Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




sábado, 19 de octubre de 2013

¿Organizar el tiempo?

Cuando era pequeña organizarme el tiempo era sencillo, todo lo que tenía que hacer era seguir el horario. Por el dia desde las 9 hasta las 5 al colegio, llegar a casa, merendar y hacer deberes. Si terminaba pronto, veía una película, si terminaba tarde, directamente a cenar. Después ver un poco la televisión y a dormir, y al dia siguiente lo mismo.
En fines de semana, planes con mis padres pero que no se salían mucho fuera de lo común.

Según fui creciendo tuve otra clase de planes, pues en los fines de semana, quedaba con las amigas, dentro de los horarios que me permitían mis padres. Y eso ya requería algo más de organización, para vestirme, hora de quedar, sitio a donde ir... Al principio con una paga pequeña, no podíamos hacer muchos planes, tan solo si ahorrábamos, nos permitíamos ir al cine o algo así.

Una vez que dejas el instituto y vas a la universidad, como es algo que depende de ti, ya eres mayor de edad y los horarios no están tan marcados porque tambien tienes que quedarte a hacer prácticas o trabajos, el tiempo es más limitado y hay que organizarse mucho mejor.
Ya puedes quedar más con las amigas, hacer más planes... o también con el novio si es que lo tienes.

Y cuando empiezas a trabajar, tienes otros horarios, pero dispones de dinero, con lo que disfrutar de planes gracias al dinero que te ganas con tu esfuerzo es muy gratificante, pero es cuando te das cuenta de lo costoso que es conseguir dinero. Al principio tienes rachas de gastar mucho dinero, porque ves que quieres ir a sitios o comprar muchas cosas, pero luego te vas controlando, porque ves que el dinero pronto se va, mucho más cuando tienes gastos fijos como coche o casa, en cuyo caso, prima más tener dinero para el alquiler y para comer, que salir un fin de semana de marcha o comprarse ropa.

Pero a fin de cuentas, todo se basa en horarios, en cómo organizar el tiempo y el dinero y por desgracia no venimos de nacimiento con un manual de instrucciones sobre cómo hacer las cosas.

Ahora que estoy independizada, me gusta más disfrutar de ratos caseros y familiares con mis amigas, mi familia y mi chico, que ir a cualquier lugar o comprar cosas.

¿Cómo os organizáis vosotr@s?

Un besote

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.