Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 12 de julio de 2011

Visiones Prólogo



Prólogo

Evelyn vagaba de regreso a casa, había estado muchas horas en el hospital y su cuerpo no aguantaba más. Las calles estaban solitarias, ya estaba anocheciendo en ese mes de Julio y su barrio estaba bastante apartado.

Estaban siendo unos días complicados para ella, no sabía lo que pasaría ni cómo afrontar lo que pudiera venir, sobre todo  si eran malas noticias. Entonces recibió n mensaje de texto en su móvil que hizo que despertara de su ensimismamiento.

Hola preciosa. ¿Dónde estás? Hace días que no hablamos. Me apetece que nos veamos porque estoy muy solo y me encantaría disfrutar de tu compañía. Un beso”. Era un mensaje de Kirian.

            Llevaba varios meses viéndose con él, no habían quedado en nada serio, pero se veían varias veces durante la semana. Desde que había sucedido todo aquello, no le había llamado, ni habían quedado, nada, no había dado señales de vida porque la mala noticia absorbía toda su energía.

Voy a mi casa. Ha pasado algo, por eso no te llamé ni nada. No tengo ganas, mejor nos vemos otro día. Un beso” Escribió el mensaje, lo leyó una vez y le dio al botón de enviar.

            Volvió a guardar el móvil en el bolsillo y giró para poder entrar en su calle. Su casa era la segunda, así que ya casi estaba allí. Una vez que se acercó a la verja de fuera, la abrió y entró en el pequeño patio. Después entró en casa y encendió la luz.

            Pero al hacerlo casi se muere del susto. Su madre estaba de pie en el pasillo. Estaba vestida con la ropa del hospital y la sangre chorreaba por su rostro. Evelyn se asustó pero no se atrevía a moverse ni un paso.

-¡Mamá! ¿Qué haces aquí? –preguntó aterrorizada.

-Hija, tu padre y yo nos vamos.

-¿Qué os vais? ¿A dónde, mamá?

-Ya no pertenecemos a este mundo. Pero no podía irme sin despedirme de ti. –dijo cariñosamente acercándose a ella.

-Mamá ¿Qué estás diciendo?

-No hemos superado las operaciones. Tu padre ya ha cruzado, pero yo necesitaba decirte adiós.

-No, mamá, por favor… No me dejéis sola… -suplicó entre lágrimas.

-Lo siento mucho, mi niña. Yo me quedaría contigo, pero ya no soy de este mundo, debo cruzar, tu padre me espera.

-¿Qué voy a hacer sola? No puedo estar sin vosotros…

El llanto iba en aumento.

-Eres fuerte, una gran chica y con un buen trabajo. Estoy segura de que saldrás adelante. Nosotros cuidaremos de ti desde el otro lado.

-No, mamá… Por favor…

-Siempre te vamos a querer, nunca lo olvides. Adiós mi pequeña… -dijo levantando la mano y rozando la mejilla de su hija por última vez.

            Melinda desapareció, dejando todo en un absoluto y sepulcral silencio que hizo que Evelyn llorase con más intensidad. Sus padres… habían muerto, o eso le había dicho la imagen de su madre…

Pocos segundos después, su móvil empezó a sonar. No se molestó en ver quién llamaba, pues con las lágrimas no era capaz de leerlo.

-¿Diga?

-Señorita Domenech, le llamo del hospital Severo Ochoa. Lamento comunicarle que sus padres han fallecido durante las operaciones. –dijo el médico.

-¿Cómo?

-Lo siento muchísimo, pero estaban muy graves tras el accidente. Mañana debe venir pues estarán arreglados ya los papeles de las defunciones. De verdad que lo siento. Si necesita cualquier cosa no dude en llamarme. –dijo antes de colgar.

            Evelyn se quedó con el móvil en la mano, con la mirada perdida, sentada en el suelo del pasillo, apoyada en la puerta de la entrada. No quiso moverse, ni hacer nada más que respirar, tratando de no perder el control por el llanto.

            Ese llanto se vio interrumpido por el timbre de la puerta. Se asomó por la mirilla y vio a Kirian. Estaba con su pelo castaño alborotado y tenía un gesto serio y preocupado. Abrió la puerta y se quedó quieta.

-¿Qué ha pasado? –preguntó nervioso.

-¿Qué haces aquí?

-¿Crees que al decirme que te había pasado algo iba a quedarme en casa tan tranquilamente?

            Ella se alegró de tener a alguien en esos momentos, su alma no aguantaba más. Se derrumbó, se abrazó a Kirian lo más fuerte que le permitieron sus brazos y lloró intensamente.

-Ey… ¿Qué ha pasado? Me estas asustando.

-Mis padres….

-¿Has discutido con ellos?

-Han muerto.

-¿Cómo que han muerto? –pregunto sobresaltándose.

8 comentarios:

  1. Me enncannta!
    Para empezar es un empieze un poco, bastante tristee!
    Esperando el siguiente!

    ResponderEliminar
  2. Me ha dejado sin palabras, es muy conmovedor él prólogo de tu nueva historia, estoy impaciente por leer el primer capítulo.
    ¿De verdad se han ido los padres de Evelyn?
    Me gusta tu nueva historia ;$
    Besos & te espero por mi blog ^-^

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho este primer capítulo ;) Está genial ^^ Me gusta que cambies un poco la temática en este ralato (porque he leído antes otra entrada en la que ponías que no tendría tanto amor como los otros).
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. ostiaa que pasada de capituloo!! madre mia empieza triste pero kirian y evelyyn prometen!! me encantaa guapaa jaja joer yo alucino con la imaginacion que tienes pa escribir tantas historias jaja lo haces muy bn bss guapa

    ResponderEliminar
  5. Uoooh! Nueva historia?
    Esta guay!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. joooder como empieza esto!!!!! que intriga!! me encantaa

    ResponderEliminar
  7. Perdona por tardar en comentarte, ya sabes que he estado liada!!!! Ahora tengo algo de tiempo, asik me pasaré poko a poko!!!! Está genial y empieza muy muy bien y terrorífico. Algo triste tb!! Un besote :)

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Nuevo verano, nuevo blog!

Hola Dimathian@s!! Pues aquí traigo un video muy especial. Ya sabéis que hace bastante tiempo que mi blog estaba con el mismo aspecto, ...

Rosómetro

Photobucket