verdad?) pues no pasa nada :P

En fin, que en su blog por esos casi 200 seguidores tiene un concurso activo a nivel nacional hasta el 8 de abril. Tendrá varias partes y esta es la primera parte :) os dejo el link y el banner para que os paséis.

http://ciudadfantasia.blogspot.com/2011/03/concurso-200-seguidores-de-ciudad.html#more

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 23 de marzo de 2011

Escondite de amor capítulo 29

29º- Planes para liberar a Melinda


Las horas pasaban lentas, mientras que Javier se había marchado al decir ella que estaba embarazada. No sabía hasta qué punto era bueno que no hubiese vuelto a entrar en la habitación.

De cuando en cuando intentaba liberarse, tratando de aflojar las ataduras pero sin ningún éxito. Estaba empezando a desesperarse, a estresarse demasiado y sabía que en los primeros meses de embarazo eso no era nada bueno….

Unas horas más tarde, seguía sola hasta que la puerta se abrió apareciendo Javier con una amplia sonrisa y la camisa desabrochada. Se acercó y se sentó junto a Melinda dedicándole una sonrisa.

-Sigues tan hermosa como la última vez que te vi… -susurró casi con dulzura.

-No me toques… -dijo entre susurros.

Pero Javier no hizo caso a su petición. Se acercó más a ella, sus labios casi se rozaban por la cercanía. Melinda trataba de alejarse pero solo conseguía que Javier se acercara más.

Se deshizo de la camisa dejando su torso descubierto, y luego empezó a levantar la ropa de Melinda. Ella trataba de resistirse pero estando maniatada era tarea inútil. Incluso eso animaba más a Javier que ponía más ímpetu.

-No hagas eso… -pidió ella entre lágrimas.

-Siempre me pusiste a mil… -susurró besándola en el cuello a la fuerza.

Pero Javier no atendía a las palabras y a las lágrimas de Melinda. La manoseaba por debajo de la ropa, acariciando cada centímetro de su piel sin que ella pudiera apartarse por sus ataduras.

Él estaba impaciente y muy ansioso y dio un tirón a los pantalones de Melinda y luego a la ropa interior. Entonces ella empezó a gritar, pero sabía que no servía de nada, mientras que Javier se deleitaba con el cuerpo de Melinda.

Javier empezó a tocarla en su zona íntima, no solo con la mano, sino también con la boca y la lengua mientras ella lloraba y gritaba presa de la desesperación por los actos de él.

Esa resistencia que mostraba Melinda solo hacía que el deseo de Javier por poseerla fuera cada vez más en aumento. No aguantaba más, se bajó sus pantalones para poder penetrarla y aliviar esas ganas que estaban gritando dentro de él.

-¡Haré cualquier otra cosa, de verdad! –gritó Melinda. –Pero no me violes, por favor… -pidió totalmente desesperada.

Javier la observó, mientras ella lloraba desconsolada haciéndose un ovillo para no mostrar su cuerpo semidesnudo. Se quedó pensativo un rato hasta que por fin se movió.

Se acercó a ella, para obligarla a darle placer a él, cogiéndola del pelo para que Melinda se metiera en la boca su miembro. Ella intentó resistirse, pero la fuerza de Javier se lo impidió.

Él sentía mucho placer ante el contacto de su miembro erecto con la boca de Melinda. Ella, en cambio, solo sentía asco y arcadas pero tampoco podía apartarse por más que lo intentaba.

Lo peor fue tener que sentir cuando Javier llegó al clímax. Después suspiró, se puso bien la ropa y salió de la habitación cerrando la puerta de golpe. Melinda escupió y vomitó los restos que tenía en la boca, tosiendo y llorando por lo que acababa de ocurrir.

……………………………………………………………………………………………

La desesperación de Cristian fue en aumento porque las horas pasaban, no sabían nada de Melinda y él no podía reunir el dinero. Habló con la policía quien dijo que le facilitarían el dinero que le quedaba por reunir para así poder hacer el intercambio.

-Pero entonces ¿Y si se lleva el dinero y a Melinda? –preguntó con miedo.

-Eso no va a ocurrir. –comentó el policía. –Además pretendemos saber su escondite cuando podamos localizar la llamada cuando le llame de nuevo. De todas formas, serán billetes marcados y la bolsa tendrá un localizador, solo por si acaso.

-Mire, yo no es que no me fíe de su profesionalidad. –interrumpió Kirian. –Pero sé de lo que es capaz ese tío. Así que por favor, no le subestimen.

-Voy a ver a la niña. –dijo Cristian levantándose del sofá con desgana.

Caminó por el pasillo arrastrando los pies como si de un preso carcelario se tratase. Llegó a la habitación de la niña y abrió lentamente la puerta. Evelyn estaba sentada en la cama abrazando un peluche con fuerza, mientras alguna lágrima se caía por su rostro.

-Princesa, no llores. –dijo entrando en la habitación.

Ella se abalanzó sobre Cristian y lloró con más fuerza. Él intentaba consolarla pero la niña no paraba de llorar.

-Quiero ver a mamá… -dijo entre pucheros.

-La verás muy pronto. –contestó Cristian tratando de sonar convincente. –Solo hay que esperar un poco más.

-¿Seguro que no se ha ido al cielo con papá? –preguntó mirándole.

-¿Por qué preguntas eso? –preguntó Cristian sin responder a la niña.

-Porque a lo mejor ella también se fue al cielo y no quieres decirlo. –comentó abrazándose a él con más fuerza.

-Mamá está bien. Te prometo, no, te juro que la traeré de vuelta. –dijo con seguridad.

-Ya perdí a un papá, no quiero quedarme sin mamá o sin ti. –contestó Evelyn.

-Nunca vas a perderme. Pase lo que pase… -susurró besando a la niña en la mejilla.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseña: Los tiempos del Oráculo


Ficha Técnica:

Título: Los tiempos del oráculo
Autor: Ramón Ramos
Año: 2009
Editorial: Grupo Ajec
ISBN: 978-84-96013-79.7

Resumen (sinopsis trasera):
La Ciudad del Oráculo ha sido atacada, devastada, por un poderoso hechicero y su ejército. El objetivo: desvelar los secretos del Oráculo, un peculiar edificio inexpugnable que, durante largos años, se había mantenido ajeno a guerras e invasiones, y en el que los sacerdotes que lo habitan habían ofrecido consejo sabio a la población, desde tiempos remotos.


Tilo y Jaspe son dos habitantes de la ciudad que han perdido sus casas y sus familias en el ataque. Esa pérdida les obligará a poner un nuevo rumbo en sus vidas, y llevará a cada uno de ellos en un viaje a inesperados lugares y... épocas, con el inmenso poder del Oráculo como telón de fondo. Entre peligros y aventuras, los peores enemigos a quienes se enfrentarán, serán quizás, ellos mismos.

Opinión Personal:
Es un libro de fantasía que ya empezando por la portada me llamaba la atención. La historia se centra en dos personajes: Tilo y Jaspe. Cada capítulo trata sobre uno de ellos de forma alterna. Contando cómo se van desarrollando los hechos para cada uno, se diferencia muy bien ya que ponen un tipo de letra diferente para cada personaje.
El misterio que rodea al Oráculo está presente a lo largo de toda la historia, y aunque vamos conociendo algún detalle durante la novela, es cierto que siempre tiene algo de misterioso que aunque queramos descubrir, no se nos desvela.
Me gustaban las conversaciones y los hechos que sucedían porque no te los esperaban, pero si es que cierto que en las descripciones, daba a veces la sensación de lentitud y que se apagaba el ritmo. Pero luego sabía retomarlo, con acciones y hechos inesperados que mantenían la atención en vilo.
Cuando he llegado al final, me he sorprendido, pues es un final muy abierto, con lo que deja sitio a la imaginación de cada uno para los acontecimientos que vendrían después.
En general me ha gustado, sobre todo porque aunque como digo desvela cosas sobre el oráculo, sabe dejar con la miel en los labios, pues esa intriga no desaparece durante la novela, con lo que deja con ganas de más y más.
Para entretenerse y leer sobre un tema de total fantasía es un libro muy recomendable, que además no es muy largo y como digo es una lectura bastante ágil.
 
Mi valoración:
 

Solo me queda añadir, MUCHÍSIMAS GRACIAS  al Grupo Ajec por enviarme el ejemplar tan amablemente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 22 de marzo de 2011

Lanzamiento mundial MAEVA

Lanzamiento mundial de La tierra de las cuevas pintadas

El 29 de marzo es la fecha del lanzamiento mundial de La tierra de las cuevas pintadas, sexto volumen de la serie de Jean Auel Los Hijos de la Tierra.
Maeva publicará el libro a la vez en castellano y en catalán, en papel y en formato de ebook. Además, aprovechando la ocasión, se ha reeditado toda la serie tanto en trade como en bolsillo.

NOVEDADES

La tierra de las cuevas pintadas


Auel, Jean Marie

Traducida a 35 idiomas, LOS HIJOS DE LA TIERRA® es una de las series más conocidas y de más éxito de la historia del mundo editorial.


NOTICIAS, EVENTOS
21/03/2011

Sólo falta una semana para el lanzamiento mundial de La tierra de las cuevas pintadas

El sexto libro de la serie Los Hijos de la Tierra®
21/03/2011

Maeva lanza la aplicación de La tierra de las cuevas pintadas para iPad e iPhone
Disponible en el App Store de itunes


21/03/2011

Nuevo blog de Maeva: www.loshijosdelatierra.com
Coincidiendo con la publicación de La tierra de las cuevas pintadas
21/03/2011

Reeditados todos los libros de Los Hijos de la tierra
Tanto en trade como en bolsillo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo 28

28º- Descontrol


Después de las palabras por teléfono, se quedó sola durante horas en aquella habitación. El cansancio, el hambre y sobre todo la sed empezaban a ser un problema. Además ella quería alimentarse bien por el bebé, pero si decía algo sobre su embarazo estaba segura de que su vida correría todavía mayor peligro.

Se percató de que en una esquina del techo de la habitación había una cámara. Con lo depravado que era Javier no le extrañaba nada que la pusiera ahí. Pero pensó que le podía ser de utilidad en esos momentos.

-Sé que me estás viendo. Necesito agua, me muero de sed. –dijo en voz alta mirando a la cámara.
Unos minutos más tarde, la puerta de la habitación se abrió y apareció Javier con una botella de agua y un poco de pan. Se lo acercó a Melinda y ella como pudo con las ataduras, se lo tomó de buena gana.

-Gracias. –dijo casi en un susurro.

-Solo lo hago para que no enfermes. Enferma no te quiero para nada. –contestó él con frialdad.

-¿Qué vas a hacer conmigo? –preguntó ella con miedo.

-Todo lo que se me antoje… -contestó con voz sugerente mientras le rozó el muslo.

-¡No, no me toques! –gritó mientras las lágrimas se le saltaban.

-Ya sabes que lo pasábamos muy bien… -susurró de forma sugerente cada vez más cerca de ella.

-¡No me hagas nada! –volvió a gritar. -¡Estoy embarazada! –añadió mientras su llanto desconsolado aumentaba.

-¿Embarazada? –preguntó con sorpresa.

…………………………………………………………………………………………….

La niña y él salieron al comedor, donde continuaba la policía. Habían montado todo un equipo para trata de localizar la llamada en el caso de que volviera a llamar de nuevo.

Cristian estuvo un poco más tranquilo, estaba con la niña en brazos leyendo un cuento para que Evelyn estuviera menos preocupada. Delia los miró de forma muy tierna, realmente tenían una relación muy especial Cristian y la niña.

-¿Ya estás más tranquilo? –preguntó Kirian en voz baja a su amigo.

-Un poco. –respondió. –No quiero que Evelyn esté más preocupada de la cuenta.

-Realmente me preocupaste mucho antes. –confesó él.

-Es que me siento inútil… Además no quiero ni pensar en lo que pasaría si llegase a enterarse de que está embarazada. –contestó Cristian cerrando los ojos preocupado.

-No nos pongamos en lo peor. –dijo Kirian dándole una palmadita en el hombro como signo de apoyo.

Entonces el móvil de Cristian empezó a sonar y toda la casa se revolucionó, la policía preparó el equipo para tratar de localizar la llamada. Cristian que se puso de los nervios. Intentó respirar hondo y después lo cogió con toda la calma que le fue posible.

-¿Diga? –preguntó a sabiendas de que sería Javier.

-Así que la has dejado preñada… -comentó tranquilo.

- ¿Cómo sabes eso? –preguntó nervioso.

-Lo gritó cuando la estaba acariciando. –dijo de forma malvada.

-¡NO TE ATREVAS A TOCARLA! –gritó Cristian con furia.

-No te pongas nervioso porque se me puede ir la mano con ella… -le amenazó Javier con seriedad.

-Libérala. –fue una petición.

-¿Tienes el dinero? –preguntó con interés.

-Es mucho y yo no tengo tanto. –contestó justificándose.

-Pues pide un préstamo, roba un banco, atraca a ancianitas… Lo que quieras pero en dos días quiero mi dinero. –le dijo. –Si no, no volverás a verla. Y además te mandaré un DVD con las cosas que haga con ella y su cuerpo. –añadió riéndose.

-¡Maldito cabrón! ¡Eres un hijo de puta! ¡Suéltala! –gritó descontrolándose.

Soltó el teléfono y se encerró en la habitación de un portazo, pero la llamada continuaba activa. Kirian cogió el teléono con seguridad.

-Intentaremos tener el dinero en el plazo que has dado. –dijo.

-Vaya… Pero si es el traidor de Kirian… -comentó. – ¿Como le va a tu mujercita? –preguntó. –Fue una pena que no pudiera beneficiármela nunca…

-Cállate y no se te ocurra decir una sola palabra de mi mujer. –contestó con voz amenazadora.

-Mañana volveré a llamar para concretar la recogida del dinero. –dijo antes de colgar de golpe.

La policía casi había conseguido localizar la llamada. Al menos sabían que estaba en la ciudad. Tendrían que esperar a la llamada del día siguiente para poder descubrir el lugar con exactitud.

Delia fue a la habitación pues sabía lo que le estaba pasando por la mente a Cristian. Y aunque Kirian era su amigo, en esos instantes necesitaba algo más. Entró con suavidad en la habitación y sin hacer ruido y se sentó junto a Cristian que sollozaba en la cama con la cara tapada por sus manos.

-Tienes que tener fe en que todo va a ir bien. –dijo suavemente.

-¿Y si se propasa y la…? –no pudo terminar la pregunta.

-Yo estuve prisionera en esa casa, y siempre tuve miedo de que Javier entrara para hacerme algo. –comentó recordando aquellos momentos con miedo. –Pero tenía la esperanza de que todo se solucionaría y al final pudimos venir con vosotros.

-Gracias. –suspiró abrazando a su amiga.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 21 de marzo de 2011

¡Premios a mi blog!

hola a tod@s!
resulta que tengo un par de premios que otorgaron a mi blog y  ¡Ay qué ilusión me hace! es que voy a pegar brincos.
El primero de los premios me lo otorgaron dos blogs. Me lo otorgó Divinun eximia y Beit@, muchísimas gracias a las dos, de verdad que me ha hecho mucha ilusión cuando vi vuestro comentario del premio. Es algo precioso!
Ahora, 8 cosas de mí y dándole el premio a 7 blog que me gusten:


1º- Me vuelve loca la colonia de chico CK One (el bote negro)
2º- Me encanta comerme el pico nada más comprar el pan
3º- Soy una fanática del cine sobre todo terror, sangre e intriga
4º- Me gustan mucho los peluches, tengo la cama inundada de ellos jeje
5º- Suelo hacer el tonto en las fotos (como los bloggueros pudisteis comprobar :P)
6º- Soy muy mala recordando nombres, pero las caras se me quedan muy bien
7º-Todos los años en las fiestas de Leganés me tomo una de las noches un chocolate con churros con mis padres
8º- Ningún año falto a la cabalgata de reyes a coger caramelos. Sigo sintiendo la emoción de cuando era pequeña. Me encanta seguir recordando esa inocencia infantil
Ahora 7 blogs en los que me gusta perderme (los pongo más abajo después del otro premio)

Y ahora el otro premio que me lo adjudicó Patry, Muchísimas gracias, es un premio muy bonito y que me gustó mucho.

Las bases son muy sencillas tan sólo se tienen de poner 3 cosas que a un@ le guste y otras 3 que nos disgusten y dárselo a los blogs que creáis que se lo merecen!

3 cosas que me gustan
Cantar en el coche cuando suena una canción que me gusta
Comprarme un bolso en cada ciudad que visito
Tomarme dos onzas de chocolate después de las comidas


3 cosas que me disgustan
Que la gente en el metro se pare en medio de la escalera mecánica
Cuando me mancho, no me gusta dejarme la ropa manchada puesta más de 5 minutos
Ver que alguna de las cosas que mi habitación está fuera de su lugar

Como también hay que dar el premio a blogs, pues aprovecho para nominar a ambos premios a unos blogs que creo que se lo merecen

Ciudad fantasia
Equinoccio
Leer y mucho más
Libros por leer
Libros con alma
Deseo y Oscuridad
Memorias de Alezeia

un beso a tod@!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deseo 13...

hola a tod@s!
olvidaba que hoy es lunes y que tenía mi deseo semanal. glups... perdón... Es que han sido tantas emociones y buenas cosas en un solo fin de semana que estoy que no quepo en mi de gozo.jeje

y bueno, no esperéis gran cosa porque estoy un poquito espesita a estas horas jajaja

DVD:
Entrevista con el Vampiro. ¿Qué puedo decir de esta película? Que me encanta como salen Tom Cruise y Brad Pitt, IM-PRESIONANTE jajaj

Expediente 39. Solo por los recuerdos con Karmen de cuando la vi en el cine, ya me quiero hacer con ella. Es que ya sabéis que me chiflan las películas de miedo.

La huérfana. Una frase que la define es como "qué asquerosa la "niñita"" pero lo cierto es que es una gran película.

LIbros:
Los cuentos de Beedle el Bardo. Este libro es el que Hermione recibe de Dumbledore con los cuentos entre el que se puede leer "la fábula de los tres hermanos". Realmente le tengo muchas ganas.

Quidditch a través de los tiempos. Ana me habló de él y la verdad es que tengo mucha intriga. Sería bonito poder ver un partido real jeje


Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Otro relacionado con harry potter del que tengo un gusanillo tremendo por leer y que también me lo recomendó Ana.
 
Espero que os gustara el deseo. Espero que no haya nada repetido, que estoy medio dormida y no me entero de nada jeje.
 
Y nada más abajo está la ganadora del sorteo express, el capítulo 27 y en el sidebar derecho tenéis la imagen que os lleva al blog de Karol para que votéis mi relato. Ojala que pueda ganar!!!
 
un beso
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo 27

27º- Un poco de relax para la mente


Cristian regresaba a casa sin poder quitarse de la cabeza las palabras de Javier. Necesitaba volver a casa cuanto antes para hablar con la policía y contarles lo ocurrido. Debían saberlo para ver si así se convencían de que si que la habían secuestrado.

Se encontró de frente con Kirian, casí chocaron pues ambos iban muy acelerados.

-Iba a salir a buscarte, porque estaba preocupado. –dijo su amigo.

-Ha pasado algo. –contestó él sin escucharle. –Javier ha llamado…

-¿Qué? –preguntó Kirian perplejo.

Entró en la casa, relatando todo lo que le había contado Javier durante la llamada. Quería un millón de euros o había jurado que jamás volvería a saber nada de ella.

-Voy a llamar a los técnicos, deben montar un equipo para que cuando vuelva a llamar, tratemos de localizar la llamada. –dijo el policía que todavía estaba en la casa.

-Como le encuentre voy a matarle… -juró Cristian.

-Vaya peste a alcohol… -protestó Kirian que estaba a su lado.

Evelyn salió de la habitación y se dirigió al comedor, no entendía nada de lo que ocurría, pero estaba inquieta porque no veía a su madre por ningún sitio.

-¿Por qué mami no está? –preguntó dándole un toquecito en la mano a Cristian.

-Pues… -dijo sin saber cómo explicarse.

-Hueles raro, papi. –contestó ella arrugando la nariz.

-Es que… -intentó justificarse.

-Nada. Ahora mismo te das una ducha. –dijo Delia en tono autoritario.

-Yo… -intentó replicar Cristian.
-A callar. –respondió Kirian. –A la ducha ahora mismo. Venga.

Cristian no dijo nada más, se levantó, cogió ropa limpia de la habitación y se metió en el baño. Se quitó la ropa, sin parar de pensar en lo asustada que había notado a Melinda por teléfono.

Se metió en la ducha y abrió el grifo para que el agua empezara a caer por su cuerpo, despejándolo, tranquilizándolo en esos instantes que tanta falta le hacía. Pero por más que lo intentaba, no podía dejar de estar furioso, con ganas de querer dar una paliza a Javier por haberse llevado a su linda chica.

La verdad es que la ducha le vino bien para despejar la cabeza del alcohol que todavía quedaba en su cuerpo. Al salir de la ducha estaba con la mente más despejada y tratando de pensar las cosas con la mente fría.

Se estaba vistiendo, ya se había puesto la ropa interior y los pantalones cuando la puerta del baño se abrió y se asomó la pequeña Evelyn que hacía pucheritos mientras algunas lágrimas resbalaban por sus mejillas.

Cristian al verla así se agachó a su altura con preocupación en el rostro, la cogió en brazos y la aupó.

-¿Qué te pasa princesa? –preguntó.

-¿Mami se ha ido con papá al cielo para no volver? –preguntó sin contener las lágrimas.

-Claro que no. –contestó Cristian con seguridad.

-Entonces ¿Dónde se ha ido? –preguntó triste. –Es que ¿Ya no me quiere?

-Mamá te quiere con toda su alma. –respondió él. –Es solo que un hombre malo se la ha llevado. Pero pronto estará de vuelta.

-¿Por qué se la llevó? –preguntó con curiosidad.

-Porque es malo, pero no debes preocuparte. –dijo Cristian secando sus lágrimas. –Antes de lo que piensas mamá estará con nosotros otra vez.

-¿Y entonces os casaréis como los príncipes de mis cuentos? –preguntó alegremente.

-Sí. Voy a pedirle que nos casemos. Pero todavía es un secreto. –comentó esbozando una leve sonrisa.

-Vale. –respondió la niña riendo.

-Vete al comedor con Kirian y Delia que yo voy a terminar de vestirme. –dijo cariñosamente.

-Es que quiero quedarme contigo. –contestó poniendo ojitos.

-Está bien… -suspiró contento.

La niña se sentó en el suelo observando cómo Cristian se ponía la camiseta y se peinaba. Además no podía evitar reírse tímidamente, lo que extrañó mucho a Cristian.

-¿Pasa algo gracioso? –preguntó.

-Es que a veces mamá dice que eres presumido como mis muñecas porque te peinas mucho y te miras al espejo. –contestó en tono divertido.

-Con que te hace gracia ¿Eh? –preguntó levantando una ceja. –Entonces el monstruo de las cosquillas te lo hará pagar caro… -añadió poniendo voz profunda.

Empezó a hacerle cosquillas a la niña que empezó a reírse a carcajadas y a moverse a causa de las cosquillas. Ambos se relajaron un poco, estaban demasiado presionados con todo el tema de Melinda y esos segundos de paz era lo que sus mentes necesitaban.

-La traeré de vuelta, lo prometo. –susurró de forma imperceptible mientras la abrazó cariñosamente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Gandora Sorteo Express

hola a tod@s!
bueno ya sabéis que hoy decía la ganadora del sorteo express. Así que aquí va el video!!



¡Enhorabuena a la ganadora! Espero que me mandes pronto tus datos a misuenoenpapel@gmail.com para poder enviarte pronto el premio.

Dentro de un tiempo volveré a hacer otro de maquillaje porque sé que os gustan :) Y ahora después subiré el capítulo 27, espero que os guste :)

¡Y por favor, votad mi relato en el blog de karol, pinchad en la imagen del voto y os lleva a la entrada donde podéis votar!

un beso
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

blogoversario de Leer y mucho más

hola a tod@s!
resulta que Elefill y su blog Leer y mucho más cumplen un añito en estos sitios bloggosféricos y para celebrarlo nos trae un gran concursito!!!
y son varios ganadores de nivel NACIONAL y que acaba el 28 de abril a las 18:00 (Hora peninsular). así que yo no me lo he pensado y me apunto!!!
os dejo el link y el banner

http://elrincondeelefill.blogspot.com/2011/03/1er-aniversario-cambio-de-look-y-otras.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 20 de marzo de 2011

Votad mi relato ¡Por favor!

hola a tod@s!
al final pongo antes la entrada porque he visto que Karol ya colgó la entrada en el blog. Como ya sabéis estoy participando en un concurso de relatos. Estuvisteis mandando comentarios durante varios días y vi que os había gustado mucho.
Pues bien, durante esta semana deberéis votar mi relato para que ya se contabilicen los votos y saber si quedo entre las tres ganadoras :)
Para mi es muy importante y me haríais muy feliz si me diérais el voto. Así que aquí van las bases que puso Karol para votar los relatos.

Éstas son las bases para la votación:


1 - Es obligatorio votar con un perfil, ya sea de Hotmail, Gmail, no importa, pero bajo ningun concepto se aceptarán votos anónimos.

2 - Tenéis que votar por TRES relatos, no pudiendo elegir solo uno o dos.

3 - Los votos se darán del siguiente modo:
3 puntos para el relato que más os guste
2 puntos para el segundo elegido
1 punto para el tercer elegido.

4 - Las votaciones estarán abiertas desde hoy hasta el sábado 26 de marzo, quedando un total de seis días para votar.
5 - Los votos que no cumplan los requisitos, no se tendrán en cuenta en el momento del recuento, quedando en la entrada para que se puedan ver pero sin contabilizar.

os dejo también el banner de las votaciones :)




Para votar pulsa AQUI

PD: más abajo tenéis el 7 IMM Vlog, la lista de participantes del sorteo express, el capítulo 26 y la crónica de la presentación de Juntos :)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escondite de amor capítulo 26

26º- Mala persona


Avisaron a la policía que se personó en su casa, aunque intentaron convencerles de que hasta que no pasaran veinticuatro horas, no se consideraría desaparición oficialmente.

-A ver, no sé si lo entiende. ¡Pero ese hombre está loco! –gritó Cristian perdiendo los nervios.

-Cálmese, porque los nervios no ayudan en estas situaciones. –dijo el policía

-¿Quiere que me calme cuando un loco ha secuestrado a mi novia? –preguntó casi a voces.

-Así no va a conseguir nada. –dijo el policía.

-Entiéndale. –dijo Delia tratando de poner calma.

-¡Necesito un poco de aire! –gritó Cristian saliendo del comedor para salir de la casa.

Todos se quedaron boquiabiertos ante la reacción de Cristian. Kirian pensó en ir a buscarle, pero no le parecía bien dejar a la niña y a su mujer solas con el problema tan grande que tenían encima.

…………………………………………………………………………………………….

Melinda había perdido el conocimiento y cuando lo recuperó se percató de que sus manos estaban atadas. Se encontraba en una habitación, con las paredes muy oscuras y sintiendo que era un lugar demasiado pequeño y estrecho.

-¿Hola? ¿Puede oírme alguien? –preguntó un poco confusa.

La puerta de la habitación se abrió y se encontró de frente con Javier que estaba junto a la puerta y con una amplia sonrisa en los labios. Eso hizo que Melinda se removiera tratando de liberarse las manos pero sin ningún éxito.

-Nadie puede oírte. Este lugar está insonorizado. –dijo él.

-¿Qué quieres de mí? –preguntó asustada.

-A ti. Quiero que seas mía. –dijo con voz profunda.

-¿Por qué me has secuestrado? –preguntó aterrorizada.

-Porque te quiero solo para mí. –respondió Javier. –Además ahora que Walter no está, podré quedarme contigo, y me obedecerás.

-No, no haré nada de lo que digas. –dijo Melinda tratando de hacerse la fuerte.

Javier la agarró del pelo, agitándola y dañándola mientras ella chillaba tratando de liberarse del agarre. Pero no servía de nada, al contrario, Javier la lastimaba con más fuerzas.

-Déjame ir… -pidió llorando.

-Ahora quiero grabar un mensaje para tu novio. Así que dirás unas palabritas, pero cuidadito con decir más de la cuenta. –le advirtió él.

Javier salió de la habitación cerrando la puerta mientras Melinda se quedó sin saber lo que hacer. Estaba muy asustada, sobre todo por el embarazo. No quería que por el estrés pudiera perder al bebé, así que trató de calmarse todo lo que le fue posible.

Pasado un rato aunque no supo cuando, la puerta de la habitación volvió a abrirse y Javier entró de nuevo. Llevaba un móvil en la mano y un periódico. Se sentó junto a Melinda, ella trató de alejarse todo lo que las ataduras le permitieron.

-Dime el número de tu novio, tengo que hablar con él. Hablarás tú también, pero ya te he advertido. –comentó muy seriamente.

Melinda le dictó el número de móvil de Cristian mientras Javier lo marcaba en el móvil.

…………………………………………………………………………………………….

Cristian se había marchado para tratar de despejarse la mente, no podía creerse que hubieran secuestrado a Melinda, además estando embarazada corría más peligro todavía…

Necesitaba evadirse un poco de todo, así que no se le ocurrió otra cosa que entrar en un bar y ponerse a beber para no pensar en nada. Empezó a sentirse mareado cuando llevaba varias copas, pero no quería dejar de beber.

Su entretenimiento con la bebida se vio interrumpido por el sonido de su móvil. Era un número privado y eso le extrañó.

- ¿Diga? –preguntó como pudo.

-Escucha atentamente. –dijo la voz de Javier al otro lado. –Hoy Domingo 20 de Marzo de 2011 y en el periódico hablan sobre la catástrofe de Japón y ahora son las doce de la mañana y aquí hay alguien que quiere decirte algo.

-¿Hola? –preguntó Cristian desconcertado.

-¿Cristian? –preguntó Melinda aterrorizada. –Me ha secuestrado…

-¿Mel? –preguntó sorprendiéndose. – ¿Dónde estás? ¿Estás bien?

-Cristian, estoy en una habitación con las manos ata… -pero no terminó de escuchar la frase.

-Ya has escuchado suficiente. –contestó Javier autoritariamente.

-¿Qué has hecho con ella? –preguntó Cristian casi a voces.

-Está en un lugar oculto. –dijo.

-¡Dime ahora mismo dónde está! –exigió furioso.

-No te alteres que aquí soy yo quien lleva las riendas. –respondió Javier con total calma.

-¡Libérala! –exigió Cristian.

-Si quieres volver a verla con vida, harás exactamente lo que voy a decirte… -dijo él con un tono autoritario.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 IMM Vlog

hola a tod@s!
bueno, con la euforia de haber ido a la presentación de JUNTOS, y de haber conocido a muchos bloggueros y bloggueras y con esa crónica hecha, aquí os dejo otro IMM Vlog.

En determinados momentos creo que desvarío un poco, pero bueno, ya sabéis como soy :P me salen solas esas cosas. Y ¡por cierto! casi no me puedo creer que Inma y yo vivamos en el mismo sitio, a escasas calles la una de la otra, Ais.... si ya lo dicen "el mundo es un pañuelo" jaja

Bueno que no me enrollo más y os dejo aquí el 7º IMM. Un poco más tarde subiré el capítulo. Tened paciencia que voy un poquillo atrasada.



Enséñame más de Mayu Shinjo
Un cadáver para un detective de Vicente Corachán
Ellas también viven de María del Pilar Muñoz
Juntos de Ally Condie
Derilium de Lauren Oliver

MUCHAS GRACIAS  a la Editorial Círculo Rojo por el envío de los ejemplares.

Espero que comentéis, que os guste el video y mis tonterías jaja

Un beso

PD: Por la noche subiré una entrada con las normas para que votéis mi texto de Amor mágico en el blog de Karol.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.