Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 9 de marzo de 2011

Escondite de amor capítulo 15

15º- Nuevos planes

A la mañana siguiente, Cristian se despertó antes que Melinda y se quedó observando cómo dormía plácidamente. Era tan hermosa…

Unos minutos más tarde, Melinda despertó poco a poco, encontrándose con el sonriente y relajado rostro de Cristian que no había dejado de mirarla.

-Hola… -dijo esbozando una tímida sonrisa.

-¿Has dormido bien, preciosa? –preguntó Cristian rozándole la mejilla con la yema de sus dedos.

-Sí, mucho. –contestó.

-Lo de anoche fue… -dijo sin terminar la frase.

-Yo… Lamento haberte hecho esperar tanto tiempo, pero estaba asustada. –confesó apartando la mirada.
-No lo sientas. –dijo Cristian levantando su barbilla para que se cruzasen sus miradas. –Comprendo que tuvieras miedo, y no pasa nada porque esperásemos. Aunque reconozco que me encantó lo de anoche. –al decir eso se ruborizó ligeramente.

Comenzaron un gran día, ya que esa noche apasionada había cambiado no solo su relación sino sus vidas sin ellos saberlo. Unos días más tarde, ya estaban más tranquilos y relajados porque podían vivir tranquilos, aunque no dejaban de tomar precauciones para evitar ser descubiertos por Walter.
……………………………………………………………………………………………
Hacía demasiados días que Javier se había peleado con Cristian, o eso pensaba él. La historia que le había contado Kirian era muy creíble y con el rohypnol le impedía recordar la verdad.

Pero Walter estaba cada vez más nervioso porque parecía que Melinda y la niña se habían esfumado con aquel chico.

-¿Cómo que no habéis dado con ellos? –preguntó a gritos.

-Lo lamento, señor. Deben haberse ido de la ciudad. –contestó Javier.

-Me da igual, buscadla, como hemos hecho siempre. –dijo él muy furioso. –Siempre la terminamos encontrando. Yo haré unas llamadas.

Eso dejó preocupado a Kirian. Sabía que Walter era muy poderoso y que tenía influencias y amigos en todas partes, lo que podría ser un grave problema. Se fue a la habitación donde estaba su mujer.

Pocas veces podía escabullirse durante el día para ir con ella, pero aprovechó que Walter estaba demasiado ocupado con esas llamadas como para preocuparse de él. Delia estaba en la habitación, con una gran cadena que la ataba al cabecero de la cama. desde que Melinda había escapado, la tenía así pues sabía que de esa forma podía hacer lo que quisiera con Kirian, sin que éste pudiera negarse.

-Mi amor, ¿Cómo estás? –preguntó mirando sus ojos de color coca-cola.

-Igual que siempre. –dijo ella con la mirada triste. –Yo… cada día tengo más miedo, porque a lo mejor algún día entra Walter y…

-No, no va a hacer eso. –contestó Kirian. –Sabe que teniéndote así yo haré lo que me pida, pero si te hace algún daño, el trato es invalidado.

-¿Sabes algo de Melinda? –preguntó tratando de distraerse un poco.

-Están bien. Pero Walter está muy furioso, me aterra pensar que con tantas amistades pueda llegar a dar con ellos.

-Ojala que no. –respondió Delia.

-Cariño, yo… Verás lo he estado pensando y… -dijo dubitativo. –Aunque sé que es peligroso, quiero intentarlo, si tú te ves capaz.

-¿De qué estás hablando? –preguntó Delia totalmente desconcertada.

-De largarnos de este maldito lugar. –dijo él apretando los puños.

-No podemos. Sabes lo que Walter nos haría…

-No, porque si no nos encuentra, no podrá hacernos nada. –contestó él cogiéndole el rostro entre las manos.

-¿Estás sugiriendo que escapemos? –preguntó ella.

-Eso es exactamente lo que estoy diciendo. –respondió muy seguro de sus palabras.

-Si nos encuentra nos matará… -contestó aterrada.

-Tú confía en mí. –dijo él. –Nos iremos con Melinda y Cristian. Así no estaremos solos y nos protegeremos mutuamente.

-Si tú estás seguro, yo también lo estoy. –dijo ella al fin. –Además echo mucho de menos a Melinda…

-Lo sé. Pero pronto estaremos con ellos. –contestó su marido. –Tú tranquila.

-Pero ¿Cómo vamos a escapar? –preguntó ella señalando su cadena.

-Es mejor que no lo sepas, será más seguro para ti. –respondió él besando a su mujer con gran pasión. –Ahora debo irme antes de que Walter se enfurezca más. Te veré por la noche.

-Te quiero. –dijo ella.

-Y yo también, mi ángel. –respondió dedicándole una amplia sonrisa.

Kirian tuvo que volver con Walter o sospecharía algo raro. Además las veces que había ido a ver a Delia durante el día, solo habían servido para que ambos recibieran golpes, así que tenían muy aprendida la lección.

Pero las cosas cambiarían muy pronto. Kirian no consentiría que tuvieran esa vida por mucho más tiempo. Aunque antes necesitaba hacer un par de cosas, necesarias si quería que el plan saliera bien.

8 comentarios:

  1. Esta genial, ojala que puedan escapar

    ResponderEliminar
  2. A ver si se reunen con Cristian y Melinda :)

    ResponderEliminar
  3. me encanta el capitulo, bueno la historia entera es preciosa bien el lado positivo aunk a walter em lo cargaba de vdd, espero los sigientes capitulos aunk lo siento por no comentar en todos besos wapa :)

    ResponderEliminar
  4. Como lo puedes dejar asi? No, no no!!! xD quiero leer mas!!! Está genial, se me ha echo cortísimo!! Un besito guapa!!!

    ResponderEliminar
  5. Confieso que me ha chocado lo de los ojos color coca cola, resulta cómico, jejejeje... También confieso que la mujer de Kirian no se llama Delia , no, sino Marimar JAJAJAJAJAJA... AMO A ESE HOMBRE...

    ResponderEliminar
  6. jajajajajajajajajaaja muy bueno Marimar jejejejejejejeejejejeje

    Muy bueno el capítulo, pero es verdad que se hace corto :(
    A ver si consiguen reunir con Cristian y Melinda *-*
    Besitos!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Gladiator

Hola Dimathian@s!! Hoy traigo un palucine, que para ser sincera, estaba  totalmente convencida de haberlo subido ya hace milenios, y re...

Rosómetro

Photobucket