Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




viernes, 19 de agosto de 2011

Visiones Epílogo

Epílogo
Diez años más tarde…

            Eric tenía diez años y su hermana Lizbeth cumplía ese día cinco años. Y Evelyn estaba embarazada de nuevo. Iban a celebrar el cumpleaños de la niña. Estaban esperando a Adriana que llegaría con su marido John, llevaban casados cuatro años.

-Cariño, va a llegar Adriana y no estás lista. –dijo Kirian desde el pasillo.

-No tengo la culpa de estar embarazada de siete meses, ¡así no hay quien se ponga nada de ropa! –gritó desde la habitación.

            Kirian entró en la habitación y vio a su mujer intentando colocarse un vestido azul cielo. No pudo evitar sonreír y se acercó a ella para tratar de ayudarla.

-Vamos, no te preocupes, yo te ayudo.

-Es lo único que no me gusta de estar embarazada…

-No digas eso, además… así puedo ver tu lindo cuerpo… -contestó besando su espalda que seguía descubierta al no haber podido abrochar el vestido.

-Nunca me he resistido a tus bonitas palabras…

-Lo sé, y por eso lo hago… -dijo empezando a besarse.

            En ese momento en que ambos se besaban, Eric entró y vio toda la escena esbozando una mueca de asco con la cara.

-Que no estáis solos…

-¿Crees que tus padres ya no se dan muestras de cariño? –preguntó Kirian.

-No esperaba verlo…

-Cariño, ¿Has ayudado a tu hermana a vestirse? ¿Ya ha terminado?

-Si, está como una loca con el vestido nuevo… -contestó su hijo.

            El timbre de la puerta sonó y fue Eric a abrir. Al otro lado del umbral se encontraba Adriana con su marido John, y su hija Iria de tres años que estaba en los brazos de su padre.

-Hola Eric. ¿Y están listos tus padres? ¿Y dónde está Lisbeth?

-Hola. Está en el comedor.

            Pasaron y fueron directos a felicitar a la niña que sonrió como una loca nada más verlos, los quería como si fueran sus tíos.

-¡Hola pequeña!

-¡Hola monstruo John!

-Hola princesita. –dijo Adriana.

-¡Lisbeth, quero jubar contigo!

-Y yo.

-Venga, iros a jugar. –dijo John bajando a la niña al suelo.

            La fiesta de cumpleaños empezó muy bien, todo era alegría y diversión. Los niños se lo estaban pasando realmente bien. Pero Eric se quedó parado, como una estatua.

-Hijo ¿Estás bien?

-Mamá, ¿Quién es esa señora? –preguntó con los ojos a punto de salirse de sus órbitas.

-Hijo, cálmate. –dijo Evelyn.

-¿Quién es y por qué está así con sangre? –preguntó señalando a una de las esquinas del comedor.

-Hijo, no hables tan alto…- sugirió su padre.

-Verás… ¿Recuerdas que a veces me has visto hacer alguna cosa rara?

-Sí.

-Hijo, en mi familia heredamos el don de hablar y ver a los espíritus. –respondió su madre entre susurros.

-¿Qué?

-Sshh… cálmate. –pidió Kirian.

-No me calmo. Decidme qué pasa. –exigió el chico.

            Se metieron en la cocina para estar alejados de las niñas. Evelyn tuvo que sentarse, el embarazo la tenía realmente fatigada a todas horas. Kirian se colocó a su lado.

-Hijo, te lo acabo de decir. En mi familia tenemos el don de ver y hablar con los espíritus. –dijo Evelyn mirando a su hijo.

-Pero eso no puede ser… solo pasa en las pelis…

-En la vida real también pasa. Y en nuestra familia es un don que heredamos.

-Pero… ¿No puedo hacer nada para no verlos?

-Me temo que no.

-Hijo, tampoco es nada malo. –añadió su padre.

-Me da miedo…

-Yo te ayudaré, te enseñaré para que sepas cómo hacerlo, cómo ayudarles a cruzar.

-¿Soy un bicho raro?

-Eres una persona muy especial con un don. –contestó su padre mirándole a los ojos.

-¿Lisbeth también tendrá el don?

-Seguramente si. –contestó su madre. –Pero no es nada malo.

-Ahora vamos a disfrutar de la fiesta, ya nos ocuparemos mañana de la señora. –dijo Kirian.

-Pero…

-No digas nada. Ella no se enfadará, y si se enfada se las va a ver conmigo. Pero suelen respetarme.

-Parece que lo dices como si fueras famosa… -comentó Eric.

-En el mundo de los espíritus lo soy. –dijo dedicándole una sonrisa.

-Entonces… ¿Nuestra familia es especial?

-Mucho. Y yo me alegro de corazón de formar parte de esta familia tan especial. –dijo Kirian abrazando a su mujer y su hijo.

-Sois los mejores…

            Así con el nuevo conocimiento del don familiar y de saber que su familia era tan especial siguieron con la fiesta. Eran muchas las cosas a aprender sobre el don y era difícil no poder compartir con los demás el secreto, pero merecía la pena.  Kirian siempre ayudaba en todo lo que podía buscando datos de los espíritus, e incluso Adriana y John les ayudaban de vez en cuando. Ambos habían aceptado el don y guardaban el secreto pues se sentían parte de la familia.

            Así vivieron tranquilos, felices, ocupándose de los espíritus que ocasionalmente aparecían en su vida. Evelyn incluso llegó a enseñarle los diarios a Eric, debía saberlo todo, incluido lo sucedido con Warren. No solo continuó escribiendo los diarios, si no que animó a su hijo a hacerlo, para que sus vivencias pasaran de generación en generación junto a su don.

                                                FIN

1 comentario:

  1. ooooohh k bonito finall eric tb heredó el don! aiiss me encantan k familia mas feliz =) sta genial y me da mucha pena k haya acabado jeje pero esta historia como todas me ha encantado =)

    ResponderEliminar

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Momentos de Palucine: Hereditary

Hola Dimathian@s!!! Pues tras unas semanas en las que me ha sido imposible estar junto al ordenador ni tener tiempo para meterme en el ...

Rosómetro

Photobucket