Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 1 de enero de 2012

Acechados epílogo


Epílogo

Tres años después…

            Melinda estaba con su hermana en el parque cerca de su casa. Estaban con Evelyn y con Eric, el hijo de Delia. No se llevaban mucho tiempo así que jugaban juntos.

            Las dos chicas estaban hablando distendidamente mientras los pequeños jugaban en el parque. Pero pasado un rato, Melinda miró hacia donde estaban su hija y su sobrino y no los vio en los columpios.

            -Delia ¿Y los niños? –preguntó.

            -Pues en el columpio.

            -No están. –contestó Melinda poniéndose nerviosa.

            Delia y Melinda se levantaron y fueron hasta los columpios. Empezaron a mirar por los alrededores para ver si encontraban a sus hijos, pero no había señal ninguna de que estuvieran por allí.

            Ellas empezaron a ponerse más y más nerviosas porque los niños no estaban. Pensaron en llamar a la policía, pero quisieron seguir buscando no fuera que les estuvieran gastando una broma, pero los niños seguían sin aparecer por más que les llamaban a gritos.

            Melinda fue hasta unos arbustos para ver si se habían escondido cuando alguien le tapó los ojos. Ella se asustó. Empezó a removerse y a intentar gritar pero también le tapó los ojos, con lo que su miedo aumentó.

            Empezó a llorar y en cuanto las primeras lágrimas mojaron la mano de quien la retenía, Melinda se vio libre en pocos segundos.  Se dio la vuelta y pudo ver a su marido muy angustiado al verla llorar.

            -¿Qué ocurre, preciosa mía?

            -Que no sabemos dónde están los niños… -contestó ella llorando más intensamente.

            -Claro que están. –dijo él sonriendo.

            -¿Dónde están?

            -Como nos vieron llegar corrieron hasta nosotros y a mi cuñadito no se le ocurrió otra cosa que gastaros una broma…

            -¿Pero os volvisteis locos? –preguntó a voces muy furiosa.

            -Lo siento. Ya sabes que tu cuñado es muy bromista.

            Melinda se reunión con su hermana que ya estaba con los dos pequeños y los abrazó fuerte. Mientras miraba furiosa a su cuñado.
           
            -Perdón… -se disculpó él.

            -Parece que tienes cinco años…

            -Ya le he regañado yo, tranquila. –dijo su hermana mirando a su marido con enfado.
           
            -Sólo fue una pequeña bromita. –contestó él sacando la lengua como si de un niño se tratara.

            -Pues no ha tenido gracia…

            -Lo sentimos. –se disculpó Cristian.

            -Más os vale compensarnos por semejante susto. –dijo Melinda de forma autoritaria.

            -¿Qué tal un viajecito a París? –propuso Kirian.

            -Suena muy bien. –dijo su mujer.

            -¿Y los niños?

            -Ya tenemos una canguro. Estuvo cuidando hijos de famosos, es la mejor candidata. Sabemos que trabaja bien por lo que hemos investigado, y sobre todo por lo que cobra, pero merecerá la pena. –explicó Cristian.

            Las chicas aceptaron y se quedaron sorprendidas por la sorpresa, no se esperaban algo así. Pero estaban contentas porque iban a viajar a la ciudad más romántica del mundo acompañadas de sus maridos y a solas, como habían soñado desde hacía mucho tiempo.

            Así disfrutaron de esa felicidad que tanto tiempo y esfuerzo les había costado conseguir. Sólo querían vivir una bonita y feliz vida juntos, sin preocupaciones y sin problemas. Habían pasado muchas dificultades, pero las superaron juntos y siempre manteniendo la esperanza de que llegarían a ser felices, tal como había ocurrido, pues al fin eran muy felices.

            FIN
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.