Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 26 de octubre de 2010

Corazón dividido capitulo 16

16º-Mala noticia

Entonces recibió un aviso en su busca. Era su hijo, que acababa de ingresar en urgencias por un accidente.

– ¡Kirian sufrió un accidente!

-¿Qué? Pero ¿Cómo está?

-Iré a verle y a intentar ayudar. De momento, no le digas nada a Melinda, no la conviene alterarse.

-Está bien. Pero dime cómo se encuentra Kirian cuando lo sepas.

-Vale.

Cristian se fue hasta la habitación donde le habían dicho que habían puesto a Melinda. Pero se quedó unos minutos en la puerta. Tenía que estar tranquilo o Melinda acabaría dándose cuenta de que le pasaba algo.

Después de calmarse unos minutos, abrió lentamente la puerta. Dentro estaba Melinda en la cama, se acariciaba la barriguita con devoción. Él se acercó a la cama y la besó en los labios.

-¿Cómo te encuentras? –preguntó.

-Bien, aunque me duele el golpe. Dennis dijo que tendré que ponerme una pomada pero que estoy bien.

-Lo sé, le vi fuera y me lo dijo. –contestó. –Me pegaste un susto cuando te vi en el suelo… debiste llamarme.

-Lo siento… -se disculpó con una sonrisa. –Oye ¿Has avisado a Kirian para que venga? –preguntó.

-Eh… sí, le he llamado. Que dentro de un rato viene. –mintió.

-Vale. Aunque no ha sido nada. Seguro que en unas horas me voy a casa.

-Pero él querrá verte, es normal.

-La verdad es que me apetece que estéis los dos aquí. –contestó ella. –Aunque ya sé que a vosotros no os gusta demasiado.

-Bueno, tampoco es eso… -dijo Cristian.

Estuvieron hablando un rato, con lo que Melinda se relajó bastante. Pero empezaba a preguntarse porqué tardaba tanto en ir a verla.

–Oye ¿Cuánto más va a tardar Kirian?
-Pues…

No sabía lo que decir, intentaba hacer tiempo para encontrar alguna excusa Para ganar algo de tiempo, pero no era capaz de inventarse nada que pudiera convencerla sin que se alterara demasiado.

-Que ¿por qué tarda tanto en venir Kirian?

-Pues…

Afortunadamente para él, llamaron a la puerta y entró Dennis, su cara era de auténtica angustia.

–Hola. –dijo bastante seco.

Cristian ya se imaginaba que las noticias no eran buenas con la cara que traía Dennis. –Hola.

-¿Sabes por qué tarda tanto en venir Kirian? –preguntó Melinda.

-Pues… verás Melinda… -comenzó a decir. –Kirian… venía al hospital para verte, pero… ha tenido un accidente.

-¿Un accidente? ¿Y cómo está? ¿Se pondrá bien?

-El accidente ha sido muy grave, y… está en coma.

-¿En coma? Pero… ¿Se va a recuperar? –preguntó conteniendo las lágrimas.

-No lo sabemos. Puede que despierte en horas, días, meses o… que no despierte nunca. –contestó abatido.

-¡No, no puede ser! –chilló. –Se tiene que poner bien para conocer al bebé.

–Tranquilízate, debes estar tranquila. En tu estado no es bueno que te pongas nerviosa. –dijo mientras la abrazó.

-Quiero verle. –exigió.

-Es mejor que no. Eso podría alterarte demasiado.

-Me da igual, ¡quiero verle! –gritó enfadada.

-Mel, por favor. Haz caso a Dennis. –pidió él. –Si quieres voy a verle yo y te cuento cómo está ¿Vale?

-¡No! ¡Quiero verle yo! –volvió a chillar.

En esa ocasión empezó a ponerse más nerviosa y su respiración se agitaba por momentos. Ya no controló sus lágrimas, camufló su rostro entre las manos. Cristian intentó animarla.

–Vamos, no te pongas así. Seguro que se recupera. Pero tú tienes que estar calmada.

-¡Quiero verle! –gritó balbuceando.

Su nerviosismo aumentaba cada vez más y más. La tensión se le estaba disparando a causa de su estado tan alterado. Dennis se puso a controlarle el pulso y le tomó la tensión.

–Melinda, debes calmarte o podrías poner en peligro al bebé.

-Dejadme ver a Kirian, quiero ir a ver cómo está. –pidió con las lágrimas desbordándose por su rostro.

-Preciosa, es mejor que no. –dijo Cristian con dulzura.

-Quiero verlo. –dijo con decisión.

Entonces intentó levantarse de la cama para ir a buscar a Kirian. Pero entre Dennis y Cristian se lo impidieron, lo que hizo que su llanto fuera más intenso. Cristian intentó abrazarla para consolarla, pero ella le apartó de un manotazo.

4 comentarios:

  1. ostiaaaa!!!
    pero como puede averse kedado en coma aora¿???
    pobre melinda pork siempre esta pasandola algo y seguro k alfinal pone en peligro al bebe :S
    espero k todo acabe bien...
    besos wapa sige asi espero el sigiente

    ResponderEliminar
  2. dioooosss kiriaaan!! joder pobre mel uff... =S
    geniale l capitulo sigue asi guapaa

    ResponderEliminar
  3. Dios con q intrigas lo as dejado!! Quiero mas!

    ResponderEliminar
  4. Pobrecica jooo!!! Voy a por el siguiente k se m acumulan!! No dejas de subir, jajajaja!!! Bss wapa!!!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Hereditary

Hola Dimathian@s!!! Pues tras unas semanas en las que me ha sido imposible estar junto al ordenador ni tener tiempo para meterme en el ...

Rosómetro

Photobucket