Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 6 de octubre de 2010

Ambición capitulo 30

30º- El final

-¡Para, o le matarás! –gritó David.

-¡Es lo que se merece!

-Lo sé. Pero en la cárcel se pasará toda la vida por todo lo malo que ha hecho a esa pobre gente que tenía encerrada.

Darío después de unos minutos se calmó y consiguió serenarse. Volvieron a cargar con el doctor, que estaba inconsciente por los golpes y le llevaron fuera. Le maniataron, y David se comunicó por walkie-talkie con sus hombres para comprobar cómo había ido todo.

-¿Cómo van las cosas por cada zona? –preguntó para que todos los grupos le escucharan.

-El edificio 1 controlado. –dijo un hombre.

-El edificio 5 controlado. –contestó otro.

-El edificio 4 solo tenía cadáveres. Controlado. –respondió.

-El edificio 3 controlado, señor.

-El edificio 6 controlado. –respondió otro hombre.

-El edificio 2 controlado y liberado todo el mundo. –dijo. –Los llevamos a la parte principal para llevarlos a un hospital y examinarlos.

-Aquí les espero, buen trabajo. –dijo David.

Esperaron a que todos los marines llegaran para informarle de lo ocurrido en cada lugar. Escoltaban a un gran número de personas, se las veía hambrientas, enfermas y sucias. David se acercó a ellos.

-Mi nombre es David, soy coronel en la marina. Hemos venido a llevarles a sus hogares, no sin antes llevarles a un hospital. –explicó. –Están a salvo.

Después se dirigió a sus hombres, llamando a los jefes de cada grupo para que se reunieran con él. – ¿Cuántas bajas ha habido?

-De los suyos muy pocos, les pillamos por sorpresa y no pudieron resistirse casi ninguno. –explicó uno de ellos. –De los nuestros ninguno.

-Es una suerte. Muy buen trabajo. Nos largamos de este maldito lugar, no sin antes clausurarlo.

-Tengo que ir a hablar con el periodista que va a cubrir la noticia, me está esperando junto a dos amigos. –dijo Darío.
-De acuerdo, yo me encargaré de toda esta gentuza, y llevaré a la gente al hospital para un reconocimiento médico.

Darío salió de la base para encontrarse con Kirian y Cristian. Tenía ganas de contarles que todo había salido muy bien. Allí estaban ellos esperando junto a Alberto que tenía la cámara colocada en un trípode.

Los dos hermanos abrazaron efusivamente a Darío, estaban realmente felices de verle sano y salvo y sin ningún rasguño. –Menos mal que estás bien ¿Todo ha salido como estaba previsto? –preguntó Cristian.

-Sí. Y no pude controlarme, le di unos cuantos golpes al doctor, le tenía tantas ganas… -comentó al recordarlo.

-Bien merecido se lo tiene. Aunque yo me le hubiera cargado… -dijo Kirian apretando los puños.

-Créeme que, ganas no me faltaban. Me frenó David. –respondió. –Pagará todo lo que ha hecho, se pudrirá en la cárcel.

-Eso me parece bastante poco, la verdad. –contestó Kirian. –Pero al menos ya no hará más daño a la gente.

-Te presentamos a Alberto. –interrumpió Cristian cambiando de tema. –Él será el encargado de llevar esta noticia a todo el mundo.

-Esto cambiará el mundo y la forma de pensar de la gente. Lo cambiará todo, por eso hay que contarlo. –dijo Alberto.

-Iremos a un sitio tranquilo.

-De acuerdo, tan solo déjame que grabe un par de escenas aquí y luego ya contarás toda la historia en otro lugar. –explicó. –Vamos a hacer la introducción aquí.

Estuvieron grabando un rato. Alberto introducía la noticia, presentando a Darío, Kirian y Cristian para luego introducir la historia. Se marcharon a casa, donde las chicas estaban esperando impacientes.

Nada más sentir las llaves en la cerradura, se asomaron a la entradita de la casa. Abrazaron a sus maridos con fuerza. –Estábamos muy preocupadas. –dijo Melinda.

-Se nos hacía que tardabais mucho. –añadió Delia.

-Es que no era cosa de diez minutos. –dijo Cristian.

-Lo sabemos. –contestaron.

-Entonces… ¿Ya acabó todo? –preguntó Delia ilusionada. –Porque hemos decidido que queremos ir a Canarias de viaje.

-Claro, lo que queráis. –dijeron los hermanos a la vez, mientras abrazaban a sus queridas mujeres.

-Ahora lo que hay que ver es la reacción de la gente, seguramente a partir de mañana se verá cómo se lo toma el mundo. –comentó Cristian.

-Y Alberto nos pidió que vayamos a contar nuestra historia, todo lo que nos pasó. –añadió Kirian.

-¿A la tele? –preguntaron atónitas.

-A mi no me parece buena idea. –dijo Cristian. –Pero aquí el señorito tiene muchas ganas de salir en la tele. –añadió señalando a su hermano.

-No sé si es buena idea. –comentó Delia dubitativa.

-Bueno, ya lo hablaremos con calma. –dijo Cristian.

1 comentario:

  1. Me encanta!!!! espero el siguiente impaciente!!!! espero que no pase ya nada malo!!!! un besote, muaks!!!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Video Reseña: Azul para las pesadillas

Ficha técnica: Título: Azul para las pesadillas Autor: Laurie Faria Stolarz Año: 2009 Editorial:   Ediciones Jaguar ISB...

Rosómetro

Photobucket