Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 25 de enero de 2011

Amor prohibido 2 capítulo 1

1º-Afrontando la situación

Al entrar en casa, tanto Marcos como Luna abrazaron a Evelyn con fuerza. Ella respondió al abrazo con muchas ganas. Después se dio una ducha y se cambió de ropa, mientras su familia esperaba en el comedor.

Disfrutó de la ducha, realmente había estado en muy malas condiciones en esa casa abandonada. Pero llegaba el momento de enfrentarse a la situación y de asumir la decisión que había tomado.

Entró en el comedor y se sentó al lado de Kirian. Mandaron a Marcos y a Luna a la habitación, pues tenían que hablar temas muy serios. Cuando estuvieron los cuatro solos el ambiente se tensó un poco.

-Hija, Kirian ya nos contó lo que pasó. –dijo Cristian intentando estar calmado.

-¿Estáis enfadados? –preguntó con miedo.

-Tenemos que admitir que no es lo que esperábamos con la edad que tienes. Pero queremos hablar las cosas. –comentó.

-Yo… quiero tenerlo. –contestó sin mirarlos.

En ese momento, Kirian le rodeó los hombros con su fuerte brazo en señal de apoyo.

–Y yo voy a apoyarla.

-Hija, te entiendo. Yo también hubiera sido incapaz de abortar o de darlo en adopción. –explicó su madre.

-Pero va a ser complicado. –respondió Cristian. – ¿Qué harás para ir a clase y luego a la universidad?

-No sé, no lo he pensado.

-Bueno, a ver, no nos agobiemos. –dijo Melinda. –De momento puede seguir yendo a clase. Cuando nazca el bebé, que esté unos meses sin ir, hasta que deje de amamantar al niño. Y luego que retome los estudios y todo.

-Espero que en el colegio no pongan pegas. –comentó Cristian preocupado.

-Yo… buscaré otro trabajo para los fines de semana. –dijo Kirian.

-¿Otro trabajo? –preguntó Evelyn extrañada. –Pero si en el tuyo ganas mucho dinero. ¿No?

-Ya pero el bebé va a suponer muchos gastos.

-Yo, también puedo ponerme a trabajar. –dijo ella.

-No, tú tienes que acabar tus estudios. –contestó su padre.

-Pero…

-Evelyn, tu padre tiene tazón. Además con que trabaje yo, es suficiente. –explicó su novio.

-Todo esto no tendríamos que hablarlo, si hubierais tenido más cuidado… –comentó Cristian en tono severo.

-Papá, por favor…

-Lo sé, lo sé, “a lo hecho, pecho” –dijo suspirando.

Decidieron no decir nada a Marcos y mucho menos a Luna. No al menos hasta que no fuera más evidente el embarazo. Avisaron al colegio, y les dijeron que Javier había sido expulsado.

Al avisar al colegio, no se lo tomaron demasiado bien, pero el director finalmente aceptó. A Cristian no le sentó demasiado bien el mal genio del director.

–Lo malo no es él, sino el AMPA y el Consejo Escolar…

-¡Qué digan lo que quieran! Ella tiene derecho a asistir a clase aunque esté en estado. –respondió Melinda.

-Papá, nosotros nos vamos a la habitación, que tenemos cosas que hablar. –les interrumpió Evelyn.

Entraron a su habitación y cerraron la puerta. Se sentaron en la cama y ella se abrazó a Kirian.

–Todo esto ha pasado porque me dejé llevar. Si te hubiera dicho mi plan, tal vez hubieras cogido protección…

-Todavía estás a tiempo de abortar, sino estás lista. –dijo él.

-No es eso, pero esto nos va a cambiar la vida. Sobre todo a mí, sin haber acabado los estudios. –contestó sin mirarle.

Él levantó su rostro para mirarla con un profundo cariño y amor. La amaba más que a su vida.

–Eh, no quiero verte mal. Es cierto que debimos tener cuidado. Pero ahora lo que importa es que te cuides. Para que el pequeñín nazca sano. –comentó poniendo su mano en la tripa plana de su novia.

-Supongo que tienes razón.

-Bueno, pues mañana a clase. Te iré a recoger cuando acabes. –dijo él.

-Pero si ya no está Javier…

-Me da igual. Además ahora tengo que cuidarte mucho más. –contestó besándola cariñosamente.

-Gracias. Seguro que serás un padre estupendo, con lo bien que me cuidas a mí... –dijo devolviéndole el beso.

–Me voy, que tienes que descansar, mañana te veo. Que se te den bien las clases. –contestó sonriendo y acariciándole el rostro.

Se despidieron, y luego Evelyn se fue a cenar, su familia ya la esperaba en la mesa de la cocina. Luna la miró muy atenta.

–Hermanita ¿Te irás más veces con las amigas?

Ella no entendió muy bien a lo que se refería su hermana. Su madre la miró y luego miró a Luna.

–Pues no, ya estuvo unos días con sus amigas y ahora tiene que volver al cole ¿Verdad, hija?

-Ah… sí, si. Ya no vuelvo a irme.

1 comentario:

  1. Mmmmm!!! qué majo Kirian!!! qué bien se lo ha tomado Cristian!!! pensé que iba reaccionar peor. Me pongo ya a leer el 2º capítulo, jejeje, un beso ¡Ah! ¡¡¡Quiero un marcapáginas de tu blog!!!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Gladiator

Hola Dimathian@s!! Hoy traigo un palucine, que para ser sincera, estaba  totalmente convencida de haberlo subido ya hace milenios, y re...

Rosómetro

Photobucket