Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 1 de abril de 2015

Minirrelatos... Admirador

Llevaba mucho tiempo enamorada en secreto de Daniel, el guaperas del trabajo. El chico más simpático y guapo que teníamos en la plantilla de la oficina. Siempre que había que hacer algún proyecto conjunto para mejorar y crecer en la empresa, trataba de ponerme en su equipo para así poder estar a su lado, verle, hablarle... 
El caso era que me ponía nerviosísima cada vez que me hablaba mirándome a los ojos. Parecía una quinceañera con las hormonas revolucionadas. "¡Despierta!" me decía a mi misma cada vez que era consciente de mi actitud.
En varias ocasiones, había querido acercarme para charlar con él y tratar de quedar fuera del trabajo para así conocernos, pero en el último momento me echaba para atrás por la tremenda vergüenza que sentía ante el posible rechazo por su parte.
Hasta que un día, tras mi descanso de media mañana tuve una sorpresa en mi "despacho", aunque era mucho decir ante una mesita que delimitaba mi espacio como trabajadora en aquella empresa. Al regresar de la cafetería, encontré encima de mi mesa un paquetito envuelto en un precioso papel de regalo azul con un llamativo lacito plateado. 

Tenía una notita con mi nombre. La desdoble y me puse a leerla en voz baja, no quería llamar la atención. 

"No comprendo cómo no te has dado cuenta de cómo te miro a diario, preciosa. Siento unas tremendas ganas de besarte cuando te tengo cerca. Pero temo que me rechaces. Te propongo algo. Nos vemos en la puerta principal a la hora de la salida, en la esquina donde está el pequeño Kiosco de periódicos. Espero verte allí. Tendrás una grata sorpresa. Mientras espero que este detalle te haga sonreír. Un beso"

No había firma, pero yo esperaba que fuera de Daniel. Además yo sabía que era bastante atento, y seguro que la notita era suya. Lo que no sabía era cuál era la sorpresa. Así que abrí la pequeña caja con cuidado.  Dentro había una preciosa pulsera con un abalorio de plata en forma de corazón. Una amplia sonrisa se dibujó en mi rostro, era un detalle precioso.

Me la puse en seguida, lo único que quería era que llegara la hora de salir para poder encontrarme con él y como mínimo darle un beso como agradecimiento por tan bonito detalle. 
Pero cuando llegó la hora de salir, me sorprendió ver que Daniel salió muy deprisa. Tal vez quería estar abajo para esperarme. Yo recogí mi bolso y bajé tranquilamente por el ascensor. Llegué abajo y fui hasta la esquina. Busqué con la mirada a Daniel, le vi caminando unos metros más adelante y que se montó en su coche y se marchó. ¿Se había olvidado del encuentro? No entendía nada. 

-Me alegra que lleves puesta la pulsera, imagino que te ha gustado -dijo la voz de un chico a mi espalda. 

 Me giré y ahí estaba Kirian. Era otro compañero del trabajo, en algún proyecto habíamos coincidido. Era moreno, de ojos verdes, y lo cierto era que ya que me fijaba en aquel momento.... era un chico muy guapo. Pero me sorprendí al darme cuenta de que él era el chico de la sorpresa.

-Pues... es preciosa. Me ha sorprendido verte... No creí que tú... -Estaba un poco bloqueada, no sabía lo que decir. 

-Supongo que pensaste que era Daniel el anónimo. Como todas en la oficina. Pero hace mucho que me gustas, y querría que  fuéramos a tomar algo para conocernos más -pude ver que Kirian se sonrojó al decir las últimas palabras. 

Yo acepté la invitación, a fin de cuentas me había sorprendido y me había hecho un regalo. Nos fuimos a una cafetería cercana, y estuvimos merendando. Mientras hablamos de muchas cosas, para conocernos un poco. Y me di cuenta de que había sido una tonta despistada. Pues Kirian siempre había tratado de tener detalles conmigo, de querer entablar conversaciones y yo no le había hecho caso porque estaba muy ocupada mirando a Daniel que me ignoraba. Al final de la cita hasta nos dimos un inocente beso y yo no paré de pensar en él durante la noche.

Al día siguiente, en el trabajo, traté de acercarme un poco a Kirian, para charlar con él, y así conocernos un poco más. No me había dado cuenta de lo afortunada que era de que su mesa estuviera muy cerca de la mía. Ignoré bastante al resto de mis compañeros, pues Kirian era muy atento y amable conmigo y yo me empecé a sentir como una princesa que iba a ser conquistada por su galán. 
Tan absorta estaba con mi conquistador particular que ni me di cuenta de que Daniel se había acercado a mi mesa y me estaba hablando. 

-¿Te decía que si te apetece tomar el café juntos en el descanso? -preguntó por segunda vez. 

No me dio tiempo de responder, pues Kirian que lo había escuchado se acercó a nosotros. E interrumpió a Daniel. 

-Preciosa, vamos ya al descanso que tenemos que hablar para ver a qué hora vamos luego al cine -dijo con una sonrisa. 

-Eh... vale. 

Kirian cogió mi mano y nos marchamos los dos hacia la cafetería. Pero Daniel nos siguió con un gran enfado encima.Se puso delante de nosotros con los brazos cruzados. 

-Estaba hablando con ella, me has interrumpido. 

-Es mi chica, así que no la molestes -dijo Kirian ante mi asombro. Yo enmudecí.

-¿Desde cuando es tu chica? 

-Tú siempre la has ignorado, mientras que yo he tratado de cuidarla siempre. Así que no nos molestes. Ve con cualquiera de las otras chicas de la oficina que tienes muchas detrás. 

-Yo quiero hablar con ella, sé que yo le gusto -contestó con una amplia sonrisa. Cosa que me ofendió muchísimo. Era cierto que me había gustado mucho pero aquella actitud de prepotencia me hizo abrir los ojos. 

-Si que soy su chica y lo seguiré siendo, porque él no es un prepotente chulo como tú. Así que déjanos en paz. 

Kirian abrió los ojos de forma desmesurada, pero se notaba el orgullo que sintió de ver mi reacción y escuchar mis palabras. Nos fuimos a la cafetería y tal como había dicho él, terminamos yendo al cine. Y a partir de aquel día no dejamos de vernos un solo día. Lo que comenzó como un encuentro inocente, acabó convirtiéndose en una relación seria. Tenía a mi príncipe, que no era quien me había imaginado pero si era quien estaba esperando, el hombre de mi vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario en la entrada

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.