Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

miércoles, 28 de agosto de 2013

Manifiesto. Consumismo

Hola Dimathian@s!

Aquí me tenéis otro día más en el blog, con un manifiesto, una especie de protesta sobre temas que creo que son de actualidad e importantes, para así levantar un debate.

Hoy quiero hablaros sobre el Consumismo.

Ese acto que en algunos momentos todos cometemos (creo que más por mujeres que por hombres, pero no en todos los casos), y que nos lleva a un gasto desmesurado y a veces innecesario de dinero en cosas, que en algunas ocasiones, son estorbos o cosas que no utilizaremos.







Antiguamente, la gente no podía permitirse comprar demasiadas cosas, tan solo la comida y la ropa necesaria para el día a día. Dos de los mayores caprichos a los que la gente aspiraba eran un coche y una casa. Y para hacer semejantes sacrificios, trabajan toda la vida y rara vez se iban de vacaciones.

Pero como el poder adquisitivo de la gente empezó a crecer, en el país empezaron a abrirse muchas tiendas y muchos lugares de ocio y diversión para que esos trabajadores se gastasen el sueldo en ropa, comida o juegos y demás elementos de ocio.

Siendo sincera, creo que a todo el mundo le gusta viajar, comprarse ropa, o libros o cualquier cosa que le apasione y le haga sentirse feliz. Pero eso lleva una pequeña trampa, que a veces vemos tantos anuncios en la televisión y nos "ponen los dientes largos" de tal forma, que sentimos una necesidad irrefrenable de gastar ese dinero para conseguir ese objeto en concreto.









Por ello, los dueños de las grandes marcas de ropa, o dueños de centros comerciales, agencias de viajes y demás empresarios que viven gracias al gasto de la gente trabajadora en sus empresas, se dedican a estudiar la sociedad. De esa forma, ven las carencias y excesos y también los gustos y preferencias. Así consiguen sacar al mercado, cosas que son necesarias, aunque en mi opinión no lo son. Nos hacen pensar que las necesitamos.
Yo no sé vosotros y vosotras, pero yo me asombro cómo durante las rebajas, la gente se pelea por un pantalón solo por el hecho de que cuesta muy barato. Yo misma reconozco que en ocasiones caigo en la tentación, en especial en rebajas. Parece que el ser humano tiene un resorte, que cuando lee o escucha la palabra REBAJAS, se activa. Inmediatamente después siente la imperiosa necesidad de gastar dinero. Se compra ropa, juegos, libros, música, DVD, adornos, y cualquier cosa que tenga ese lindo y llamativo cartel que tanto nos trastorna.
Hay gente que no ve que tiene ese problema como todo el mundo en esta sociedad. Y para no sentirse culpables aluden a esa frase que todos conocemos: "Como son rebajas..."
Pero chicos y chicas, eso no es excusa. Todo el mundo se queja de estar en crisis (ojo! que lo estamos). Y pretendemos ahorrar, pero no trabajar más, pretendemos tener dinero para gastar pero seguimos gastando, es que eso es algo contraproducente!!!
Si queremos ahorrar, no basta con comprar en los supermercados la marca blanca de todos los productos si igualmente nos llevamos medio supermercado, se trata de comprar lo necesario, lo que se va a utilizlar y comer, no comprar por comprar.
Si queremos ahorrar, no debemos darnos caprichos tontos, es cierto que hay que disfrutar de la vida, pero con mesura. Como dice mi abuela "si ganas 10, no te gastes 11".

Yo me propuse algo a principios de este año, de momento lo voy cumpliendo, voy despacio, pero al menos voy pasito a pasito. Me compré en un chino una hucha en forma del clásico cerdito.

Era llamativo porque tiene una frase grabada en el cuerpo: "No hay mejor ahorrar que poco gastar". Y tiene toda la razón del mundo, este bendito animalito.... Es como los mensajes de los paquetes de tabaco. No a todo el mundo le hace despertar la conciencia, pero si se la despierta a unos pocos, habrá merecido la pena.
En fin, sigo que me pierdo. Yo tengo mi cuenta en el banco donde me ingresa el dinero de mi trabajo, pero claro, cuando uno tiene la dichosa tarjeta, no mides lo que gastas, que si los gastos de la casa, del coche, caprichos varios, y tenemos otra frase típica para tratar de quitarnos el peso de la conciencia: "total, como lo pago con tarjeta no lo noto". Si, la cuenta lo nota y a fin de mes se nota, y en los ahorros se nota....

Así que para tratar de quitarme de esa secta llamada "sociedad consumista compulsiva" decidí comprar la hucha. Todos los días que reuno dinero suelto, ya sean euros o centimos, los voy metiendo en la hucha. Como tengo cerrado con llave el animalito, de ahí no sale ya el dinero que entra.
Con eso pretendo tener unos ahorros que no toco para nada, que como mucho servirían para alguna emergencia o para gastos importantes futuros.

También he barajado la opción de abrir otra cuenta a parte para ir haciendo transferencias de una a la otra, pero con ese método se corre el peligro de usar la tarjeta de esa cuenta y se vuelve al mismo pecado inicial. Por el momento, el apaño del cerdito está siendo eficaz y parece que poco a poco soy capaz de alejarme de esa secta tan potente.
Hace tiempo que no compro cosas si sé que no las voy a usar, y trato de ahorrar lo máximo posible. De cuando en cuando, me doy caprichos para mi o con mi pareja, porque en la vida uno "trabaja para vivir, no vive para trabajar", pero siempre haciendo bien las cuentas de los dineros y pagos.

Pero como estoy abierta a sugerencias, os pregunto ¿Qué opináis sobre este tema? ¿Tenéis otros métodos de ahorro? ¿Cuáles?

Espero abrir el debate!

un besote
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.