Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 6 de junio de 2011

Resurgir capítulo 29

29º- Lucha por los seres queridos

            Pasaron unos días, y Melinda decidió salir a comprar una tarta, quería sorprender a sus amigos, en especial a Kirian que tan importante se había vuelto para ella. Fue ponerse a pensar en él y un ligero rubor subió hasta sus mejillas.

            Aprovechó que estaban todos en el trabajo y que ella había sido la primera en regresar para así comprar la tarta y darles la sorpresa. Muy cerca de la casa había una pastelería que tenía unos dulces muy apetitosos y a buen precio, así que quiso coger allí la tarta.

            La escogió de chocolate, aún a sabiendas que les gustaba el chocolate pero a quien más le gustaba era a ella. Pero con el embarazo tenía antojo de chocolate a todas horas. y supuso que no les importaría.

            Una vez que la amable dependienta envolvió la tarta en una cómoda y preciosa caja de color beige con el logotipo de la pastelería y le dio el cambio, Melinda salió con la tarta en la mano rumbo a la casa para llegar antes que ellos tres.

No podía ni imaginarse que no estaba sola, pues dos sombras la seguían muy de cerca, acechándola, como dos carroñeros en busca de alimento. Pero Melinda siguió caminando sin saber la mala compañía que tenía cerca.

Llegó hasta casa y vio que las llaves no estaban echadas con lo que alguien había llegado ya del trabajo.

-Hola, ¿Ya volvisteis del trabajo? –preguntó en voz alta.

            Mientras esperaba una respuesta se dispuso a entrar pero recibió un empujón que la desestabilizó e hizo dar un traspié que casi la hizo caer al suelo. Giró la cabeza y el horror se apoderó de ella.

-¡Socorro! –gritó aterrada.

Kirian salió del comedor hasta el pasillo y vio a Melinda aterrorizada por dos chicos. Se acercó aceleradamente a ella, pero uno de los chicos la cogió por la fuerza y puso un cuchillo al lado de su cuello.

-Como te acerques más la cortaré este bonito cuello. –dijo con voz amenazante.

-¿Quiénes sois y qué queréis? –preguntó.

-Somos Javier y Enrique. Tal vez te sonemos… -comentó Javier con una media sonrisa en el rostro.

-Javier era mi compañero de trabajo, y Enrique es el que le dio la paliza a Cristian. –dijo Melinda con nerviosismo.

-¿Y cómo os conocisteis? –preguntó Kirian sin llegar a creerse tan rara y tensa situación.

-Somos hermanos. –respondió Enrique con una sonrisa de suficiencia.

-¿Qué? –preguntaron Kirian y Melinda sobresaltados.

-No es algo que suela saber la gente y ya que no nos parecemos mucho pues tampoco lo asocian… -explicó Javier.

-¿Qué queréis? –preguntó Kirian apretando los puños.

-A Melinda.

-No la hagáis daño o… -amenazó.

-¿O qué? ¿Acaso quieres que le raje el cuello? –preguntó Javier. –O… Quizás prefieres que le raje la tripa y el embarazo se interrumpa. –dijo acercando la navaja a la barriguita.

-¡No, no la hagáis daño! –gritó.

-No queremos hacerla daño. Solo la queremos de juguetito para nuestro entretenimiento y nuestro placer.

            Kirian se percató de que Elena y Delia estaban casi junto a la puerta observando inmóviles la escena y sin saber lo que hacer. Él debía ganar tiempo para evitar que hicieran algo a Melinda y así también evitar que pudieran coger a Elena y Delia. Pero no tenía idea de qué…

            Sin previo aviso y sorprendiendo a todos, Elena y Delia se abalanzaron sobre Javier y Enrique para tratar de noquearlos. Golpeándolos por todas partes, Kirian se unió a ellas, no sin antes apartar a Melinda para evitar que sufriera ningún daño.

            Elena acertó de pleno en la virilidad de Enrique que se dobló al sentir semejante dolor en su parte más delicada.  Su hermano se distrajo al verle así y fue el momento en que aprovechó para noquear a Javier.

            Poco tardó en dejarlo medio atontado, con lo que pudieron llamar a la policía. Les maniataron mientras que llegaba la policía, y se acercaron con Melinda que permanecía nerviosa y llorando.

-Melinda ¿Estás bien? –preguntó Kirian con preocupación.

-Tenía mucho miedo… -dijo llorando.

-¿Te hicieron algo o al bebé? –preguntó acariciando la barriguita y examinándola de arriba a abajo.

-No.

-Ven aquí. –dijo antes de abrazarla de forma cariñosa.

-No te alejes, abrázame fuerte… -pidió con desesperación.

-No te dejaré nunca. Te quiero… -dijo sin pensar en nada.

-Y yo… -susurró ella escondiendo el rostro en su pecho.

-¿Qué has dicho? –preguntó Kirian sin poder creérselo.

 PD: en las entradas anteriores. veréis los dos sorteos activos :)

9 comentarios:

  1. Vaya!!! Tremendo cap... Me ha encantado... Espero mas... Besos

    ResponderEliminar
  2. Ya tardaban esos desgraciados, menos mal que han sido hábiles :)
    Qué majos Melinda y Kirian, ains...jeje

    ResponderEliminar
  3. bien bien bien no les a pasado nada u melinda le a dixo k le kiere dois k bonito!!! me encantaaa aaaahhhh jejejej
    espero el sigiente besos

    ResponderEliminar
  4. me encantaa!! dios es increible el capii aiiis k mona melinda xDD jajajaj espero el siguiente pronto esta genial ejejje bss

    ResponderEliminar
  5. AA!AA!AA!AA!AA!
    Malnacidos >o< mira que poner la navaja en la barriguita YoY

    Y AA!AA!AA!AA!AA! xD que bonito el final *.*

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. menos mal! q le den x culo al par de pesados de enrique y javier...me encantaa!!

    ResponderEliminar
  7. O.o pensaba k lo habia leido, pero no!!!! me ncanta, pero son brutos!!! siempre le pasa algo a melinda con esto!!!! esperemos k se arregle la cosa!!!bss guapa!!!

    ResponderEliminar
  8. Por fin me voy a poner al día, dios mio.
    Me hace muchísima gracia leer a Enrique porque me recuerda a los relatos anteriores ;) Y menudo par de rufianes, me ponen mala, pero es muy bonito lo de Kirian y Melinda, aunque yo sigo echando en falta a mí Cristian, me voy a por el otro capítulo.

    Un beso^^

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Gladiator

Hola Dimathian@s!! Hoy traigo un palucine, que para ser sincera, estaba  totalmente convencida de haberlo subido ya hace milenios, y re...

Rosómetro

Photobucket