Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 5 de agosto de 2013

Minirrelato. Romeo

Cogí la fotografía que tenía en la mesa de cuando Cristian era pequeño. No podía creer lo mucho que se parecía mi hijo a él. No podía negar que era hijo suyo y me sentía terriblemente mal, porque no soportaba que no quisiera hacerse cargo del bebé, de su hijo.

Sabía que no era algo fácil teniendo 22 años, pero la mayor responsabilidad era para mi que era la madre. Me sentía furiosa con él puesto que yo le amaba, y sabía que él también, pero si no aceptaba al niño no podría estar a su lado.

Intenté llamarle, hacerle entrar en razón. Me desesperaba que no cogiera el teléfono y sabía de sobra que veía las llamadas, pues se conectaba a menudo al Whatsapp, y tampoco me respondía los mensajes que le dejaba. Estaba empezando a enloquecer por su comportamiento cobarde e infantil.

Una semana más tarde, estaba acunando a mi pequeño Romeo cuando sonó la puerta de la casa. Con el niño en brazos fui directa hasta la puerta para abrirla. No esperaba a nadie por lo que estaba intrigada sobre la llamada a la puerta.

Cuando abrí me quedé sorprendida, delante de mi estaba Cristian con un ramo de rosas azules, mis favoritas, y una cesta con juguetes para el niño.

-¿Qué se significa esto? -pregunté extrañada y un poco temerosa de que fuera una broma pesada.

-Quiero que me perdones por salir huyendo, pero estaba asustado por la situación. Pero cuando me mandaste aquella foto del niño por Whatsapp.... Lo siento, de verdad, perdóname. Quiero estar contigo y con el niño. ¿Me aceptas en tu vida de nuevo?

Le dejé pasar dentro de casa, dejó los regalos en la mesa y yo me senté en el sofá. Cristian se colocó a mi lado y antes de que ninguno de los dos pudiéramos hablar, mi pequeño Romeo se quedó mirando a su padre y alargó sus manitas en la dirección de su padre. Él sonrió antes de cogerlo cariñosamente entre sus brazos.

Al fin éramos una familia, seria difícil por la juventud de ambos, pero el amor que nos teníamos y el amor por ese bebé nos harían fuertes para poder darle la mejor vida posible.

0 rosas:

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Novelas Publicadas






Seguidores

Entrada destacada

Nuevo verano, nuevo blog!

Hola Dimathian@s!! Pues aquí traigo un video muy especial. Ya sabéis que hace bastante tiempo que mi blog estaba con el mismo aspecto, ...

Rosómetro

Photobucket