Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 31 de octubre de 2010

Corazón dividido capitulo 22

22º- El pequeño Kirian

Dennis salió de la habitación pasado un rato, Cristian y Melinda estaban más relajados y ella ya había dejado de llorar.

-¿Ya estás más tranquila?

-¿Kirian sigue enfadado? –preguntó sin responder a Dennis.

-Bueno… digamos que lo está asimilando… -contestó. –Pero me preocupa otra cosa que es bastante más grave que vuestra relación.

-¿Qué es lo que pasa? –preguntó. -Me estás asustando. –dijo ella.

-Pues… a simple vista parece que Kirian está bien. Pero ha estado muchos años en coma y recordad que tuvo aquel derrame.

-¿Y qué? Ya despertó, y está bien ¿no?

-No exactamente. –respondió. –Le he pedido que intentara moverse y caminar un poco y un lado de su cuerpo no responde como debe.

-¿Qué? –preguntaron ambos al unísono.

-Tendrá que hacer rehabilitación. Aún así no sé si podrá recuperar la movilidad que tenía antes. El derrame le afectó más de lo que había pensado.

………………………

Cuando Cristian salió de la habitación, Dennis se había quedado callado, no sabía muy bien lo que decirle a su hijo después de tantos años. El pequeño Kirian seguía encima de la cama observándole con gran curiosidad.

-Yayo, ¿este papi es como el papi Cristian?

-¿Qué quieres decir que si soy como él? –preguntó el propio Kirian.

-El papi Cristian quiere mucho a mami y a mi también, pero dice que tú también. Y que soy especial porque tengo dos papis que quieren a mi mamá. –explicó el niño.

Kirian no sabía ni lo que responder. Estaba totalmente atónito de que el niño estuviera al corriente de la extraña relación que había entre ellos y parecía comprenderla muy bien, además que daba la sensación de que le gustaba mucho vivir con una familia así.

-Campeón, este papá está algo malito. Vamos a hacer unas cosas con él. ¿Quieres ser mi ayudante? –le preguntó Dennis.

-¡Vale, yayo!

-A ver, hijo quiero que te levantes y mantengas la postura erguida. –le pidió su padre.

Kirian se levantó de la cama con bastante esfuerzo. Pero la pierna derecha le falló y su padre tuvo que ayudarlo. Así estuvo haciendo varias cosas con él y una parte de su cuerpo no respondía como debía.

-¿Por qué no puedo hacer bien las cosas?

-Bueno hijo, supongo que esto ocurre porque hace unos años al poco tiempo de entrar en coma, tuviste un derrame. –explicó. –Como estabas en coma, no podíamos evaluar del todo los daños que eso causaría.

-¿Entonces voy a estar así toda la vida? –preguntó.

-Tal vez con rehabilitación consigamos que mejores un poco.

-Vale… -dijo abatido mirando al suelo.

-Oye hijo, sé que no es de mi incumbencia pero… ¿Por qué has sido tan duro con Melinda?

-¡Se casó con él! ¡Anda que le faltó tiempo! –gritó enfadado.

-Hijo, ella venía a verte y nunca te olvidó. Siempre mantuvo la esperanza de que, algún día te despertarías. –dijo.

-¿Y con eso ya tengo que estar contento? Yo también la quiero y ya no podré estar con ella.

-No pienses así, tal vez se pueda encontrar alguna solución.

El pequeño Kirian había escuchado la conversación y más o menos había comprendido el enfado de su otro papá. Se acercó a él y le dio toquecitos en la pierna para que le prestara atención.

-Mami dice que pronto estarás conmigo en casita para cuidarme. Y también dice que papá Cristian es mi papá, y que tú eres mi papá de sangre, pero no sé qué es eso…-dijo pensativo.

-Mamá siempre fue muy especial. –dijo con una sonrisa mirando a su hijo.

Cogió al pequeño Kirian y le puso en la cama a su lado para tenerle de frente. Le miró con gran dulzura. Era la primera vez desde que había despertado que se había puesto a observar con detenimiento a su hijo.

-Te pareces mucho a mamá. –dijo suspirando.

-Pero tiene tus ojos. –añadió Dennis.

-Lo veo…
-Hijo, ¿estarás más calmado con ella? –preguntó.

-Necesito tiempo para asimilar tantas cosas de golpe. –contestó bastante esquivo.

-Está bien. Voy a salir un poco. –Miró a su nieto. –Campeón, ¿Te quedas con papá mientras yo salgo fuera?

-Si, me gusta este papá.

Se quedaron a solas, y el niño no paraba de mirarle fijamente, acercó su manita hacia la cara de su padre. Tocó la barbita y empezó a reírse.

-¿Por qué te ríes? –preguntó Kirian extrañado.

-Porque tu barbita pincha.

3 comentarios:

  1. capitulazo :D
    me encanta preciosa
    y k rico es el niño jejej
    espero el siguiente :D

    ResponderEliminar
  2. Ayy ke monada de niñoooo!!!!! xDDD me encantó!!! Y seguro k lo arreglan!!!! Voy a por el siguuienteeee!!!!! bss wapa!!!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Hereditary

Hola Dimathian@s!!! Pues tras unas semanas en las que me ha sido imposible estar junto al ordenador ni tener tiempo para meterme en el ...

Rosómetro

Photobucket