Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 1 de septiembre de 2010

Pequeño milagro de amor capitulo 27

27º- En peligro

Después de eso, la llamada se cortó. Melinda no podía creer que realmente su pesadilla se fuera a cumplir, pero empezaba a creer cada vez con más seguridad que se cumpliría.

-¿Qué ha dicho? –preguntó Kira.

Pero Melinda no la escuchaba, se había quedado paralizada, con la mirada perdida. Por sus ojos no paraban de caer lágrimas sin control. Se levantó casi de forma automática, quería gritar, quería correr… quería aliviar esa angustia que se había instaurado en su interior.

Su embarazo no le permitía hacer nada de eso, lo que la hacía estar más impotente ante la pesadilla que iba a cumplirse. Su llanto se volvió más audible, más profundo. Sus hermanas se levantaron para ir a su lado y consolarla.

Justo antes de llegar a ella vieron como sus ojos se entornaban, poniéndose blancos, para luego cerrarse. Melinda empezó a desplomarse, cayendo lentamente como lentamente como si de una pluma se tratase.

Sus hermanas vieron lo que ocurría y se aceleraron para poder cogerla antes de que sufriera ningún daño. Fue Kira la que logró impedir que se hiciera daño. Su experiencia en peleas en la adolescencia, le había dado gran agilidad que conservaba.

-¿Qué la ha pasado? –preguntó Adriana muy alterada.

-Hay que llevarla a la cama, voy a revisarla. –dijo Dennis.

Dennis la cogió en brazos. A pesar de estar embarazada, no era un gran peso para los brazos de Dennis. La tumbó delicadamente en su cama y comenzó a revisarla. Después de un rato salió de la habitación.

Ellas que esperaban fuera, se pusieron más nerviosas al verle salir. – ¿Cómo se encuentra? –preguntaron casi a la vez.

-Ha tenido una subida de tensión por los nervios. –contestó. –Hay que tener mucho cuidado.

-¿Se pondrá bien? –preguntaron.

-Sí, aunque necesita descansar. –respondió. –Lo que me preocupa es que pueda sucederle algo al bebé.

-¿Y con lo de Cristian que hacemos? –preguntó Annette.

-Debemos esperar a que vuelva a llamar. Todavía no sabemos lo que quiere. –respondió abrazando a su mujer.

Pasadas unas horas, Melinda despertó algo desorientada. Sentía una mano en contacto con la suya. Abrió los ojos de golpe mirando a su lado, esperando encontrarse con Cristian, pero no lo encontró.

…………………………..

Cristian no sabía cuantas horas habían pasado desde que le habían cogido. Tenía los brazos un poco entumecidos de tenerlos atados por encima de la cabeza. Miraba con desprecio a Elena, que se regodeaba de lo lindo al verle así.

-¿Qué quieres?

-En realidad lo que quiero es vivir una buena vida. Así que me quedaré con la niña para que me pagues su manutención. –contestó alegremente.

-Dijiste que no querías que te estropeara la vida y te marchaste. –le recordó él.

-Ya, pero tú tienes dinero, y la forma de que me lo des es teniendo a la niña. –dijo con total tranquilidad.

-Ningún juez te dará la custodia sabiendo que la abandonaste y luego la quisiste secuestrar, y encima te escapaste de la cárcel. –su voz aumentaba de volumen considerablemente.

-¿Quién ha dicho que vaya a estar delante de un juez? –preguntó con ironía. –Yo voy a irme lejos, y tú todos los meses me pasarás dinero.

-Estás loca si crees que voy a permitir que MI hija se vaya contigo. –respondió.

-Pero es que no estás en posición de decir nada. –contestó acercándose a él. –Walter, ven aquí. –dijo en voz alta mirando a la puerta de la habitación.

A los pocos segundos, un hombre muy alto y fuerte, que parecía un armario entró en la habitación. Cristian no se achantó, por muy grande que fuera solo era un hombre.

Se fijó que entre sus manos llevaba una bolsa bastante grande. Le intrigaba saber lo que llevaba en ella. Pero una parte de él, le decía que no era algo bueno, que lo que ocultaba la bolsa sería algo peligroso.

Tal como se imaginaba. Empezó a ver como ese hombre, al que Elena había llamado Walter, comenzaba a vaciar la bolsa. Sacó alicates, navajas y lo peor, un gran látigo. En ese instante temió gravemente por su vida.

…………………………

-Hermanita, nos pegaste un susto… -comentó Kira suspirando.

-¿Sabéis ya algo de Cristian? –preguntó ella con preocupación.

-Pues… -comenzó a hablar su hermana. –Verás…

No sabían cómo decírselo porque temían su reacción. Dennis era el que más calmado estaba, así que se armó de valor y empezó a hablar. –Verás Melinda… Hace una hora ha llamado Elena.

-¿Y qué ha dicho? –preguntó. – ¿Va a soltar a Cristian?

-Pues… ha dicho que quiere a Evelyn, quiere cambiarla por Cristian. Pero que le paguemos la manutención de la niña. –explicó él.

-Es mi niña, ¡no puede llevársela! –dijo alterándose.

-Tranquila. –le pidió Annette.

5 comentarios:

  1. Pobres, deseando el 28 para ver que pasa

    ResponderEliminar
  2. ooooooooooohh! diooooooooss =( madre el 28!!! xD

    ResponderEliminar
  3. joeeeeerrrrrr como nos dejas asiiii???????????????maria x dios!!!!!!el 28 yaaa

    ResponderEliminar
  4. k hija de la gran puta elena no me jodas
    pcomo puede joder tanto a unas personas por dinero??? eks no lo entiendo :(

    ResponderEliminar
  5. esta zumbada esa tia!!!!!! por dios, el 28 yaaaa!!!!!! esta super genial, de verdad.. me has enganchado completamente a esta historia!!!! muchos besos!!!!!!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Gladiator

Hola Dimathian@s!! Hoy traigo un palucine, que para ser sincera, estaba  totalmente convencida de haberlo subido ya hace milenios, y re...

Rosómetro

Photobucket