Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 7 de marzo de 2013

La bruja golosa

Hola Dimathian@s!

Aquí os traigo algo diferente y peculiar. El otro día en clase en la universidad, en la asignatura de biblioteca, tuvimos que coger un personaje malo de algún cuento y contar el cuento desde su versión. En realidad era como si fuéramos niños inventándonos el cuento, así que salió algo muy divertido. Espero que os guste y que opinéis.


La bruja golosa
Bueno chicos, voy a contaros, como siendo una bruja golosa, acabé siendo asada en mi propio horno.
Yo vivía en el bosque desde hacía muchos años en una casa de madera un poco aburrida y triste. Siempre me sentía muy sola y decidí apuntarme a cursos de cocina para pasar el rato. Tenía que practicar las recetas después en casa para saber si lo hacía bien.
Tan buenas eran mis recetas que todo lo que hacía me lo comía, hasta que un día llegué hacer hasta 200 pasteles, 500 bombones y mil gominolas de diferentes colores. Como cada día iba haciendo más y más dulces, no llegaba a comerme todos porque empecé a verme tan gorda que me salió celulitis en todas las partes de mi cuerpo, y muchos granos, uno muy gordo en la nariz.
Como encima estaba sola en este soso bosque, nadie podía acompañarme para comerse conmigo esos riquísimos dulces que preparaba todos los días, y claro, con lo caro que me salía a mí los ingredientes, no iba a tirarlo a la basura! Era un pecado! Así que, pensando en lo fea que era mi casa y viendo todos esos dulces amontonados a punto de estropearse y que le salían hasta patas del moho, decidí hacer una casa de chocolate y gominolas
¡¡¡¡Mi casa era preciosa!!!!! Con miles de colores y olores que atraían a los pajaritos a mi ventana...hasta que un día, no sólo llegaron pajaritos, unos raros niños con la cara sucia y las manos llenas de barro, empezaron a hincarle el diente a mi preciosa puerta de galleta oreo!! Con lo que me había costado esa receta!!!... quería esperar a que se fueran para repararla, pero no hubo manera, después de comerse el picaporte y el rodapié, empezaron a comerse el felpudo y ¡hasta la caseta donde guardaba mi escoba!...
Entonces decidí invitarles a mi casa para que al menos, no se comieran mis paredes de caramelo de dulce de leche. Cada día les preparaba varios dulces porque si a ellos les gustaba, pensé que les gustaría a todos los niños del mundo y ellos podrían encargarse de propagarlo por los pueblos de alrededor y así convertirme en una gran chef. Mi nombre sería  SOCCIERE SUCRÉ y pondría mi restaurante en la gran Torre Eiffel
Pero estos niños no paraban de comer.  Comían y comían, se ponían cada vez más gordos y nunca me daban las gracias por mis ricos pasteles, ¡después de tirarme todo el día cocinando!.
¡¡¡¡Eran unos desagradecidos!!!! Como se notaba que en su casa sus padres no les daban ricas comidas!!!
Un día cansada de estos antipáticos niños, decidí que prefería estar sola hasta conseguir triunfar como chef, porque total, ya sabía que mis pasteles eran exquisitos! Quise echarles y no había manera, así que les amenacé con que les metería en el horno! Se pusieron a gritar como descosidos.
¿Pero es que estos niños no se daban cuenta que con lo gordos que estaban no entrarían en el horno aunque de verdad hubiera querido cocerles? Vamos, ¡¡¡qué ni haciendo palanca!!!
Pues nada, ellos gritaban y gritaban, corrían por toda la casa, hasta que la niña tropezó con el gordo de su hermano, me empujó con su enorme culo, con tan mala pata que me metí en mi propio horno, ¡después de haber estado durante meses haciendo la dieta Dukan!
Así que aquí estoy, consumiéndome entre mis propias llamas, pensando lo tonta que había sido, amargándome con esa estúpida dieta, que de haber sido gorda, yo tampoco hubiera cabido en mi horno
Así que un consejillo antes de consumirme, quedaros como estáis, las dietas no son buenas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.