Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




viernes, 24 de junio de 2011

Amor mágico capítulo 14

Capítulo 14º- Nuevo hogar
-Aquí estaréis a salvo. Os podéis quedar aquí en casa. –dijo ella con una sonrisa.

-Gracias, eres encantadora además de preciosa… -susurró con voz muy dulce.

-Eres muy amable. –respondió ruborizándose.

-Solo digo la verdad. Tienes una sonrisa tan linda que iluminaría a todo el poblado. –contestó haciendo que Nadira se derritiese por dentro.

-Tu compañera se sentirá muy afortunada al estar con alguien como tú. –dijo bajando la mirada.

           Malcom se acercó mucho más a ella quedando a pocos centímetros y con dos dedos levantó su rostro por la barbilla. Nadira estaba totalmente ruborizada y nerviosa ante la atenta mirada de él.

-No tengo compañera… todavía…

-¿No?

-Pero lo cierto es que me gustaría tenerla.

-Seguro que muchas suspiran por ti.

-Solo quiero que suspire una por mi, una que está ahora mismo conmigo…

-Eres encantador…

            Malcom posó sus manos sobre la delgada cintura de Nadira mientras sus rostros se acercaban para que sus labios se fundiesen en uno solo. Pero Iria empezó a gritar y llorar, con lo que ambos se asustaron y se separaron de golpe.

-¿Qué te pasa? –preguntó Malcom acercándose a ella.

-¿Dónde está Kirian?

-Había empezado a llorar de forma desconsolada y se abrazó a Malcom para tratar de calmarse. Él la consolaba pasando las manos por sus cabellos.

-Kirian está bien atendido, el padre de Nadira le está curando. No debes preocuparte por nada. ¿Entendido?

-¿Se pondrá bien? Quiero verlo.

-No te alteres, piensa en el bebé. –dijo Nadira.

-¿Cómo sabes lo de mi bebé? –preguntó extrañada y con miedo.

-Tranquila, aquí estáis a salvo. –respondió ella sonriendo.

-Llévame con él, por favor… necesito verle. –pidió casi con desesperación.

-Está bien… -suspiró. –Pero si te pones nerviosa yo mismo te traeré de vuelta y si hace falta lo haré a la fuerza.

-Vale.

            Iria se levantó con la ayuda de Malcom y Nadira los llevó al comedor donde Dennis estaba al lado de Kirian que ya estaba consciente. Ella al verle se acercó de forma acelerada para abrazarle y besarle.

-Mi preciosa niña… -suspiró él.

-Pensaba que te perdería… -contestó llorando con intensidad.

-Es fuerte además de cabezota. –bromeó Malcom.

-¿Dónde estamos? ¿Quiénes son ellos? –preguntó mirando a su alrededor.

-Soy Dennis y ella es mi hija Nadira. Yo te he curado, estabas bastante mal porque habías perdido bastante sangre. –explicó él.

-Gracias por ayudarle. –dijo Malcom tendiéndole la mano.

-Ha sido un placer.

            Estuvieron hablando, contando su historia y todo lo ocurrido con Warren en el bosque. Así que los acogieron encantados en su hogar. La esposa de Dennis había fallecido por culpa de Warren, con lo que Dennis sabía mejor que nadie lo que habían estado a punto de sufrir.

            Tenían bastante sitio, pues era una casa grande. Entre Malcom y Nadira la cercanía era cada vez más evidente pero ambos sentían un poco de vergüenza, no se atrevían a dar el paso. Mientras tanto, Kirian recuperaba las fuerzas poco a poco, el embarazo de Iria iba poco a poco.

……………………………………………………………………………………………

Y los días iban pasando, las semanas también… poco a poco la relación con Dennis y Nadira se hizo más estrecha, eran ya casi como una familia. Se protegían y cuidaban además de ayudarse siempre que lo necesitaban.

            Semanas más tarde, el embarazo de Iria cada vez era más evidente y la barriguita había empezado a notarse pues ya estaba de más de cuatro meses. Eso hizo que el ánimo de todos los de la casa fuese mejorando.

            A pesar de que habían tenido que extremar las precauciones pues los ataques de Warren en el bosque habían aumentado considerablemente y todo el mundo en el poblado tenía bastante miedo.

-Deberíamos hacer algo. Esto no puede continuar así. –dijo Kirian.

-Pero ¿qué podemos hacer? –preguntó Nadira.

-Atacarle. –contestó Malcom. –Atacarle y acabar con él.

-Es peligroso. –dijo Iria.

-Es muy peligroso. Él es fuerte, poderoso y se conoce mejor que nadie ese bosque. Ir a buscarle sería un suicidio. –explicó Dennis.

-Por eso hay que tenderle una trampa para tenerle donde queramos –dijo Malcom con una amplia sonrisa.

4 comentarios:

  1. oooh como molaaaaaa!! aiiiss malcom y nadira... (L) jaaja cuanto amor me encantaa!!! espero pronto el siguiente. me gusta la idea de malcom =) un beso guapa sta genial =)

    ResponderEliminar
  2. Malcom y Nadira <3

    Ya sé cómo es el plan, y... madre mía jajaja. A saber cómo sale ¡Espero que bien!

    Un saludo^^

    ResponderEliminar
  3. Me enncannta!
    Pero miedo me da que el vayan a atacar... Haber si Malcon Y Nadira dan el paso!

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Me encantan Malcon y Nadira *.*
    Y atacar? :/ que miedo me da... Iria con el embarazo no podrá ayudar mucho no?? que miedoo... esperemos que todo salga bien :)
    Besitos!

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Hereditary

Hola Dimathian@s!!! Pues tras unas semanas en las que me ha sido imposible estar junto al ordenador ni tener tiempo para meterme en el ...

Rosómetro

Photobucket