Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 30 de noviembre de 2010

Juegos del destino capitulo 15

15º- La cruda realidad

Cristian se puso a desayunar pues tenía que distraerse con cualquier cosa, algo que le hiciera no estar tan preocupado por Melinda. Una hora más tarde, mientras estaba viendo la tele, se levantaron los demás miembros de la familia.

-Hijo ¿Qué haces despierto tan temprano? –preguntó Dennis.

-No podía dormir. Estaba harto de estar en la cama. –contestó mirando la tele.

-Hermanito, todo va a salir bien. –contesto Kirian dándole una palmadita en el hombro. –Tienes que ser positivo y tener esperanza.

-Pero ha perdido al bebé ¿Qué lado positivo le tengo que ver a eso? –preguntó mirándole con tristeza.

-Piensa que se va a recuperar muy pronto y que las cosas volverán a la normalidad. –contestó Kirian. –Además ya te dije ayer, que podrá tener más hijos.

-Ya pero ella no lo verá así. Era su hijo, aunque el padre fuera Javier. –contestó Cristian con gran pesar.

-Mira, cuando ya se despierte si quieres vemos lo que le decimos y qué palabras usamos. Yo debo irme. –dijo Kirian terminando de desayunar.

-Voy contigo. –contestó Cristian muy decidido.

-Está bien… -suspiró su hermano.

Se vistieron para así poder irse al hospital. Quedaron en que en cuanto supieran algo, llamarían a Adriana y Dennis para contarles cualquier cambio o novedad. Cristian estaba muy nervioso, no podía ocultarlo.

Llegaron al hospital, y su nerviosismo aumentó, Kirian se dio cuenta de que estaba demasiado intranquilo.

-Hermanito, si no te calmas, tendré que darte algo. –dijo Kirian.

-No, no. Estoy bien. –contestó sin hacerle demasiado caso.

-Mira, tú quédate en la sala de espera de la zona de los quirófanos y yo cuando acabe te cuento ¿Vale? –preguntó él.

-Está bien. Por favor cuídamela. –pidió emocionado.

-Claro. No te preocupes. –dijo abrazándole.

Kirian se metió hacia el quirófano mientras que Cristian se quedó sentado en una de esas incómodas sillas de plástico de la sala de espera. Miraba el reloj y le parecía como si el tiempo se hubiera ralentizado, como si los segundos fuesen horas.
Después de dos largas horas, Cristian vio a su hermano, que iba directo a él. tenía una expresión tranquila pero aún así estaba preocupado. Se levantó para acercarse cuanto antes a él.

-¿Cómo ha ido? ¿Ella se encuentra bien? –preguntó.

-Todo ha salido como esperábamos. En un par de días le daremos el alta.-explicó. –Dentro de media hora la llevaremos a la habitación para que puedas verla.

-Gracias… -suspiro mientras se abrazó a Kirian.

Esa hora, fue larga, aunque no tanto, pues estaba con su padre y su hermana, que intentaban distraerle para que la preocupación no fuera tan grande. Cuando por fin vio cómo entraban con Melinda en la habitación.

Descansaba sobre la cama, medio adormilada y la barriguita ya no estaba. Esa imagen le impresionó bastante a Cristian. Se acercó a ella y acarició su rostro con la yema de sus dedos.

Unos minutos más tarde, Melinda empezó a despertar. Estaba desorientada y miraba a todas partes tratando de averiguar lo que le había pasado y dónde estaba.

-Hola, preciosa… -dijo Cristian con suavidad.

-¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy? –preguntó ella.

-Estás en el hospital porque… Porque Javier te dio una paliza. –dijo intentando controlar su furia.

Melinda instintivamente se llevó la mano a la barriguita y se asustó al notar que estaba plana y con unos vendajes.

-¿Y mi bebé? –preguntó atemorizada.

-Mel, preciosa… Verás… No sé ni cómo decírtelo. –dijo intentando controlar las lágrimas que estaban a punto de desbordarse por sus ojos. –Verás… con la paliza que te dio… has perdido al bebé.

-¿Qué? –preguntó mientras la voz se le quebró.

-Lo siento mucho, yo quería a ese bebé como si fuera mío. –dijo abrazándola con mucho cuidado.

-Perdí a mi bebé… -dijo en un susurro antes de desmoronarse y comenzar a llorar de forma desconsolada.

-Preciosa mía… No llores, por favor… Yo… Me siento fatal, pero juntos saldremos adelante. –dijo sin poder contener más tiempo las lágrimas.

-Era mi bebé… -dijo llorando con más intensidad.
-Lo sé… -contestó besando sus cabellos. –Pero mi hermano me ha dicho que cuando te recuperes podrás tener más hijos sin ningún problema.

-¿Por qué me ha pasado esto? –preguntó mirándole con tal desconsuelo en los ojos que a Cristian pareció clavársele una daga en el corazón.

-Javier es un hijo de puta, pero te juro que como le encuentre no saldrá vivo. Le haré pagar cada golpe que te ha dado. –lo juró con seriedad.

-No, no hagas nada. –dijo Melinda. –Solo abrázame y bésame. –pidió Melinda totalmente abatida.

4 comentarios:

  1. ooooohhh pobre Mel =( que penaa!!Estoy deseando leer el siguiente capitulo!=D un besitoo!!

    ResponderEliminar
  2. oohhh diooos spobre mel de verdad joer =( k triste pero bueno cristian es encantador xDDD sigue asi guapaa aiiiss un besito me encantoo

    ResponderEliminar
  3. dios dios dios me encanta el capitulo por la parte tierna peor por la parte de lo del bebe diooooossss esk le mataba tel o juro
    pobre melinda sige asi :)

    ResponderEliminar
  4. Pobrecitos, lo pasan mal!!!! Solo espero ke no haga cristian nada y que pronto tengan otro bebecito xDDD Me ha gustado mucho!!! Un besote wapa!!!! Espero ansiosa el siguiente!!!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Hereditary

Hola Dimathian@s!!! Pues tras unas semanas en las que me ha sido imposible estar junto al ordenador ni tener tiempo para meterme en el ...

Rosómetro

Photobucket