Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 29 de enero de 2013

texto adictos a la escritura

Hola Dimathian@s!

Aquí os dejo un relato que he preparado para este mes para Adictos a la escritura. Espero que os guste.



Inocentada: el fin del mundo
Habían anunciado el fin del mundo, según el calendario de los Mayas, el mundo se acababa en Diciembre de 2012, justo antes de la lotería de Navidad. Bueno casi mejor, porque si encima me tocaba la lotería para morirme a los pocos días era para mear y no echar gota...
Así que pensé que para ser el último día en que viviría debía hacer locuras, total, si al día siguiente íbamos a morir todos ¿Qué importaba nada? Así que me levanté temprano y tras hacer una lista de cosas que hacer en mi último día en la tierra, me dispuse a cumplirlas. No obstante, releí una vez más la lista para asegurarme de que todo lo importante estaba puesto:
-Conducir a máxima potencia mi coche por una carretera de peaje
-Robar un par de kilos de conguitos y lacasitos
-Comprarme toda la ropa que se me antojase
-Ir a un restaurante de 4 estrellas a comerme una mariscada y hacer un “sin pa”
- Llamar a gente importante para mí con la que hacía tiempo que no hablaba
-Relajarme en mi bañera con sales de baño y velitas perfumadas.
-Conocer a un chico guapo en una discoteca y lo que surja….
Más o menos estaban todas esas cosas que por vergüenza o porque eran delitos no podía haber cumplido, me propuse hacerlo todo ese día. Así que debía ponerme manos a la obra pues mi último día estaba muy ocupado y quería cumplirlo todo.
Así que poco a poco fui cumpliendo cada una de las cosas de la lista, mientras disfrutaba cada una de ellas como si tuviera cinco años. Estaba siendo muy divertido, sobre todo que no me pillasen haciéndolo.
Hasta que llegó la noche y sólo me faltaba encontrar un ligue con el que pasa esa última noche de existencia de la raza humana, para poder disfrutar de esos placeres carnales por última vez. No tardé mucho en encontrarle. Un chico guapo, moreno, musculoso y de ojos verdes estaba tomando una copa con otro chico en la barra de la discoteca a la que solía ir a menudo y tras respirar profundamente me acerqué a él. Le susurré al oído que me sentía sola y que quería compañía. Al chico casi se le salieron los ojos de sus órbitas. Asintió y tras despedirse de su amigo nos fuimos en su coche hasta su casa. No tardamos en empezar a besarnos y manosearnos por todas partes tras haber cruzado el umbral de su casa. Fue una noche loca, intensa, caliente y sobre todo una noche de pleno placer en el que no hubo ni preservativo, total, si después íbamos a morir…

Desperté tras unas horas aunque no sabía cuántas, quizás todavía no había llegado la hora en el que el mundo llegaba a su fin, pero miré mi reloj y era casi la una del mediodía, con lo cual, el mundo se suponía que se debía haber acabado hacia unas cuantas horas. Me quedé blanca tras darme cuenta de todo lo que había hecho ese día. Quizás aún estaba soñando, pero me pellizqué en la mano y comprobé que estaba despierta mientras ponía la televisión en el comedor de ese desconocido. Así que ahí estaba yo sentada viendo la televisión, era la noticia del día en todas las cadenas. El fin del mundo que según los Mayas llegaba este año 2012 seguía vivito y coleando.
¿Era una broma? ¿Después de todas las cosas que había hecho el mundo no se acababa? Sería una inocentada porque si no, se me podía caer el pelo si me pillaban en algo, y teniendo en cuenta que unas cuantas cosas eran delitos estaba empezando a tener miedo… Y el colmo fue cuando sentí unas manos varoniles rodeando mi cuerpo. Aquel desconocido me reclamaba en la cama de nuevo. ¡Madre mía! ¡Haciéndolo con un desconocido y sin preservativo ni nada! ¡Lo mismo era un pervertido o un loco!
-¿Pensabas que se acabaría el mundo de verdad? –preguntó sonriendo mientras no paraba de observar la cara de tonta que tenía en esos momentos.
-Pues… la verdad es que si. Por eso quería compañía, porque pensé que era el último día y estuve haciendo unas cuantas locuras –confesé sonrojada.
-Eso me pareció anoche. Pero oye, no iba a desperdiciar una noche de sexo con una tía tan buena. Lo cierto es que no había hecho nunca con nadie el amor así de esta forma tan… salvaje.
-Yo… la verdad es que… -no sabía qué decir ni qué hacer, estaba muerta de la vergüenza por la situación.
-Si te soy sincero, me alegra que lo hicieras porque si no hemos muerto por el calendario Maya, no te apures que haré que muramos del placer sin salir de mi cama. Así que…
No terminó la frase, me cogió en volandas y me llevó hasta su cama para poseerme una y otra vez, haciéndome sentir en el cielo. El universo de los Mayas me había gastado una inocentada, pero gracias a eso aprendí a vivir la vida al límite y encontré una persona con la que disfrutar de esos placeres carnales de la vida, que no me había atrevido casi a probar por ser cohibida. Desde ese día las cosas cambiaron pues descubrí todo lo que podía dar y recibir de una persona sin que fueran cosas materiales.



Un besote
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 rosas :

Dora Ku dijo...

María: Menos mal que quienes leemos los relatos de Adictos, somos adulto con cierto criterio, porque si lo lee un adolescente calenturiento, va a pensar que debería vivir "la vida loca", de la que habla y canta Ricky Marti.
No me asusta, ni me escandaliza esta filosofía, pero creo que ya bastantes consecuencias se ven y escuchan todos los días con respecto del sexo sin protección.
Ya hasta dicen que lo más benigno es que salga una chica preñada, en comparación con los "otros premios".
Bueno, no es mi intención dar una lección de higiene.
Tu relato me parece bueno: Doña Ku

Cloe dijo...

¿Si no hemos muerto por el calendario Maya...haré que muramos de placer?, quien no ha soñado con eso alguna vez wowwwwwwwww...........me ha encantado tu relato. Saludos

Tania Yesivell dijo...

Nada como perder el miedo para
a) darse un gusto
b) pasar una vergüenza
c) pasar un susto
d) ...

Raul Asencio Navarro dijo...

Entiendo tu relato y no creo que cuando lo escribieses estuvieses pensando en hacer apología del sexo imprudente e inseguro. Dentro del contexto se entiende.

Más allá de eso, he de decir que me ha gustado bastante: está escrita de forma que el lector se siente próximo, de forma que creas empatía. Eso es lo que más me ha agradado, ya que la historia, un tanto simple -que no mala, ni mucho menos-, está al servicio de la moraleja.

Un cordial saludo!

Maria Orgaz dijo...

Gracias por los comentarios.
hombre lo hice de esa forma porque era algo ficticio. Ya que ya no el hecho en sí de hacerlo sin protección es algo que las chicas ya no concebimos, si no que además ese flechazo rara vez sucede. Por eso me gustó hacerlo así, pues era bastante idílico.
Me alegra que os haya gustado :)

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.