Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




sábado, 9 de abril de 2011

Fuga de amor prólogo

Hola!
como sabéis que va a ocurrir todo eso de Bubok con el relato "Amor inesperado" gracias a la ayuda de Alezeia, pues aquí os dejo con otra novela para que la disfrutéis, os pondré la portada que a mi sister Alba le quedó muy bonita :)


Prólogo


La cena era tan aburrida que Cristian no prestaba atención a nada. No debía haber asistido a la cena, pero su hermano, Kirian que era dos años mayor que él, se había empeñado en que fuera.

-Hermanito, por favor, que pareces un fantasma. –dijo Kirian en voz baja.

-No tenía que haber venido... –contestó mareando la comida de su plato.
-Ya sabes que el jefe me pidió que vinieras. –le recordó su hermano.

-¿Para qué? –preguntó Cristian malhumorado. – ¿Para que vea cómo va a obligar a su hija a casarse con un tío para aumentar su empresa?

-No digas eso… -contestó Kirian. –No creo que esa sea su intención.

-¿Cómo que no? –preguntó molesto. –Tú sabes que yo estoy interesado en Melinda. Y él también lo sabe, por eso me hizo venir. Para restregarme por la cara que la va a casar con el hijo de Walter.

-Quizás ella está enamorada de Javier. –contestó Kirian pensativo.

-¿Y por eso está llorando? ¿Por la alegría de casarse? –preguntó Cristian señalando a Melinda con la mirada.

-Vaya… -dijo Kirian al ver que por el rostro pálido de Melinda caían algunas lágrimas. –Lo que no sé es cómo la gente no se da cuenta.

-Están demasiado ocupados lamiéndole el culo a Walter y comiendo como para darse cuenta de eso... –contestó Cristian furioso.

-¿Melinda sabe lo que sientes por ella? –preguntó Kirian.

-No, no me atreví a decírselo. –confesó avergonzado.

Kirian vio como el rostro de su hermano se ensombrecía, le conocía muy bien y sabía que por sus intensos ojos azules estaban a punto de brotar algunas lágrimas. Así que Cristian se levantó.

-Necesito ir un momento al baño a que me de el aire. –contestó marchándose al servicio.

Caminó hasta el cuarto de baño y al entrar cerró la puerta. Dio gracias a que estaba vació el servicio. Abrió el grifo y se mojó un poco la cara. Cerró los ojos sin poder parar de pensar en Melinda.

Habían sido compañeros de trabajo desde el primer día. Ella era la hija del jefe pero realmente estaba allí por méritos propios, era una gran profesional, además de muy inteligente.

Desde ese primer día se había enamorado de esa piel pálida, ese pelo moreno y esos ojos tan peculiares que eran verdes, marrones y grises. Era como un hermoso ángel al que había tenido la suerte de conocer.

Aunque jamás le confesó sus sentimientos y eso le estaba matando por dentro. Tal vez si le hubiera dicho lo que sentía, hubieran comenzado una relación y ella en ese momento no estaría prometida con Javier.

-¿Qué te pasa, niñito? –preguntó la voz de Warren de forma burlona. – ¿Se te ha metido algo en el ojo?

-¿Qué quieres? –preguntó Cristian muy molesto.

-Yo solo venía al baño. –dijo tranquilamente, mientras sus ojos marrones se clavaban en los ojos azules de Cristian.

-¿Por qué le vas a hacer eso a tu hija? –preguntó Cristian enfadado.

-Yo no la voy a hacer nada. Ella se casa con Javier porque quiere. –dijo haciéndose el loco.

-¡Y una mierda! –escupió Cristian furioso.

Se acercó a Warren y le sujetó por las solapas de la chaqueta del esmoquin. Pero Warren no se achantó ni mucho menos.

-Ten cuidadito, porque soy tu jefe, y porque este traje vale más que todo lo que vas a ganar en tu vida. –dijo seriamente.

Cristian le soltó y salió hecho una furia del baño. Regresó a su sitio solo para decirle algo a su hermano.

-Me largo de esta farsa. No pienso quedarme viendo como le destrozan la vida. – dijo Cristian.

-Vamos, hermanito… -trató de razonar con él.

Cristian no quiso escuchar a su hermano, se dio media vuelta, dispuesto a salir por la puerta. Nada más salir a la calle respiró profundamente para que el aire limpio le calmara un poco.

No se percató de que tras él había una persona que lo observaba. No se atrevía a acercarse a Cristian por miedo a su reacción. Pero reunió todo el valor que pudo y le rozó ligeramente el hombro.

Cristian sintió que alguien le tocaba en el hombro y se dio la vuelta, esperando encontrarse a su hermano o a Warren, pero se quedó boquiabierto al ver de quién se trataba.

-¿Melinda? ¿Qué haces aquí? –preguntó sorprendido.

-Vi que te marchabas… -contestó con tristeza.

-Lo siento pero… No puedo ver cómo tu padre va a prometerte con Javier… -contestó apenado.

-Yo… Mi padre me obliga… -respondió derramando algunas lágrimas.

-No te cases si no quieres... –dijo él mirándola intensamente.

-Mi padre me obliga… -contestó apenada. –No puedo decirle que no.

-Ya eres mayor de edad, no puede obligarte, y mucho menos a algo así. –respondió Cristian.

-Si me niego… No sabes lo que me hará.... –dijo ella.

Cristian no supo lo que decir. Veía el terror en los ojos de Melinda. Realmente, temía a su padre. Seguro que la había amenazado para que lo hiciera. Pero ¿Qué podía hacer él? No podía permitir que la hicieran daño.

12 comentarios:

  1. Cómo me ha gustado!!! Estoy deseando que subas el próximo capítulo ya xD

    ResponderEliminar
  2. Que bonita será al fuga ^_________^
    El próximo tiene que ser precioso *_*

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado!
    Pobre Melinda hay que ver que el padre que le ha tocado, seguro que christian le ayuda!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. O.oo
    Ohh!!!! me encantaaaa!!!! Ya quiero el primer capítulo!!!! Un besito guapa, continua asi!!! muaks!!!

    ResponderEliminar
  5. ostia k pasada esta historia tineeene buenisiimaa pintaa y me encantaaa stoy deseando leer el capi 1 ejej prontoo guapa bss =)

    ResponderEliminar
  6. ¡Esto tiene muy buena pinta! Que guay, aún me alegro por lo del otro relato, y este parece que va a ser genial. Esperaré con ansias al siguiente. Tan sólo decir, que conque los "malos" se llamen Walter y Javier como en el otro, ya me caen de P*t* pena x'D

    Un saludo^^

    ResponderEliminar
  7. Novia a la fuga!! o que se valla ya con Cristian!
    Me ha gustado mucho, estoy deseando leer mas, a ver que pasa...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. :o :o
    q le va hacer si no se casa?
    ahhh
    me gusto!

    ResponderEliminar
  9. Como mola! tiene muy buena pinta. :)

    ResponderEliminar
  10. muchísimas gracias por tantos comentarios!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    Que interesante! me ha gustado mucho ese prólogo ;) Pinta muy bien esta nueva historia ^.^

    Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Hola!, akí toy comenzando con esta historia k pinta muy buena.

    Menudo comienzo!, Cristian tiene k ver y aguantar como la mujer a la k ama tiene k casarse con otro x un capricho d su padre... k fuerte!!!.

    Sigo leyendo!!!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Hereditary

Hola Dimathian@s!!! Pues tras unas semanas en las que me ha sido imposible estar junto al ordenador ni tener tiempo para meterme en el ...

Rosómetro

Photobucket