Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

sábado, 5 de octubre de 2013

Minirrelato. Alma. gemela.

Durante toda mi vida siempre había hecho lo correcto en todo, con mi familia, con mis amigos, en el colegio, después en el trabajo. A todas horas me las ingeniaba para hacer bien las cosas, para no defraudar a nadie, quería que se reconociera mi trabajo y mi forma de ser. Pero lo cierto es que pasaba desapercibida, nunca recibía un "gracias" o un "buen trabajo" y tras tantos años empecé a estar harta de todo.

Una noche había salido con una amiga de fiesta, lo cierto es que quería despejarme, olvidarme de todo y divertirme. Entre Daniela y yo siempre había habido un vínculo muy fuerte, llevábamos siendo amigas desde el colegio, nos lo contábamos todo y hacíamos muchísimos planes juntas. En la discoteca al bailar, vimos a dos chicos que estaban junto a la barra tomando unas copas. Decidimos acercarnos pues Daniela sabìa que estaba cabreada esa noche y que necesitaba pasármelo bien.

-Hola chicos, somos Daniela y Melinda, ¿Os apetece bailar? -preguntó mi amiga con una sonrisa pícara.

-Claro, somos Cristian y Kirian, mucho gusto.

Así que los cuatro nos fuimos a la pista. Kirian cogió por la cintura a Daniela y Cristian me cogió a mí para empezar a bailar. Así pasaron las horas entre bailes y algún que otro beso. Todo iba de maravilla, los chicos eran guapos, bailaban bien, besaban bien y nos lo estábamos pasando como nunca.

Pero empezaba a hacerse tarde, y era hora de ir regresando a casa. Yo tenia un piso muy cerca de allí, pero la casa de Daniela estaba bastante lejos. Así que le dije que se viniera a dormir a mi casa. Lo cierto es que ella estaba pensando en ir con Kirian a mi casa, y yo tampoco había descartado la idea de dormir esa noche con Cristian, porque me había gustado. Al final ni hizo falta convencerlos para venir con nosotras porque ellos se ofrecieron a acompañarnos para no volver solas. Cuando llegamos al portal, ellos esperaron tímidamente sin pasar, pero nosotras les arrastramos de la mano.

Al subir a mi casa, ellos estaban muy parados, como si no estuvieran seguros de estar allí, pero se dejaron llevar. Cada pareja nos metimos en una habitación para dormir o lo que cada cual quisiera. Yo cerré la puerta de la habitación y Cristian se quedó parado mirando al suelo. Estaba muy raro y no entendía el porqué.
Me acerqué a él y le besé, arrastrándole hasta la cama sin parar de besarle. Al llegar a la cama el se resistió un poco a tumbarse pero como hice fuerza y perdí el equilibrio caímos los dos a la cama. Nos reímos por la situación pero él seguía muy callado. Así que decidí que yo llevaría las riendas, además estaba cansada de complacer a los demás, por una vez, haría lo que me diera la gana, como enrollarme y acostarme con ese chico. Le quité la camiseta y tenía un cuerpo de infarto, ¡Qué abdominales!
Después me quité la camiseta dejando a la vista un sujetador gris plata que me resaltaba el poco pecho que tenía y entonces él se incorporó.

-Para, por favor...

-¿Qué ocurre? ¿Es que no te gusto? -pregunté nerviosa.

-Me encantas, eres preciosa, pero... sé que si hacemos esto ahora, probablemente mañana ya no nos volvamos a ver nunca, y...  te parecerá una locura y una tontería pero... he tenido un flechazo y mi corazón me dice que eres la mujer de mi vida. Así que quiero hacer las cosas bien.

Yo me quedé de piedra, no sabía qué responder, estaba preparada para un rechazo porque no le gustase físicamente, pero no podría haber adivinado que diría una cosa así. Le miré sin saber qué responder, pues estaba bloqueada en esos instantes.

-Yo no sé qué decir...

Cristian fue el que empezó a hablar, a contarme las malas experiencias en el amor, en cómo era de carácter, sus gustos.... Me lo contó todo y luego me tocó a mí, no paramos de hablar en toda la noche tumbados en la cama y abrazados. Tenía sueño pero no podía dormir, me intrigaba ver cómo continuaba esa extraña situación.  Por la mañana como escuchamos levantarse a Daniela y a Kirian, decidimos salir de la habitación para desayunar los cuatro.
Le conté a Daniela lo sucedido con Cristian y se puso como loca a abrazarme.

-Tía, qué bonito, eso si que es un caballero. Aunque yo no me puedo quejar de hombre. Los dos queríamos acostarnos, pero hace un rato antes de levantarnos, me ha dicho que quiere que nos conozcamos más y que quedemos muy a menudo -contestó mi amiga con una sonrisa en su rostro.

-Me alegro mucho, nena, a ver cómo va todo con estos chicos, ¿no?

Ambas reímos de felicidad por una situación tan extraña que solo hubiéramos esperado en las películas. Pero decidimos arriesgarnos, y aunque había sido un inicio extraño, queríamos ver lo que sucedía. Yo sabía que mi familia no lo vería bien, pero quise que desde el principio, Cristian viviera conmigo. Al principio se enfadaron mucho porque no nos conocíamos de nada, pero después, le conocieron y quedaron maravillados.
                                                             ****

Dos años después, Daniela y Kirian siguen juntos y yo también continuo con Cristian aunque... no estoy sola. Pues acabo de enterarme de que estoy embarazada. Será una nueva etapa y una vida diferente a la que teníamos, pero sé que todo saldrá bien, porque Cristian tenía razón, somos almas gemelas y por eso él tuvo el flechazo aquella noche....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.