Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 18 de enero de 2011

Amor prohibido capítulo 31

31º-Sentimientos

-¿Qué me calme? –preguntó Evelyn.

-Si, cálmate. Lo hizo porque te quiere, y nosotras le ayudamos porque eres nuestra mejor amiga. –dijo Marta.

-¿Qué le ayudasteis? –preguntó. –Pero es que ¿os volvisteis todos locos o qué?

-Debes entenderlo, debes entenderme… -pidió Kirian. –Yo… no sé ni lo que hacer para ayudarte, y saber que tienes pesadillas por culpa de ese asqueroso ¡me saca de mis casillas! –explicó. –Yo solo quiero protegerte porque te quiero. –Se acercó a ella para que se mirasen a los ojos. –Te quiero con toda mi alma y por eso lo hice. ¿Podrás perdonarme?

Según la miró vio como sus ojos empezaron a ponerse vidriosos y las lágrimas empezaron a caer por su rostro.

–No vuelvas a hacer algo así, porque podía pasarte algo malo y no podría soportarlo.

-No debes preocuparte por mí. –dijo besándola.

Las chicas se alegraron mucho de que todo estuviera solucionado, e incluso aplaudieron cuando se estaban besando. Cosa que hizo que la pareja se sonrojara de forma desmesurada.

-¡Qué bonito! –dijeron a la vez.

-Chicas, por favor… -contestó Evelyn

Todos se relajaron después de la bonita reconciliación, pero se estaba haciendo bastante tarde y al día siguiente se marchaban de vacaciones. Se despidieron de Raquel y Marta, aunque quedaron en que se escribirían algún mensaje.

-Bueno, aunque nos escribiremos, que paséis una feliz navidad y entréis bien en el nuevo año. –dijo Evelyn abrazando a sus dos amigas del alma.

-Pasadlo bien parejita, y tened cuidado con lo que hacéis. –comentó Marta sonriendo abiertamente.

-Estaremos con toda mi familia. –respondió ruborizándose. Sabía al tema que se estaba refiriendo su amiga.

-Pasadlo muy bien vosotras. –añadió Kirian

Después de despedirse, Kirian cogió el bolso de Evelyn con sus cosas y se montaron en el coche. La llevó a su casa y se despidió de ella.

–Mañana a primera hora estoy aquí con mi maleta. Aunque tendré que venir en autobús, sino haber que hago con el coche.

-Lo puedes dejar en mi garaje, que caben dos coches.

-Está bien. Te veo mañana. Te quiero. –dijo besándola.

Toda la familia estuvo haciendo las maletas, tampoco querían llevar mucho equipaje pero era para bastantes días. Era un alivio que lo más abrigado que llevaran fuera una cazadora, puesto que, en Canarias hacía una temperatura muy agradable en pleno invierno.

Evelyn estuvo bastante distraída haciendo la maleta, tenía demasiados pensamientos que no la dejaban estar tranquila. Por una parte, seguía pensando en lo ocurrido con Javier, no pensaba decir nada en casa, aunque una parte de su interior la decía que sus padres debían saberlo.

Además pensaba en Kirian y en lo que había dicho su amiga. Tal vez podrían llegar a estar a solas durante las vacaciones y surgiría algún momento para intimar... ¿Qué haría entonces? ¿Estaba preparada?

Dudaba sobre lo que debía pensar sobre el tema, y por más que intentaba alejar esos pensamientos de su mente, más pensaba en ello. Como si estuvieran grabados a fuego en su mente.

Fue una larga noche para Evelyn. Ella estaba perdidamente enamorada de Kirian pero ¿Y si se sentía decepcionado por su falta de experiencia? Eso la estuvo atormentando toda la noche.

Así que cuando se levantó tenía unas prominentes ojeras. Se miró en el espejo de su habitación y suspiró.

–Genial, menuda cara… -dijo en voz alta.

Se levantó y sus padres ya estaban desayunando. Cuando Melinda vio la cara de cansancio y las ojeras de su hija, se preocupó mucho.

–Hija, tienes mala cara ¿Te encuentras bien?

-Es que no he dormido bien. –contestó preparándose la leche con cacao.

-¿Volviste a tener pesadillas? –preguntó su madre preocupada.

-No, no tuve pesadillas. No sé supongo que serán los nervios del viaje. –dijo intentando excusarse.

-Bueno, en el avión podrás dormirte un poco. –comentó su padre. – ¿A qué hora viene Kirian?

-No creo que tarde mucho en llegar, me dijo que estaría a primera hora. –respondió ella mientras desayunaba. –Por cierto, va a dejar el coche en el garaje.

-¿Y eso?

-Porque si no tenía que venirse en autobús desde su casa con la maleta. Y como en el garaje hay sitio, le dije que lo metiera dentro.

-Vale.

Estuvieron despertando a Marcos que se le habían pegado las sábanas, y Evelyn estuvo despertando a Luna. Fue a la que más dejaron dormir, ya que, era la pequeña. Ella estaba emocionada por la idea de las vacaciones fuera. Además sería la primera vez que montaría en avión.

Melinda le puso el desayuno a Luna.

–Oye mami, y el avión ¿Sube muy, muy alto? –preguntó cogiendo una galleta.

-Si, muy alto, así llegamos antes.

-Vale. ¿Y el príncipe cuando viene? –preguntó.

Justo en ese momento sonó el timbre. Evelyn sonrió desmesuradamente.

–Aquí está el príncipe, ¡voy a abrir! –gritó alegremente.

1 comentario:

  1. Me encantaaaaa!!! Quiero el siguiente yaaaaa!!!!! Espero que lo subas pronto!!!! Un besote wapa, está yendo genial la historia!!! Bss guapa

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Nuevo verano, nuevo blog!

Hola Dimathian@s!! Pues aquí traigo un video muy especial. Ya sabéis que hace bastante tiempo que mi blog estaba con el mismo aspecto, ...

Rosómetro

Photobucket